Sigilos nunca son suficientes

Recoge una estrella.