Noticias Por Antonio López 16 agosto, 2017

Assassin’s Creed Origins y los efectos secundarios del calor del desierto

El título tendrá un sistema de medición que puede ocasionar malestar al protagonista

Ashraf Ismail, director de Assassin’s Creed Origins, desveló en una reciente entrevista que el juego contará con un indicador de calor que puede llegar a producir inesperados efectos secundarios en el comportamiento de Bayek, el protagonista de la aventura.

Según explica el propio Ismail al portal AusGamers: “Tenemos algo llamado Desert Overheat […] La idea es que cuando seas consumido por el calor puedas ver diferentes tipos de efectos […] Cuando está activado y te pierdes en mitad del desierto es alucinante”.

La ambientación de este Assassin’s Creed Origins nos lleva hasta los últimos años del Egipto faraónico, cuando el Imperio Romano había ocupado buena parte del territorio. Esta entrega llegará a las consolas y compatibles de los jugadores a finales del mes de octubre tras un año de ausencia.

Ubisoft ha aprovechado ese tiempo para intentar ofrecer una entrega que ofrezca nuevos elementos jugables y consiga atraer nuevos usuarios, a la vez que satisface las exigencias de los veteranos de la marca. Dentro de poco tiempo veremos si lo consigue.