Noticias Por César Rebolledo 11 junio, 2014

Los directores de Uncharted 4 hablan sobre sus intenciones con el juego

Comparan lo que tuvieron que hacer con The Last of Us y lo que pueden hacer con Uncharted 4

Detrás de todo gran juego hay un… un… bueno no, detrás de un gran juego puede haber perfectamente dos grandes directores.

Neil Druckmann y Bruce Staley se vuelven a unir fuerzas después del trabajo conjunto llevado a cabo en The Last of Us, esta vez para llevar a buen puerto la nueva entrega de la saga insignia del estudio Naughty Dog, Uncharted 4: A Thief’s End.

Teniendo en cuenta que la entrevista está en inglés, en deferencia a los que no puedan entender los comentarios preferimos desgranar algunos de sus detalles más interesantes.

Para empezar comienzan con un pequeño chiste y es que, de cara a dar la mejor experiencia posible y lograr una inmersión en el entorno que rodeaba a los protagonistas, en The Last of Us tuvieron que “contenerse” en varios aspectos. Sin embargo, retomar la saga de Uncharted es todo un alivio, como dar un salto de alegría, por la libertad que ofrece.

Ya no tienen que hacer una historia personal, algo más serio, más trágico, pueden volver a preparar secuencias como las que impresionaron a los jugadores en Uncharted 2: edificios cayendo mientras escapamos, combates contra helicópteros… por sus comentarios, se deduce que Uncharted 4 será sin lugar a dudas lo más espectacular que Naughty Dog haya presentado hasta ahora. “Podemos volver a hacer algo épico, algo grande”, explican.

La entrevista prosigue con comparaciones entre el trabajo realizado con The Last of Us y Uncharted, centrándose especialmente en esa diferencia en cuanto a lo que se presenta, en cómo The Last of Us fue grande, pero requería un trabajo con menos carga de acción y más centrado en los propios personajes. Por contra, con Uncharted no sólo tienen que enfocarse en el desarrollo de los personajes, sino en hacerlo de la manera más espectacular posible.

No se olvidan de comparar el trabajo entre PS3 y PS4. “Las cosas que realmente queríamos hacer, cómo deseábamos que fuesen con el primer Uncharted, ahora es como decir vaya, esto es fácil, ahora podemos hacerlo. Es agradable echar la vista atrás y recordar cómo antes no podíamos hacer nada de esto y ahora sí”

Las posibilidades faciales, tal como explican, son ahora enormes. La mejora en la capacidad de dar expresión a las caras, los gestos de dolor, incluso la expresividad que da un movimiento de cejas, la suciedad… todo esto ayuda a dar un aspecto más realista, más humano a los personajes.

Finalmente, comentan que ahora están centrados en cómo mejorar la experiencia que los jugadores han vivido en la saga. Cómo, aún manteniendo las bases de Uncharted, pueden ampliar las posibilidades de juego, exploración, combate…

Sólo queda esperar a un resultado final que, sin ninguna duda, no dejará indiferente a nadie.

Uncharted 4: A Thief’s End llegará el próximo año de forma exclusiva a PS4.