No se puede confiar en una rata

Has matado a 15 confidentes de negocios