Artículos y reportajes Por David Soriano 15 noviembre, 2012

Activision presenta por todo lo alto Call of Duty: Black Ops II

En un escenario tan imponente como el juego.

El pasado lunes, víspera del lanzamiento mundial de Black Ops 2, el equipo de Activision en España celebró el ya habitual evento previo a la puesta a la venta de la entrega anual de la franquicia Call of Duty.

Estos eventos suelen ser los más esperados por parte de la prensa, pues es la ocasión perfecta para reunirse con la mayoría de los compañeros del sector, así como a los jugadores más destacados del online, entre ellos el clan PAIN, quienes nos representaron el pasado año en el evento que se celebró en Los Ángeles.

El evento estuvo conducido por la televisiva Tania Llasera, quien fue contando como iba a ser la velada. En esta ocasión, se optó por un método activo, en el que los invitados pudiésemos no sólo probar el juego, que se iba a poner oficialmente a la venta pasadas unas horas, sino que permitiera sentirnos soldados en cierta medida. Para ello se crearon 5 zonas en las que atravesar un laberinto de láseres, hacer volar quadrotores, tatuarnos (con pincel y pintura) nuestro amor por Call of Duty, crear una chapa con nuestra cara en sustitución del tipo de la portada o juntar nuestra imagen con los efectos especiales en la aplicación para iPad.

Tras un tiempo en los que ir disfrutando de las degustaciones y actividades, llegó el turno de las exposiciones. La vieja máquina que presidía las instalaciones madrileñas donde se celebró el evento sirvió para que dos personajes muy relacionados con la faceta sonora del juego nos dieran sus impresiones sobre el mismo.

En primer lugar subió al estrado Chris Cowell, jefe de sonido de Treyarch y el máximo responsable en todo lo que tiene que ver con este apartado. El portavoz de Treyarch nos contó como cualquier sonido que se escuche en el juego es una reproducción de uno real (una pisada, una gota, etc.). También comentó la dificultad entre comillas de poner sonido a las armas futuristas que incorpora el juego, pues no son reales o solamente parten de prototipos. Sin duda, y como ya os ampliaremos en nuestro análisis, este es uno de los proyectos más ambiciosos de Treyarch y del que Cowell dijo sentirse especialmente orgulloso.

Cowell dio paso al actor y director Jordi Mollá (Jamón jamón, Dos policías rebeldes 2, Colombiana) quien ha prestado su voz para el enemigo principal del juego Raúl Menéndez. Mollá, quien ya declaró que Menéndez le había parecido “el malo más malo visto en un videojuego” explicó las dificultades previas para dar el énfasis adecuado a su personaje, y su admiración por un personaje de este tipo, el cual se aferra a un plan determinado y se mantiene fiel a él, por muy descabellado que sea, añadiendo que le gustaría mucho hacer un papel de este estilo en el cine. También quiso mostrar su admiración por los actores de la captura de movimientos, que tienen la dificultad de imaginar todo el mundo que será creado digitalmente más tarde sin contar con ninguna referencia más allá de la pantalla azul o verde de turno que haga de croma.

Para ir abriendo boca hasta que fueran las 00 horas y por tanto oficialmente día 13, se organizó un torneo para repartir 3 ediciones “Paquete de Ayuda” entre los asistentes. Como se preveía, la final estuvo copada por los jugadores profesionales, aunque un compañero de prensa consiguió finalmente colarse en tercera posición y hacerse con una de estas ediciones limitadas.

Cuando la cuenta atrás instalada en la pantalla gigante llegó a cer indicando la puesta a la venta oficial del juego, la sorpresa vino de la mano de unos zombis que trataron de asustar (sin mucho éxito) a los asistentes como colofón a la noche. Esto fue todo, disfrutamos como cada año de la agradable compañía que nos brinda este evento en esta fiesta anual. Puede que sea criticable una entrega anual de Call of Duty, pero para nosotros desde luego, nos parece poco si conllevan eventos como estos.

GALERÍA DE IMÁGENES