Análisis – Marvel’s Spider-Man DLC: El Atraco

78
Una buena razón para balancearnos nuevamente por los rascacielos de Manhattan.
Por José D. Villalobos 24 octubre, 2018

El Atraco por fin ha llegado, este primer capítulo de los tres que conformarán la expansión La Ciudad Nunca Duerme de Marvel’s Spider-Man, un juego que supo cautivar a propios y extraños desde su lanzamiento hace un mes, factor que se ve más que demostrado con las recientes listas de ventas que lo ubican en la cima del mercado estadounidense, japonés y del Reino Unido.

De este modo, Sony e Insomniac Games nos han puesto sobre la mesa, cuando menos, una excusa para regresar a Nueva York de la mano de nuestro trepamuros favorito, que debe ser tomada como una historia independiente dentro del mismo universo, la cual está destinada a alargar la experiencia de juego y explotar esos aciertos y bondades que hicieron que este título sea considerado como el mejor videojuego de un superhéroe que se haya creado, sin introducir muchas novedades.

Dicho esto, nos adentramos a explorar qué es lo que tiene por ofrecer este primer contenido descargable de Marvel’s Spider-Man, para ver si ha logrado mantener ese alto estándar de calidad impuesto por la historia principal o si solo le hará honor a su título y será una forma de sacarle un poco más de dinero a los jugadores.

Presentación estelar de Black Cat

 

Como ya se había anunciado durante la campaña publicitaria de este primer capítulo, Black Cat es la principal novedad en el aspecto argumental, presentando de muy buena forma a un clásico personaje de la serie, quien llegará a causarle problemas no solo a Spider-Man, sino que también a Peter Parker, pues sus furtivas apariciones, además de contar con un astuto sentido del humor y persuasión, también tienen una carga emocional considerable.

En ese aspecto de las emociones, hay que resaltar que la inclusión de Felicia Hardy, nombre real de Black Cat, le permitirá a todos los jugadores descubrir una faceta más humana del Peter Parker que ya todos conocemos, mostrándolo como una persona vulnerable (y muy torpe) frente a las personas que tienen cierto significado sentimental para él.

Como es de esperarse, por una o cosa por otra, Spider-Man termina completamente involucrado en una nueva historia que se torna más y más interesante conforme se va desarrollando, centrada en la relación entre Felicia y Peter, y una serie de robos que implican a La Maggia, una especie de mafia comandada por Hammerhead.

De esta forma, El Atraco presenta una trama que es capaz de mantener enganchado al jugador desde el primer momento hasta el final de la misma, sin mencionar que, a pesar de lo abrupto del final, cumple cabalmente con la tarea de dejarte con las ganas de saber qué cosas seguirán pasando y cuál será la conclusión del problema.

Mucho entretenimiento, poca novedad

 

 

El Atraco en cuanto a la jugabilidad se mantiene dentro de las muy buenos fundamentos ya establecidos por el juego anteriormente, proponiendo una serie de encuentros contra enemigos que progresivamente irán aumentando de dificultad hasta que logran complicar un poco, pero nunca llegarás a realizar algún movimiento nuevo o aprenderás alguna nueva habilidad.

En este sentido, una de las pocas novedades que se puede resaltar es la inclusión de un nuevo tipo de enemigo, un hombre armado con una enorme ametralladora que disparará a diestra y siniestra al héroe de Manhattan. Si bien, cumple con su objetivo de presentar una nueva variante dentro de los combates, no son muy difíciles de derrotar después que se encuentra la manera adecuada de hacerlo.

Fuera de esto, se proponen varias situaciones que implican sigilo, unas mejores elaboradas que otras, que requerirán de cierto ingenio para ser completadas pero tampoco serán un gran desafío, además de una serie de persecuciones muy entretenidas en las que se debe hacer gala de todas tus habilidades en el balanceo. Faltó ambición con respecto a los trajes

Por otro lado, este DLC no se caracteriza por ofrecer una gran cantidad de misiones secundarias ni desafíos opcionales novedosos, ya que, como he dicho antes, se encarga de alargar un poco más nuestra estadía dentro de este universo, papel que cumple de forma correcta y le será agradable a aquellos que hayan disfrutado completar las misiones secundarias del juego principal, pero podría resultarle repetitivo a quienes tengan la expectativa de encontrar algo nuevo en este aspecto.

Siguiendo la misma línea, me parece que Insomniac pudo arriesgar un poco más en cuanto a los tres trajes que se añadieron al juego, puesto que su inclusión pudo significar mucho más de lo que acabó siendo. ¿A qué me refiero?, a que ninguno de los trajes le otorgarán al Hombre Araña ningún nuevo poder, lo que luce como un despropósito y una oportunidad desperdiciada de añadir nuevas variantes, además de haber tomado la decisión de hacer que obtener uno de ellos fuese bastante complicado.

El rol de Mary Jane

 

 

Por más que la aparición de Black Cat se lleve la mayoría de los focos en esta nueva historia, antes de culminar este análisis también se debe destacar el papel fundamental que cumple Mary Jane dentro de El Atraco, siendo la mano derecha de Spider-Man en las investigaciones referentes a La Maggia y su única fuente de apoyo frente a las adversidades.

Además, los diálogos establecidos entre MJ y Peter son una verdadera delicia, con ese característico humor que los amantes de la serie adorarán, con un cúmulo de situaciones que meterán a Peter en aprietos, sacando a relucir su torpeza para comunicarse y ese lado tormentoso (y entretenido) de su relación con Mary Jane.

78

Jugabilidad: 7.8
Gráficos: 7.8
Sonido: 7.8
Satisfacción: 7.8