Warner Bros presenta LEGO: El Señor de los Anillos

Los juguetes de LEGO viajan esta vez a La Tierra Media.

Los juguetes de LEGO, que tantas conversiones de películas nos han dado últimamente prepara su llegada al universo creado por J.R.R. Tolkien centrando su nueva aventura en La Tierra Media en una recreación de la trilogía de El Señor de los Anillos dirigida por Peter Jackson.

Para mostrarnos sus características pudimos contar en una presentación realizada por Warner Bros el pasado lunes con Phil Ring, productor de TT Games, creadores de este y los demás juegos de LEGO de esta generación (Indiana Jones, Piratas del Caribe, Harry Potter, Batman,etc.).

A grandes rasgos el juego repite el mismo esquema que tanto éxito ha tenido en las anteriores entregas, combinación de puzzles a resolver con las diferentes habilidades de cada personaje con juego de mundo abierto al más puro estilo sandbox. Sin embargo, como pasa con todo en esta vida, hay que buscar ciertas novedades para que el éxito no canse al poco tiempo.

Pongámonos en situación: LEGO: El Señor de los Anillos, uno de los títulos más demandados desde hace un tiempo se basa como hemos citado anteriormente en la trilogía de las películas dirigidas por Peter Jackson, pese a ser una aventura abierta, hay una progresión en la historia con 6 niveles divididos entre La Comunidad del Anillo, Las Dos Torres y El Retorno del Rey. Al ser cuestionado sobre si aparecería algo relacionado con la próxima película de El Hobbit no dejaron nada claro, pero la falta de negación pareció indicar que algo veremos.

Como en tantos otros juegos, tenemos a nuestra disposición un mapa bastante excelso, por lo que sobre todo pensando en los más pequeños de la casa, hay un camino de piezas azules que guía al personaje al próximo evento del modo historia. Todo ello complementado como es habitual por un componente de exploración bastante amplio con piezas en esta ocasión que pueden forjar nuevos instrumentos para los personajes, con un ejemplo claro que nos dio Ring de que podremos crear unas botas de Legolas para ponerlas a Gimly y tener las mismas habilidades que el elfo.

Pasando de nuevo a la historia, uno de los puntos fuertes sigue siendo las escenas cinemáticas en las que la representación de escenas reales se sigue combinando perfectamente con toques de humor, además de que el juego vendrá doblado al castellano. Para que os hagáis una idea, se han conservado hasta los gazapos que quedaron en la película. Uno de los puntos que se salta lo visto en las películas es que aparecerán personajes vistos en las novelas, con cierta importancia, pero que no tuvieron cabida en la película de Jackson.

Desde el punto de vista visual resultó curioso lo que pudimos ver. Pese a ser todavía un título “Work in Progress” el juego es el LEGO menos LEGO que se ha visto hasta ahora. Nos explicamos. Pudimos ver localizaciones emblemáticas como Hobbitton o Bree (ubicación de la posada del Ponny Pisador) en los que los edificios eran adaptados a piezas LEGO. Sin embargo, en las zonas boscosas el modelado es un 90% tridimensional al uso, con simplemente algunas plantas o árboles en formato LEGO.

En cuanto al sonido, más allá del doblaje comentado anteriormente, la banda sonora se mantiene fiel a las películas, con los temas originales de Howard Shore.

Poco más os podemos contar sin spoilearos bastante. Las impresiones, pese a ser más de lo mismo, no se sabe bien porqué pero atrapa en una adaptación más de otra película. En una combinación que se disfruta mucho más jugando en cooperativo (sólo incluye local nuevamente) que puede gustar tanto a mayores como pequeños (algunos puzzles son complicados para que jueguen niños solos). El próximo 23 de Noviembre vosotros mismos podréis viajar a La Tierra Media de la mano de los siempre queridos y carismáticos personajes de LEGO.