Noticias Por Antonio López 27 noviembre, 2017

La Comisión de Apuestas británica no considera "apuestas" las cajas de botín

Recomienda, no obstante, supervisión paterna

La polémica sobre las cajas de botín o loot boxes no cesa. Recientemente, la Comisión de Apuestas del Reino Unido confirmó que, siempre según sus leyes, éstas no pueden considerarse como ilegales, aunque sí recomienda a padres y madres que estén al tanto de a qué videojuegos juegan, y cómo lo hacen, sus hijos e hijas.

Tim Miller, director ejecutivo de la Comisión, explicaba en una carta publicada en la web oficial de la entidad que las cajas de botín son algo que siguen de cerca desde hace meses. Son conscientes del riesgo que suponen para los menores, aunque a efectos legales no se pueden considerar apuestas según la legislación vigente en Reino Unido.

Miller recuerda que la definición de legalidad o ilegalidad de cualquier producto depende del Parlamento británico, mientras que la Comisión de Apuestas únicamente aplica dicha definición y cualquier cambio que el Parlamento crea conveniente. De esta manera, no pueden considerar como “apuesta” las cajas de botín.

No obstante, Miller coincide en la preocupación de los padres más que en aceptar o no que las cajas de botín sean apuestas. Miller entiende que muchos padres y madres vean las loot boxes como un riesgo que puede generar adicción en sus menores, por lo que recuerda que es un trabajo de todos vigilar a qué y cómo juegan los niños y los más jóvenes.