Noticias Por Gabriel Hernández 26 mayo, 2018

Michael Gallagher defiende el sistema de cajas de botín

Él asegura que los que apliquen mal el sistema no reciben sus beneficios.

Una enorme controversia ha estado flotando como nube negra sobre el modelo de monetización de las cajas de botín. Muchos países, por no mencionar grupos sociales, han criticado al sistema llamándolo una forma más de apostar al punto de banear en esos países los juegos que incluyen el ya mencionado sistema.

Esta controversia ha dado una mala impresión de la industria y a provocado que vuelvan a salir a flote viejos rumores ya considerados como falsos, como la relación entre los video juegos y los actos violentos.

Sin embargo, Michael Gallagher, presidente de la ESA o Entertainment Software Association, tiene un punto de vista completamente diferente en lo que se refiere al asunto de monetización actual.

Para empezar, Gallagher nos comenta cómo la industria de los videojuegos se ha vuelto experta en volverse atractiva para sus consumidores de forma que se vuelve tanto una experiencia placentera para sus consumidores como en un modelo lucrativo para las empresas.

El presidente de la ESA, además, agrega que las prohibiciones impuestas sobre las cajas de botín, “desafía nuestra libertad de innovar y perjudica nuestra habilidad de continuamente probar nuevos modelos de negocios, que llevan a la creatividad y al compromiso con la audiencia”.

Michael comenta también sobre el modelo de cajas de botín y como los jugadores reaccionan ante el mismo.

El consumidor te está diciendo que algo está bien o mal con su participación. Aquellos que lo hacen bien son recompensado, los que lo hacen mal, no.

También hace mención de un punto importante, en el que señala las diferencias entre verdaderas apuestas y el sistema de cajas de botín.

Los videojuegos nunca toman tu dinero y te dejan sin nada. Nunca lo hacen. Los jugadores siempre reciben artículos dentro del juego que les ayudan a personalizar su experiencia. [Además,] no hay un camino de salida en el que podamos convertirlo en algo fuera de juego.

Si bien Gallagher no toma en cuenta los servicios que usan terceros para vender ítems dentro de juegos por dinero real e ignora que existen multitud de juegos hechos con la única intención de quitarle al usuario cuanto dinero sea posible, tiene razón al separar la noción de separar las cajas de botín de los juegos de apuestas por su definición debida.

Cabe agregar que el modelo de cajas de botín existía desde muchísimo antes que la industria los utilizara hoy día, solo que años atrás eran simplemente sobre de cartas en los que uno obtenía no eran objetos de juego, si no tarjetas de colección intercambiables incluidas en sobres de carta, ya fuera en forma de tarjetas de jugadores de deportes o cartas poderosas utilizables en juegos de mesa como Magic: The Gathering o Yu-Gi-Oh!.

En algún momento el mercado de cartas intercambiables había recibido polémicas similares, pero fueron defendidas bajo los mismo puntos que expuso Gallagher. Puede que se trate de un caso de “historia repitiéndose”, pero queda ver qué otras situaciones pueden generarse al tratarse de cobrar a sus usuarios por artículos virtuales que técnicamente no existen.

¿Qué piensas tú de las cajas de botín? ¿Deberían ser prohibidas o por lo menos moderadas? ¿Crees que el público indignado o Gallaghar están exagerando respecto al asunto o hay un verdadero motivo de preocupación por el que estar pendiente?

-LaPS4.com