Noticias Por César Rebolledo 21 julio, 2017

Tomb Raider: la historia de un mito, su éxito, su desgracia y su resurrección

Lara Croft nunca lo tuvo fácil

Tomb Raider y su protagonista, Lara Croft, son iconos de lo más representativos del mundo de los videojuegos. Sin embargo, las cosas no fueron especialmente fáciles para el personaje y la saga. El cofundador de Core Design, responsables del juego original, ha hablado con Polygon sobre las dificultades que hubo al principio de la saga y por qué se ha apartado del mundo de los videojuegos.

Jeremi Heath-Smith habla dell primer Tomb Raider, que fue un gran éxito. Realmente no había nada de su estilo y con esa calidad en ese momento. Estamos hablando de un juego que mezclaba plataformas y acción de forma sobresaliente. Así que una secuela con la que hacer caja era, simplemente, obligatoria. El problema viene cuando esa secuela la tienes que hacer en un año, que fue el tiempo en el que se desarrolló Tomb Raider II. Obviamente, todos sabemos cuál fue el resultado, un juego absolutamente redondo y que para el estudio supuso una “cantidad obscena de dinero”.

La cosa sigue más o menos estable, con tres entregas más por delante (Tomb Raider III, The Last Revelation y Chronicles) hasta que llegamos al último juego de Core: El Ángel de la Oscuridad. “Casi nos mata”, explica Heath-Smith con respecto al juego. Dejando al margen la pésima recepción que tuvo el juego entre los fans, el cofundador de Core explica que todo el mundo tuvo problemas en el desarrollo. Sony había cambiado el hardware sobre el que correría el juego 18 meses después de que comenzase el trabajo y aquello fue un infierno.

Actualmente, explica Jeremi Heath-Smith, se ha apartado del desarrollo de videojuegos por un motivo bastante sencillo. Hace falta una enorme cantidad de dinero para poder lanzar un juego Triple A. No es el primero en decir esto y todos sabemos que las grandes compañías prefieren no arriesgar debido al coste que supone equivocarse con algo nuevo.

Con respecto a Tomb Raider, el resto es historia. Legend y Underworld tampoco consiguieron el éxito necesario y la historia no quedó conclusa del todo, Anniversary nos ofreció un remake del primer Tomb Raider y ahora, con los juegos de Square-Enix, Lara Croft luce mejor que nunca. Esperemos que siga siendo así por muchos, muchos años.