Noticias Por Redacción LaPS4.com 15 enero, 2018

Acusan a Quantic Dream de explotación laboral y de permitir conductas sexistas y racistas

Diferentes medios de comunicación franceses informan de un ambiente laboral hostil dentro del estudio

Diferentes medios de comunicación franceses, entre los que se encuentra el diario Le Monde, han acusado a Quantic Dream y a sus máximos responsables de comportamiento inadecuado, de permitir conductas sexistas y racistas en el estudio, así como de explotar laboralmente a los trabajadores y trabajadoras del mismo.

Gracias a la traducción ofrecida por Eurogamer, y según informa Le Monde, Canard PC y Mediapart, se ha podido saber que desde el año 2013 han circulado por el estudio hasta 600 imágenes modificadas con Photoshop de contenido sexista, homófobo y racista. “Las [imágenes] más impactantes muestran a los trabajadores de Quantic Dream en posiciones sexuales acompañadas de insultos homófobos o sexistas, incluso con aspecto de nazis”, señala el informe de Le Monde.

Según parece, estas imágenes se enviaron en emails grupales de la empresas, con Cage y Foundaumiére como destinatarios. Sin embargo, únicamente a principios de 2017 se presentaron quejas, justo cuando el responsable de IT de la compañía fue víctima de uno de estos montajes. Tanto Cage como Foundaumiére afirmaron no tener conocimiento de las imágenes más graves, solamente de las que “eran divertidas, o más o menos graciosas”.

David Cage, “el Rey Sol”

Todo esto ha servido para destapar otros problemas en el seno del conocido estudio de desarrollo francés. Según señalan estos informes, muchos empleados y empleadas de Quantic Dream se quejan del carácter autoritario de David Cage, y de lo difícil que es trabajar con él. Se le llama irónicamente “Papa”, “Dios” y “Rey Sol”, por su manera autocrática de dirigir el estudio, por exigir largas horas de jornada laboral y por no escuchar a los demás.

También se ha acusado a Cage de hacer continuas bromas de mal gusto, comentarios obscenos sobre trabajadoras del estudio y actrices que han trabajado en sus proyectos. “David Cage tiene un punto de vista muy particular sobre cómo dirige su estudio, que en sus propias palabras él ve como un espacio privado o semiprivado”, declaraba un ex empleado. “Siente que tiene derecho a decir lo que quiera, es su lugar”. Según los informes, muchos han presenciado chistes homófobos o racistas por su parte.

La respuesta de Quantic Dream

David Cage no tardó en conestar para defenderse de las acusaciones que lo colocan en el centro de toda la polémica. “Las acusaciones son grotescas.” dijo. “¿Quieres hablar de homofobia? Trabajo con Ellen Page, que lucha por los derechos LGBT. ¿Quieres hablar de racismo? Trabajo con Jesse Williams, que lucha por los derechos civiles en Estados Unidos… Juzgadme por mi trabajo”.

Hoy mismo, ante las acusaciones vertidas, Quantic Dream ha salido al paso de la polémica mediante un comunicado de prensa donde se niega lo denunciado en los informes de los medios franceses. “Las conductas o prácticas inapropiadas no tienen cabida en Quantic Dream. Hemos tomado y siempre tomaremos tales quejas muy en serio. Valoramos a todas las personas que trabajan en Quantic Dream. Para nosotros es de suma importancia que mantengamos un entorno seguro que nos permita canalizar nuestra pasión compartida por hacer videojuegos”.