Noticias Por José D. Villalobos 14 abril, 2019

Fumito Ueda no pensó que se dedicaría a diseñar videojuegos por tantos años

El creador de Shadow of the Colossus recayó en la industria porque pensó que tendría más éxito que como artista.

Fumito Ueda le ha dado mucho a la industria de los videojuegos en estos últimos años, siendo la mente creativa detrás de ICO, Shadow of the Colossus y The Last Guardian, siendo el segundo de estos títulos el más aclamado por parte de los aficionados.

No obstante, en el evento Reboot Develop en Croacia, el creativo nipón declaró que decidió trabajar en la industria de los videojuegos porque pensaba que tendría mucho más éxito en esta industria que como artista, porque no estaba seguro de si hacer arte «valdría la pena» en términos económicos. Aquí te dejamos las palabras de su traductor:

«Fumito Ueda nunca planeó quedarse en la industria de los videojuegos. Le gustaba jugar cuando era joven pero su plan era enfocarse en el arte. Cuando se graduó de la universidad pensaba: ‘No sé si pueda vivir de esto, no sé si es un sueño realista’. En su mente, hasta hace poco, pensaba constantemente que estaría en la industria de los videojuegos solo por unos años».

Concretamente, no fue sino hasta hace 5 años que Ueda aceptó que su trabajo sería dedicarse plenamente al diseño de videojuegos para el resto de su vida.

De hecho, dichas presunciones hicieron que Fumito pensara que su primer juego sería el último, por lo que decidió librarse de ataduras y arriesgarse con el experimental diseño de ICO, sin pensar que su trabajo lo catapultaría al éxito y lo llevarían a crear, posteriormente, Shadow of the Colossus y The Last Guardian.

Más allá de sus inconsistencias, la obra de Ueda en la industria actual es indiscutible, y pretende extender su legado con su siguiente proyecto, con el que pretende dar rienda suelta a su libertad creativa, en aras de proveer un producto que sea capaz de agradar y sorprender a sus aficionados.

¿Qué te han parecido las declaraciones de Ueda?

Déjanos tu opinión en los comentarios.