Noticias Por David Hernández 20 agosto, 2015

El terror de Until Dawn se luce en Madrid

Una inmensa trama condensada en alrededor de 10 horas de juego

La moda del terror adolescente regresa una vez más, pero en esta ocasión deja de lado esas películas palomiteras del cine, para llegarnos en forma de un videojuego, en concreto con un Until Dawn que se sitúa como uno de los reclamos más importantes que tenemos para PlayStation 4 a finales de este verano.

Si bien fuimos uno de los medios afortunados que pudimos probar una extensa demostración jugable del título el mes pasado, ahora hemos sido privilegiados en formar parte de un encuentro informal con Supermassive Games y la propia Sony para conocer, en mayor profundidad, ese aroma terrorífico que envuelve una propuesta que lleva al factor jugable el masticado género cinematográfico slasher.

En una de las salas de cine que Sony España tiene habilitadas en la capital de España para promocionar sus próximos lanzamientos, ha sido el escenario elegido para presentar a la prensa española Until Dawn, pero en esta ocasión con importantes personalidades que nos iban a hacer de la velada algo interesante con gran peso informativo. A pesar de que Until Dawn cuenta con la presencia de actores del calibre de Peter Stormare, Hayden Panettiere, Remi Malek o Brett Dalton, quizás los verdaderos protagonistas son los desarrolladores y productores que han hecho realidad que Until Dawn sea videojuego.

El miedo entiende de creatividad y de diálogo
Bastante sosegado y con cierta soltura ante los medios, Will Byles (director creativo), nos ha introducido las características que hacen único a Until Dawn, un juego definido como “una película de terror jugable” que, sin embargo, nos ofrece “una jugabilidad típica de aventura tradicional” donde cualquiera o incluso los ocho protagonistas pueden morir. Ese destino estará custodiado por los caprichos del llamado efecto mariposa, la clásica teoría del caos que dicta que toda acción tiene una consecuencia, y donde en Until Dawn se explota hasta la saciedad con unas decisiones que nos depararán distintos caminos argumentales con otros tantos desencadenantes, algo que acentuará la rejugabilidad del título.

Para sumergir al usuario en una trama de por sí impactante, se han puesto en liza unas técnicas “nunca antes vistas” en la captura de movimientos y expresiones de los actores, que hacen que en más de una ocasión nos quedemos con la boca abierta por su sumo realismo o bien nos tapemos la cara ante la llegada de algún susto. Y sí, aunque Until Dawn no ofrece un miedo tan profundo, es en sí una experiencia repleta de sustos y de momentos de tensión, sin saber muy bien cómo evitar una serie de sucesos.

Byles no dudó en mostrarnos las distintas consecuencias en un capítulo del juego que no habíamos visto antes, en la que dos adolescentes se encuentran encerrados en una especie de torre de comunicación con un loco asesino tendiéndoles trampas, pudiendo ver distintas formas de resolver -o no- la situación, que en el caso mostrado provocó una muerte realmente trágica. Until Dawn no se cortará con las escenas explícitas, y las pocas muertes que hemos visto son realmente duras, no aptas para todos los públicos.

Especial también ha sido la presencia de Graham Reznick, guionista del juego que ya tiene su experiencia en dar contenido a películas slasher, que aún éstas no han brillado, sí que saben entretener. De hecho, su papel principal en Until Dawn ha sido “el de dotar a cada uno de los personajes de credibilidad“, algo que no es nada fácil de realizar en una historia. Quizás por ello Reznick no ha dudado en inspirarse en películas del género como Sé lo que Hicisteis el Último Verano (1997) o incluso la saga Scream (1996), engatusando al espectador para después sorprenderle con algún desencadenante de improviso.

Su experiencia se ha reflejado en miles de páginas de diálogo que engloba Until Dawn y que se condensan en unas 9-10 horas de juego, bien consolidadas y con una respetable rejugabilidad, ciertamente necesaria en el título que nos atañe. Una de las formas en las que se intenta sorprender al jugador son con las decisiones, algo que deparará sus respectivos destinos dado que en el juego “tomar decisiones correctamente morales, no significa que los personajes vayan a sobrevivir”, porque de hecho, lo inesperado, “es un elemento contrario a lo que se piensa”, añadía Reznick.

Untill Dawn, un desarrollo que comenzó primero en PS3 para continuar en PlayStation 4, se ha convertido en una inmensa propuesta jugable con bastante de cinematografía adherida, que se juega bien, aunque poco, y que da miedo en su justa medida, sin exageraciones, pero deslizándose bien entre aquellos miedos primarios de los que hacen gala todos los seres humanos. La propuesta estará disponible a partir del 26 de agosto.