Noticias Por César Rebolledo 3 diciembre, 2013

La progresión de personajes de The Elder Scrolls Online se deja ver en vídeo

Un desarrollador nos narra el sistema con el que nuestro personaje irá avanzando

La saga más famosa de Bethesda, con permiso de Fallout, dará el salto al online multijugador el año que viene con el lanzamiento de The Elder Scrolls Online.

Hoy llega un nuevo vídeo sobre el juego, en el que Nick Konkle -uno de los desarrolladores- nos explica de forma detallada el funcionamiento del sistema de desarrollo de nuestro personaje. Como siempre sucede en esta clase de juegos, entender éste sistema es totalmente esencial a la hora de crear un personaje a nuestra medida y gustos.

Partimos de una base habitual: puedes especializarte en algo, o ir creando un personaje equilibrado que no destacará en nada, pero podrá afrontar cualquier situación. Por supuesto, con suficiente tiempo podremos elevarlas todas para ser un auténtico peligro andante. Nuestra raza y clase influirán en lo que será el comienzo de nuestra personalización.

[videolpo]7435[/videolpo]

Como viene siendo habitual, conseguiremos experiencia a medida que derrotemos enemigos, viajemos, completemos misiones... subir un nivel supone conseguir un punto para asignar a un atributo (Salud, Magia o Stamina) y otro para asignar a una habilidad (aquí se englobaría nuestra “especialización”: espadas, mazas, arcos, magia…)

Cuanto más usemos una habilidad concreta, como pueda ser una habilidad relacionada con las espadas de una mano, a más habilidades tendremos acceso, o si usamos magias de elemento tierra, podremos tener acceso, como se indica en el vídeo, a magias como la petrificación.

Estas habilidades podrán evolucionar en otras cuando les hayamos dado suficiente uso, ya sea ampliando el rango de efecto de habilidades curativas, o haciendo que esta habilidad curativa regenere también nuestra magia. Por supuesto también están disponibles habilidades pasivas que mejoran estadísticas como el sigilo, el daño que hacemos, la posibilidad de incinerar enemigos con nuestra magia..

Existe también estilos que no serán los básicos que todos conocemos, como el mago, el guerrero o el arquero, sino que requerirán que llevemos a cabo acciones concretas, como puede ser unirnos al Gremio de Magos, al de Luchadores o incluso viajar hasta convertirnos en Hombre Lobo o Vampiro.

Los estilos tendrán sus propias Habilidades Definitivas, que no consumirán magia o stamina, sino que sólo podrán usarse “cuando se den una serie de circunstancias y que provocarán el caos en el entorno.