Noticias Por César Rebolledo 20 julio, 2015

La campaña de Kickstarter no bastó para financiar Broken Age

Tim Schafer explica cómo ha cambiado la relación con las distribuidoras

Hace un par de meses, PS4 y PS Vita daban la bienvenida a Broken Age, una aventura gráfica en dos dimensiones de corte independiente. Pese a que esto en sí no es algo poco habitual, que detrás de él estuviera Tim Schafer, una personalidad dentro del mundillo, generó suficiente expectación. Sin embargo, no todo fue tan bien como se esperaba.

Con algún tiempo ya desde el lanzamiento del juego, Schafer explica cómo la financiación a través de Kickstarter ha cambiado la forma de hacer las cosas cuando puedes hacer que esta funcione.

“Con Kickstarter, la situación en la que perderías dinero desaparece. Sabes que has alcanzado el equilibrio si consigues hacer el juego sólo con lo recaudado.” Afirma además que espera que el crowfunding crezca lo suficiente como para financiar juegos Triple A. Sin embargo, se confirma que no bastó para cubrir toda la financiación del juego y que hubo que aceptar que, definitivamente, el juego no daría beneficios. Habla además de la nueva dinámica con las distribuidoras.

“El gran cambio es que ya no necesitamos a las distribuidoras al 100%. Hasta ahora, no había dinero fuera del mundillo de las distribuidoras. Así que cuando ahora hablamos con las distribuidoras, las negociaciones son mejores. Pedimos menos dinero, pero al menos no dependemos de ellos para pagar las facutras. Ya no vamos en plan “Por favor, firmaremos cualquier cosa, tenemos que hacer pagos. Vale, podéis pegarnos una patada en la boca una vez al mes y todo eso”. No, ahora sólo hacemos buenos tratos con la gente que nos gusta.