Análisis

Análisis - Marvel's Spider-Man

El trepamuros jamás se balanceó tan bien en la escena de los videojuegos.

Publicado por:   José D. Villalobos Fecha: no
  • 24 61 14 2 67
  • Nota: Por razones ajenas a nuestra voluntad no habíamos podido traerles el análisis de este juego, valoramos enormemente el apoyo de nuestros fieles lectores y les agradecemos su comprensión.

    Cuando se le da tanta importancia y publicidad a un juego, a veces resulta bastante difícil cumplir con todas las expectativas generadas en los aficionados, sobre todo si hablamos de uno relacionado a algún superhéroe, pues anteriormente los estudios y desarrolladores no le hacían justicia a la grandeza y popularidad de los superhéroes más importantes de la televisión y el cine, haciendo llegar al mercado títulos que carecían de profundidad y solo lograban vender por el nombre del disco o cartucho, teniendo como uno de sus máximos ejemplos de estas malas prácticas al nefasto Superman 64.

    Afortunadamente, Sony Interactive Entertaiment no se ha equivocado en lo absoluto al transferirle la enorme responsabilidad de crear una de sus más grandes exclusivas para este año a insomniac Games, responsables de la serie Ratchet & Clank, Resistance y la mítica trilogía original de Spyro para PlayStation.

    Además, el desafío no solo se quedaba allí, sino que también se trataba de idear el regreso triunfal del trepamuros más famoso de todos a la escena de los videojuegos, ya que desde hace un buen tiempo la comunidad no ha podido disfrutar de un título que lograra meternos en la piel de Spidey como lo lograron las entregas desarrolladas por Treyarch para las consolas de la sexta generación en la década del 2000, Spider-Man y Spider-Man 2, dándole aún más mérito a la segunda, que mejoró con creces todas las fallas que tuvo la primera.

    Teniendo todo esto muy presente, me he encaminado a meterme de nuevo en la piel de Peter Parker y volver a balancearme por los cielos de Manhattan, esta vez con la enorme expectativa de encontrarme con uno de los mejores juegos del año y del catálogo de la PlayStation 4, y no me decepcionó en lo absoluto.

    Balancearse en Nueva York nunca fue tan fluido, entretenido y satisfactorio

    Sin ninguna duda, uno de los pilares de la jugabilidad en la obra mas reciente de Insomniac, es el excelente trabajo que han realizado al crear el sistema de desplazamiento de Spider-Man al utilizar sus redes en los enormes rascacielos de Nueva York. Desplazarse a través de la ciudad es lo suficientemente sencillo de entender y controlar como para que puedas dominar sus aspectos básicos a pocos minutos después de haber iniciado la aventura y tiene un grado perfectamente atinado de complejidad que hace que progresivamente puedas sacarle un mayor provecho a las increíbles habilidades de Spidey.

    Esta vez el Hombre Araña no podrá enganchar sus telarañas si no hay edificios lo suficientemente altos que le permitan hacerlo, factor que le añade una dosis de realismo que se agradece bastante, ya que nos deja involucrarnos de lleno en la experiencia y conocer las virtudes o limitaciones de este superhéroe.

    Balancearse o contemplar la ciudad desde un punto alto es una gozada.

    Sin embargo, en algunas situaciones el héroe de Manhattan podrá enganchar sus telarañas a lugares que no se ven lo suficientemente fuertes o que rompen ligeramente con las excelentes físicas elaboradas por Insomniac, aunque por suerte no es algo que se note o suceda mucho a lo largo de la aventura.

    Ojo, que también quede claro que balancearse no solo sirve para trasladarse de un lugar a otro, sino que es uno de los elementos más importantes del juego a la hora de embarcarse en una frenética persecución o cumplir alguna de las misiones secundarias contra el crono, por lo que volverse un auténtico maestro del balanceo nunca estará de más. Además de ser muy divertido, realizar diversas acrobacias y piruetas durante tus viajes te otorga puntos de experiencia que te permiten desbloquear nuevas habilidades y características.

    El combate definido en una sola palabra: Versatilidad

    A pesar de que el sistema de desplazamiento ideado para el balanceo de Spidey sea probablemente el mejor implementado en todos los juegos de este superhéroe, el punto más alto de esta nueva aventura de Peter Parker es el combate y todas las posibilidades que este brinda al momento de enfrentarnos a los enemigos.

    Si has tenido la fortuna de jugar los títulos de la magnífica serie Arkham de Batman, obra de Rocksteady, las mecánicas de combate de Marvel's Spider-Man se te parecerán bastante a las del hombre murciélago, pues se nota a leguas que en Insomniac se han fijado bastante en la forma de pelear de Bruce Wayne, para poder darle un toque personal a esta y adaptarla a las posibilidades y superpoderes del Hombre Araña.

    La telaraña como herramienta principal de combate.

    Y en los superpoderes y habilidades de Peter es que se encuentran las principales variantes de este apartado, ya que se nos otorga la posibilidad de derrotar a los enemigos de una enorme cantidad de maneras distintas, ya sean atacándolos directamente y asestarles un fuerte golpe, lanzarles una telaraña para inmovilizarlos o tomar algún objeto del entorno y dejarlos K.O sin que sepan que fue lo que les sucedió.

    El factor que más logra diferenciar el combate de Spider-Man al de Batman es el uso de su telaraña, pues no hay nada que represente mejor a Spidey que fabricar una red y dejar a un enemigo completamente inmóvil pegado a una pared o a un poste de electricidad mientras este se retuerce de ganas por zafarse y contraatacar. Además, gracias a este increíble poder, el héroe puede utilizar los objetos del entorno para atacar, ya sea tomando el extintor de incendios del lugar para lanzarlo o dejar caer un pedazo de techo sobre un grupo de enemigos.

    No obstante, en lo que respecta a las batallas contra los jefes, algunas de ellas se sintieron bastante monótonas y sencillas, pues al lograr captar los patrones de los enemigos y notar el uso que se le puede dar a los diversos elementos del entorno ya tienes una gran parte del trabajo hecho, lo que le resta un poco a la experiencia de juego en general.

    En conclusión, por más que de buenas a primeras el combate puede parecerse, y mucho, al implementado por Rocksteady para los juegos más exitosos de Batman, las habilidades de Peter Parker hacen que el combate de Marvel's Spider-Man tenga su propio ADN y logre entretener de tantas formas que tendrás que combatir una gran cantidad de veces para poder dominar todo el espectro de posibilidades de ataque que podrá sacar a relucir Spidey cada vez que se atrevan a desafiarlo.

    Fórmulas conocidas

    A veces optar por utilizar las "fórmulas exitosas" puede ser un arma de doble filo, ya que puede garantizar que el título posea un estándar de calidad similar al de los juegos que ya las han utilizado, pero también ocasiona que el producto final carezca de innovaciones y tienda a ser predecible y poco novedoso en algunos de sus aspectos, concretamente, pienso que Insomniac ha pecado de conservador al momento de aplicar el sistema de progresión y su concepción del mundo abierto.

    En cuanto al sistema de progresión, aunque está muy bien implementado, no tiene nada que no se haya visto en algún otro juego, pues cuenta con acciones que te otorgan puntos de experiencia, los que te permitirán desbloquear diversas habilidades que podrán mejorar las capacidades del héroe según sea tu propia forma de combatir. A pesar de que resulte entretenido personalizar a Spidey conforme avanzas en la aventura, me quedé con ganas de más en este punto, en el que Insomniac decidió no aplicar mayores variantes.

    Árbol de habilidades.

    Lo mismo sucedió con su forma de presentar el mundo abierto, con una enormidad de ubicaciones y locaciones que a medida que progresas en la aventura se van desbloqueando y abren un gran abanico de opciones por explorar. Sin embargo, la sensación de libertad se corta totalmente desde el momento en el que siempre se diferencia la misión que pertenece a la historia principal de las otras que son secundarias, pues pasa a ser un juego lineal que siempre va guiando al jugador paso a paso, sin mencionar los fáciles niveles de dificultad del título, con el fin de evitar frustraciones que, a mi juicio, a veces son necesarias, pues nos obligan a sobrepasar nuestros límites y pensar de diferentes maneras para solventar alguna situación.

    Completar el juego podría llevarte un total de 15 a 20 horas, si tan solo te dedicas a cumplir con las misiones que pertenecen a la historia principal. Por el contrario, si decides completar ese juego al 100% podrías tardar más del doble de dicho tiempo, ya que existen muchísimas misiones secundarias, algunas más entretenidas que otras, que incluso te llegarán a presentar personajes bastante conocidos del universo de Spider-Man, por lo que te recomiendo que les eches un ojo, definitivamente no te arrepentirás.

    La mayoría de minijuegos se tratan de conectar circuitos correctamente.

    Por otro lado, el sigilo es quizá el aspecto que más desluce en el juego, pues trata de someternos a situaciones de este tipo que terminan siendo más irreales de lo que suelen ser en la mayoría de juegos que las utilizan. La inteligencia artificial de los enemigos deja mucho que desear cuando uno de ellos se distrae por más de 20 segundos al mirar una telaraña que lanzaste sobre una caja, mientras te encargas de colgar a otro del techo, haciendo un ruido tremendo, y aún así ni se entera.

    Además, durante la aventura también tendremos la oportunidad de controlar a otros personajes, y estos fragmentos del juego están altamente cargados de sigilo, lo que lamentablemente le resta diversión a esta muy buena decisión de Insomniac de dejarnos poner en la piel de otros aparte de Peter Parker.

    Terminando con esta parte, solo falta por mencionar los minijuegos, que si bien cumplen su objetivo de ser un elemento completamente distinto dentro del juego, puede resultar ciertamente "anticlimático", pues corta de cierta forma con la acción del juego, y tampoco son lo suficientemente difíciles como para decir que representan un desafío original.

    Una rica historia como argumento sine qua non en los juegos single-player

    Muchísimo se ha hablado recientemente acerca de la supuesta caída en la popularidad de los títulos single-player, presunción que ha sido desmentida de forma rotunda por auténticas obras de arte como God of War, que alcanzó ubicarse en la cima de las ventas por varias semanas, habiendo logrado vender millones de copias en la primera semana tras su lanzamiento, sin mencionar Detroit: Become Human, que contó con un gran recibimiento de la crítica y del público.

    Gran parte del éxito reciente de los single-player radica en su historia, y en este punto Spider-Man tampoco decepciona, pues Insomniac se ha encargado de idear un argumento profundo, tomando como base a los personajes del universo del Hombre Araña, sin temor a realizar algunos cambios significativos a sus roles para así entrañar su magnífica narrativa.

    En esta ocasión, no estaremos viviendo por enésima vez la ya conocida historia de la muerte del Tío Ben, pues se nos presenta a un Peter Parker que ya cuenta con 8 años de experiencia como superhéroe insignia de Nueva York. Insomniac hace un uso excelso de los personajes en la historia, creando una trama que se enfoca en los problemas de llevar una doble identidad, además de permitirnos ver cómo Peter ha evolucionado en diversas facetas, sin la necesidad de perder ese característico humor que desde siempre ha sido una de sus marcas registradas.

    Imposible hablar de la historia de Spider-Man y no hablar de Mary Jane Watson, a quien incluso llegaremos a controlar en algún momento del juego. La relación de Peter y Mary Jane ha terminado hace poco y los problemas que le traerá al protagonista esta conexión sentimental lo estarán aquejando durante su aventura, mientras también se convierten en una de las razones para que intente ser una mejor persona. Otro acierto de Insomniac.

    Spidey logró adaptarse perfectamente a la actualidad

    Otro de los desafíos a los que se enfrentaba Insomniac es al desarrollo tecnológico, ya que si se pretende crear una experiencia realista e inmersiva, no se puede dejar este detalle de lado, y el estudio ha logrado dar justo en el blanco en este punto. Una de las cosas que más llama la atención es que Spider-Man posee una cuenta de Twitter con más de 15 millones de seguidores, la cual podrás verificar a cada momento e incluso presenciar las polémicas y típicas ciberpeleas que se ciñen tras la figura del héroe de Manhattan.

    Además, en el juego tendrás la posibilidad de viajar en metro, dejando atónitos a todos los presentes al darse cuenta que Spider-Man está en el mismo vagón. Del mismo modo, mientras caminas por la calle, las personas no tendrán ningún tipo de reparo para pedirte una famosa selfie, agradecerte e incluso insultarte, lo que ayuda a te sientas en el corazón de Nueva York en pleno año 2018.

    El detalle de los diseños de cada traje es sencillamente impresionante.

    No obstante, la tecnología también se hace presente en uno de los aspectos que no pueden faltar en un juego de Spider-Man: la variedad de trajes. Insomniac Games ha introducido más de 30 trajes al juego, incluyendo algunos de los más famosos de la serie, que lograrán trasladar directamente a los jugadores a unos cuántos años atrás. Asimismo, los trajes no solo cambiarán la apariencia de Spidey, ya que también cada uno le otorgará una habilidad especial que puede ser utilizada en todo momento, ya que podrás cambiarte de traje con tan solo ir al menú y seleccionar el que quieras ponerte.

    Un espectáculo audiovisual

    La representación del clima y la iluminación es otro de los puntos altos del apartado visual.

    A pesar de la polémica que ocurrió alrededor de la calidad gráfica de este juego, hay que resaltar que desde el punto de vista visual es un auténtico espectáculo, presentándonos entornos con texturas extremadamente detalladas que logran con creces cumplir su objetivo de trasladarnos a la Gran Manzana. Además, el juego presenta un mundo abierto de grandes dimensiones, por lo que hay que reconocer el esfuerzo de Insomniac para presentar un título de altísima calidad gráfica y fluidez envidiable.

    Desde los detalles en las telarañas, hasta las costuras de los trajes de Spider-Man, el apartado gráfico ha sido muy bien cuidado por los desarrolladores. Ni hablar en las cinemáticas, que no tienen nada que envidiarle en este aspecto a otros juegos, pues recrean los rostros de los personajes de una forma inmejorablemente realista para las posibilidades de la consola de sobremesa de Sony de octava generación.

    Por su parte, la banda sonora ha sido compuesta por el estadounidense John Paesano, responsable de la música presente en Detroit: Become Human y la serie Daredevil, y logra contagiar de ese aire épico y espíritu de aventura que toda banda sonora de un videojuego o película de superhéroes debe tener. Además de sus memorables melodías, armonías y acordes, esta partitura es un perfecto ejemplo de cómo orquestar un soundtrack, pues se utilizan los distintos timbres de cada familia de instrumentos para generar las sensaciones deseadas en los oyentes, lográndonos llenar de ansias en los momentos de mayor incertidumbre y de valentía en las secuencias de acción más épicas del juego.

    En cuanto al doblaje, ha sido un muy buen trabajo de localización de Sony, otorgándole ese carácter pícaro de siempre al juego sin desvirtuarlo con actuaciones que pudieran resultar poco creíbles o mecánicas. Además, Mario García es el actor que le ha dado la voz a Peter Parker, siendo este otro de los aciertos en este apartado, que puede aún ser de mayor calidad, ya que se escuchan voces en inglés en ciertos momentos al caminar por la calle, pero en el que se aprecia también el esfuerzo realizado por los responsables para entregar un trabajo bien hecho.

    La inclusión del modo foto ha revolucionado las redes sociales.

     

     

    90

    Veredicto

    No cabe duda que Insomniac Games nos ha traído uno de los mejores juegos del catálogo de la PlayStation 4, trayendo de regreso a los videojuegos a uno de los superhéroes más famosos de todos los tiempos de la forma épica y gloriosa que se merece. Si bien, el juego cuenta con algunas falencias en ciertos aspectos, esto solo nos deja con ganas de ver cómo logran superar este resultado obtenido en una posible secuela, que de seguro estará mejorando la experiencia de este gran juego, en el que Spidey se lució como nunca antes.

    Te puede gustar

    Comentarios

    GTA 5 Red Dead Redemption 2 Final Fantasy XV Kingdom Hearts 3 The Last of Us 2 God of War FIFA 17 Final Fantasy VII Remake Horizon: Zero Dawn

    Destacados

    06
    00
    00
  • LaPS4
    © LaPS4.com 2006 - 2018
    Bienvenido a la revista lider de videojuegos de PS4