Noticias Por Javi Andrés 22 noviembre, 2016

Watch Dogs 2 ha vendido menos que el primero en su lanzamiento

Eso no quiere decir que haya vendido mal

El primer Watch Dogs vendió una barbaridad. Fue un juego rodeado de controversia, con la sombra del downgrade rodeándole, pero un juego muy popular y que supo entusiasmar con su promoción previa y vídeos oficiales. Ahora, un usuario de NeoGAF ha compartido algunas cifras de las ventas de Watch Dogs 2 en su lanzamiento, que llegan, según su comunicado, de las ventas estadounidenses y británicas, estas últimas cogidas de Chart-Track colocando al potente título de Marcus Holloway en los primeros días en 80.000 hogares ingleses, frente a los 360.000 que logró el primer juego, protagonizado por el más silencioso Aiden Pearce, en el mismo período.

Aun contando como ciertos estos números, la verdad es que no es un mal estreno para un juego que tiene que competir en pleno otoño con titanes de las tiendas como Call of Duty, FIFA o Battlefield, quedándose el primero como el más vendido en Reino Unido. Pero en cualquier caso, Ubisoft se ha mostrado sabedora de que las ventas debían haber sido un poco más altas para Watch Dogs 2, y han mostrado confianza en el largo recorrido del juego, ya que las buenas críticas y opiniones muy positivas de los usuarios que ya lo tienen van a servir para que se produzca un efecto boca-oreja aun pasados unos meses, y que se siga vendiendo, como ocurre con otros buenos mundos abiertos, como GTA V o The Witcher 3.

“Estamos muy contentos de las alegres reacciones de críticos y jugadores, y del recibimiento general tan positivo de Watch Dogs 2, que puede servir para garantizar el éxito del juego a medio y largo plazo. Es verdad que el primer día y la primera semana han acabado por debajo que en años anteriores, en términos de ventas de un buen número de juegos, incluyendo Watch Dogs 2 y títulos de nuestra competencia”, explicaba un representante de Ubisoft al portal británico Eurogamer.

Aquí os dejo el Análisis de Watch Dogs 2 en PS4 a cargo de mi compañero Manu Gimeno.