Noticias Por César Rebolledo 7 agosto, 2017

Ubisoft cree que la piratería puede dar a conocer nuevas marcas

Black Flag fue pirateado 5 millones de veces en China

El mercado chino es bastante complejo. Existen una serie de limitaciones y constricciones que complican la penetración en él. Ubisoft tiene claro que es un público que le interesa, como demuestra la presencia de Yves Guillemot en el reciente ChinaJoy 2017. Entre otras cosas, el director ejecutivo de la compañía ha explicado cómo se puede sacar partido de la piratería de videojuegos.

Guillemot se refiere por supuesto al hecho de que Assassin’s Creed IV: Black Flag fue pirateado 5 millones de veces en China. Con esto, explica, lo que se puede lograr es dar a conocer una marca en un mercado que no está a tu alcance. “Lo importante es que cuando una persona pueda pagar, considere que vale la pena gastarlo [en tu juego] en lugar de tratar con los problemas habituales cuando descargas copias [piratas]”, sentencia.

Son precisamente las leyes que mencionamos, que hasta hace bien poco incluso prohibían la venta de consolas en territorio nacional, las que dificultan enormemente que el juego entre de forma legal en los hogares de los jugadores. Hablamos de un mercado con un estricto órgano censor que obliga a llevar a cabo una serie de cambios y adaptaciones para poder cumplir con todos los requerimientos de los organismos públicos. Como explica el director ejecutivo de Ubisoft, están dispuestos a hacer esos cambios y adaptaciones para entrar en China.

Hay que recordar que este año supone el regreso de la saga estrella de Ubisoft. Después de un breve descanso para poder ofrecer algo de verdad innovador, no es de extrañar que quieran su parte del pastel en un mercado de lo más jugoso. Aunque está por ver si serán capaces de sobreponerse a todas las restricciones que el país impone a la hora de querer lanzar cualquier tipo de producto, que lógicamente afectan mucho a cualquier artículo del mundo del entretenimiento.