Impresiones WWE 13

Sangre, sudor y lágrimas para ser el campeón.

En la jornada de ayer pudimos probar en las oficinas de Koch Media el próximo juego basado en la marca por excelencia de la lucha libre: hablamos, como no, de WWE13 que ya prepara su llegada el próximo 2 de Noviembre.

La versión testada, muy cercana a la versión gold del título nos permitió comprobar de primera mano los avances en el juego de THQ, que ya consiguió un producto bastante completo en la edición de 2011 (WWE12).

En primer lugar se observan mejoras significativas en el editor de personajes, tal y como muestra el siguiente vídeo, las posibilidades son infinitas, digno sucesor del excelente editor de Saints Row The Third: desde disfraces ridículos tipo gorila, a atuendos para demostrar quien es “el más malo del barrio”. Todo ello acompañado también por un completo editor de animaciones de combate, movimientos, llaves o la posibilidad de convertir a nuestro avatar en toda una superestrella con una entrada al ring que quede grabada en la memoria de los espectadores. Ya sabemos cómo funciona el negocio, todo es un espectáculo y la audiencia es la clave.

Precisamente hablando de espectáculo y audiencias televisivas llega uno de los añadidos más importantes, pues el gran protagonismo de esta edición se lo lleva la inclusión de la Attitude Era, probablemente los mejores años de este deporte en los 90. En esta modalidad podremos revivir la rivalidad que existió por hacerse con el pastel televisivo de los lunes noche entre la WCW y la propia WWE, que por aquel entonces estuvo al borde del abismo y tuvo que poner toda la carne en el asador para salir adelante.

Nombres propios, auténticas leyendas de este mundo harán su aparición, con ejemplos como “Stone Cold” Steve Austin, Mankind, “Heartbreaker” Shawn Michaels, Triple H, The Rock, etc. Los combates poseen 2 tipos de objetivos: unos objetivos de combate, que marcan la manera de acabar con el contrario (pin, sumisión, etc.) y otros objetivos extra que incluyen acciones como golpear al contrario con un objeto determinado para recrear con mayor fidelidad aún cómo fueron esos combates en realidad. Todo ello en un contexto excelente, pues los miembros del roster se muestran con la apariencia y elementos característicos que tenían por aquel entonces, incluso el logo de la WWE envejece a su versión previa.

Las modalidades de partida rápida permiten como siempre disfrutar de combates individuales o por parejas en los diferentes modos de combate, véase Inferno Match, Hell in a Cell, Last Man Standing, Sumisión, Ladder, etc. con los más de 100 luchadores que tendrá el juego, más otros tantos que harán su aparición vía DLC. El modo Universo WWE 3.0 permite editar las disputas entre personajes o crear alianzas, cambiar luchadores de roster, o gestionar los programas de televisión.

Gráficamente toma como base el motor Predator de WWE12 pero en su versión 2.0 que incluye algunas animaciones más fluidas, así como la posibilidad de ver la repetición en directo de los momentos más espectaculares con los llamados “OMG! Moments”. Se vuelve también a un estado con mayor interactividad con los elementos de fuera del ring, escaleras, sillas, mesas de comentaristas o el vallado pueden usarse para ayudar a dejar grogui a nuestros contrincantes.

El sistema de combate vuelve a ser tan fluido como en la edición anterior, aunque parece que vamos a tener que agudizar nuestra velocidad de reacción , pues el momento preciso para apretar el gatillo derecho y realizar un reversal es de milésimas de segundo.

Como veis, aquellos amantes de esta peculiar mezcla de lucha (los golpes parecen más reales en el juego que en la realidad ^^) y espectáculo tendrán un juego a la altura de sus expectativas en una época en la que precisamente parece que no está en alza en televisión, que mejor que vivir en vuestra PS3 lo mejor del pasado y presente de la WWE.