Noticias Por Antonio López 16 noviembre, 2016

EA destaca las virtudes de trabajar sólo con Frostbite

Esperan que también sea el motor gráfico de todas sus franquicias deportivas

Blake Jorgensen, jefe de operaciones financieras de EA, destacó en una reciente ponencia ofrecida en el marco del evento BS Global Technology Conference, en San Francisco, que su compañía está realizando grandes esfuerzos por ofrecer juegos más completos en todos los aspectos. Para llevar a cabo esta tarea resulta fundamental el uso del motor Frostbite, que se ha convertido en el estándar de los diferentes estudios que forman la multinacional.

En palabras del propio Jorgensen, vía DualShockers: “Estamos invirtiendo en hacer nuestro juegos mejores, con mejores efectos visuales, con mejores gráficos, con una mejor jugabilidad y con historias más profundas […] Si puedes mantener a la gente jugando a FIFA o Madden durante todo un año supone un enorme valor frente a otros títulos a los dedicas un rato y después pasas a otra cosa”.

Jorgensen confirma que el próximo juego deportivo en hacer uso del motor Frostbite, tras el éxito de FIFA 17, será Madden. El ejecutivo destacó que los estudios de EA trabajan antes con hasta 26 motores gráficos diferentes, lo que impedía la colaboración entre ellos. Ahora, con Frostbite como engine habitual, estudios como BioWare pueden colaborar con EA Sports para añadir novedades como el modo El Camino a juegos deportivos como FIFA 17.

Frostbite, añade Jorgensen, permite a los estudios de desarrollo crear sus propias herramientas de trabajo, por lo que después pueden compartirlas con los demás. FIFA 17, Battlefield 1, Dragon Age: Inquisition o Mass Effect Andromeda son algunos títulos recientes o de próximo lanzamiento de EA que hacen uso de la última versión del motor Frostbite.