Resistance 2

89
Las quimeras llegan a los EE.UU con el fín de coronar su total control sobre la Tierra.
Por David Luque 29 diciembre, 2008


Ficha técnica.

Desarrolladora: Insomniac Games.
Distribuidora: Sony Computer Entertainment.
Precio: 69.99 €
Modo multijugador: si.
Nº jugadores online: hasta 60 personas.
Nº jugadores cooperativo: hasta 8 personas.
Sistema de trofeos: si.

Durante años la humanidad siempre se ha preguntado “¿que habría pasado si…?” a la hora de recordar la historia. Todos conocemos lo acontecido durante la 2ª Guerra Mundial, bien por documentales, la asignatura de historia, películas o los mismos videojuegos, pero nunca podremos saber que habría pasado si los aliados no hubieran ganado en Normandía o si los EEUU no hubieran entrado en la guerra.

Todo eso pertenece a una historia ficticia, una historia que el ser humano usa para imaginarse los acontecimientos y que dan lugar a relatos nuevos, nuevas hazañas y personajes. Resistance 2 entra dentro de esa historia ficticia, entrada en una época confusa en el planeta, ya que el enemigo no era humano, sino quimeras.

En el primer Resistance se nos cuenta el prólogo del juego, en el que los rusos se alían con las quimeras para ganar la guerra, pero la jugada les sale mal y son ellos los derrotados. Europa cae en unas semanas, todo el continente desde la lejana y fria Siberia hasta Algeciras son parte de las quimeras. Con Nathan Hale intentamos, sin éxito, la defensa de las islas Británicas, y Hale acaba desolado en un campo nevado, agotado.

Resistance: Fall of Man supuso el primer contacto de Insomniac con Playstation 3, con unos kits de desarrollo sin finalizar y consiguieron hacer un juego más que aceptable. Ahora, tras dos años, con un par de juegos de por medio (Ratchet y su expansión) y con un motor sólido y bien pulido nos traen Resistance 2 que pasamos a analizar.

[BREAK=Historia]

Historia.

Como recordatorio, el mundo se encuentra asolado por el ataque quimera que comenzó en la URSS como intento de ganar la 2ª guerra mundial. En unas pocas semanas cayó Europa entera, y poco después cayeron las Islas Británicas donde se desarrolla el primer Resistance. Hale cae infectado por el virus, y le va azotando poco a poco hasta que se convierta por completo en una de ellas.

Comenzamos con la secuencia final de Resistance: Fall of Man, cuando Hale es recogido por un grupo SRPA en un nevado campo en los años 50. Somos recogidos por un helicóptero militar y sedados para más seguridad (recordad que Hale estaba contaminado con el virus quimera). Hale es llevado a Islandia donde el helicoptero es atacado. Desde allí se nos traslada a San Francisco, California, a un refugio subterráneo SRPA, donde se somete a varias pruebas para ver el alcance de su infección.

Dos años después retoma la secuencia, Hale tumbado en una camilla y comienza el ataque quimera sobre los EEUU. A Hale se le encarga rescatar al Doctor y aquí es donde comienza la acción en tierras norteamericanas.

A lo largo del juego veremos detalles que nos trasladan a aquella época, como las antiguas radios, tan grandes, la decoración de las casas, las armas e incluso los coches parecen sacados de películas de Hollywood. Detalles que llegan a poner los pelos de punta, como los relatos del único periodista que queda en la emisora de radio, relatando como perdió a su familia el día anterior o como él solo debe buscar la comida entre los restos de la emisora.

[BREAK=Gráficos]

Gráficos.

Quien diga que el apartado gráfico y técnico de Resistance 2 no sorprende miente. Puede ser que no sea la panacea a nivel de algunas texturas o detalles puntuales, pero hay que recordar que el mismo motor gráfico usado en Resistance: Fall of Man ha sido reciclado para Ratchet y para este Resistance 2, por lo que hablamos de un motor de más de 2 años, llevado casi al máximo en muchas facetas y sin ningún altibajo.

Graficamente el juego agobia, es la palabra que más repito cuándo estoy jugando. La sensación de estar en medio de la calle, rodeado de huevos de Speeders que tarde o temprano pueden estallar y atacarte, unido a una baja iluminación que nos hace encender la linterna cada dos por tres, es impagable. Cierto que todo el juego no es así, pero en las áreas que describo el juego roza un nivel de sobresaliente.

Lo que si da la sensación es de que todo está “muerto”. No se ven soldados por la calle, ni gente. Allá a donde vamos vemos pueblos fantasmas, con rastros de sangre en el suelo señal de haber arrastrado a alguien que se resistía o bien ya fallecido. El silencio impera en la mayoría del juego, y eso unido al gran acabo técnico hacen de Resistance 2 un muy buen juego gráficamente hablando.

No solo recoreremos ciudades. Una de las fases más sorprendentes es en los bosques de Orick, rodeados de plantas, arbutos y árboles, con una belleza increible y tras los inmensos árboles unos tenues rayos de sol que dan una cálida sensación de atardecer de verano.

Si hablamos de los modelados, podemos decir con seguridad que es uno de los apartados que más se han cuidado, y podemos comprobarlo solo con llegar al menú principal, con el modelado de Hale donde en su brillante cabeza no se puede apreciar nada que no sea una curva. Los enemigos han subido también su caché, y son aún más terroríficos que en la primera entrega, con nuevas unidades, algunos de dos pisos de altura, y si acercamos el zoom al derribar a algunos vemos una textura muy cuidada y con una sensación de relieve muy conseguida. Por supuesto hay algún error gráfico, hemos podido apreciar algúno en ciertas sombras, pero no desmerece en absoluto ya que son fallos concretos en ciertos puntos del juego.

Todo esto es durante el juego. Si hablamos de las secuencias en video, con algún que otro filtro de retoque en la iluminación y alguna textura, el nivel sube algún entero, ya que da la impresión de estar viendo una película por el gran nivel de detalle que se consigue. Chapó para Insomniac.

[BREAK=Sonido]

Sonido.

Como hemos nombrado antes, en el juego abundan los tiempos de silencio pero por supuesto hay zonas donde la batalla es muy intensa (Islandia sin ir más lejos) y podemos oir a nuestros compañeros caer en combate por el auricular. El sonido de las armas y los golpes cuerpo a cuerpo han variado poco debido al primer Resistance, sobre todo porque la mayoría de las armas permanecen (con algún retoque gráfico) pero siguen estando a un buen nivel.

La BSO es épica, con largos tonos graves, muy orquestada y se compagina perfectamente con el entorno y las secuencias, muy trágica y melancólica en ocasiones y frenética en las escenas de acción o en grandes tiroteos. Además, hay posibilidad de conversación con el equipo durante las partidas cooperativas online o competitivas y cada jugador viene indicado si tiene el headshet activado o no.

En muchas ocasiones sentiremos la angustia que podríamos sentir en una situación real. Las balas silban cada vez que rozan nuestra cabeza, o suenan martilleantes cuando dan en algo en lo que nos estamos refugiando. En las zonas oscuras, rodeado de enemigos, llega a asustar, ya que no oimos nada y solo escuchamos los alaridos de las quimeras y sus pasos.

[BREAK=Jugabilidad]

Jugabilidad.

Otro apartado donde Insomniac ha hecho un buen trabajo. Se ha mejorado el control y la respuesta del jugador en pantalla, haciendo que el arma se mueva un poco más rápido con lo que nos costará menos apuntar a los enemigos. Algo que incomodaba del primer Resistance era la tecla de Zoom, en el R3, y el golpe cuerpo a cuerpo en el L1. En esta entrega entrega se hace a la inversa, R3 para golpear y L1 para apuntar, más estilo Call of Duty y que acelera el juego.

Desde luego no nos vamos a aburrir. Situaciones de peligro que debamos repetir una y otra vez las hay continuamente. Por ejemplo al cruzar una pequeña reserva de agua con una plataforma intermedia para ayudarnos, que está rodeada contínuamente por una “furia” (quimera acuática) o en un pequeño parque en Orick cuando nuestro equipo es atacado por 3 enormes quimeras.

La cantidad de enemigos ha sido ampliada, sobre todo en los ataques de Speeder’s que corren hacia nosotros y nos recuerdan a la película “Soy Leyenda”, es más, yo diría que parte de idea surge de esta película. En estos ataques más vale ser rápidos, bien con la culata del arma (50 enemigos con la culata es trofe de bronce) o bien disparando sin parar y con el peligro de quedarse sin balas.

El modo online sigue la receta del primero, pero con alguna mejora. Ahora las partidas son de hasta 60 jugadores, sin lag y divididos en pequeños escuadrones de 8. Podemos hablar durante las partidas y a medida que vayamos subiendo niveles iremos desbloqueando nuevos accesorios para editar nuestro personaje, tanto si es humano como quimera, y nuevas armas. Hay nuevos modos como el de Escaramuza, donde realizaremos distintas misiones en una partida, como matar a un VIP, conquistar balizas o protegerlas.

El modo cooperativo online hace ganar muchos puntos de entretenimiento al juego. Es una historia alternativa a la del modo campaña, con hasta 8 jugadores por partida, donde deberemos realizar distintas tareas dentro de una misión. Por supuesto el número de enemigos se amplía considerablemente, ya que si no la dificultad bajaría bastante. Incluso podemos jugar a pantalla partida este modo cooperativo y jugar online a modo de pantalla partida.

Lo bueno de estos modos online es que la calidad gráfica del modo campaña no baja, sino que permanece igual con toda la carga de jugadores sin resentirse lo más mínimo, algo que que desde aquí aplaudimos.

[BREAK=Entre tú y yo]

Entre tú y yo.

Cuándo un juego se gana tantos halagos por parte de la prensa su peso tendrá, no van a estar todos equivocados. El caso es que mucha gente argumenta que Resistance 2 podría haber sido más de lo que es. Eso no lo podemos negar, segrurísimo que si se le hubiera dedicado un año más sería una autentica obra maestra, pero también hay que reconocer que este juego se ha creado en un año, con un motor antiguo y aún así es muy sólido en aspectos fundamentales como el gráfico o el modo online.

Podemos asegurar que este es uno de los grandes de aquí a mucho tiempo, uno de esos juegos que se recuerdan con el paso de las generaciones y que muchos mantienen en su estantería por el recuerdo, o bien porque aún con los años sigue gustando y apetece una partida.

Es uno de esos juegos con el que seguro que acertaremos al regalarlo en estas fechas y con el que nos aseguramos muchos momentos de juego y entretenimiento.

Desde aquí, felicitar a todo el equipo de desarrollo por esta gran obra, creado a destajo, y anunciando nuevas entregas de otros juegos sin haber lanzado siquiera este. Seguramente la actual Insomniac pase a la historia como ya ocurrió con otras hace tiempo.

[BREAK=Conclusiones]

Conclusiones.

Resistance ha cambiado, ha madurado con los años como los buenos vinos. Es un juego más profundo, busca aflorar los sentimientos del jugador al ir con un pequeño destacamento (en el primero íbamos solos) que nos apoya y deberemos ayudar en caso de ataque. Más maduro en el terreno gráfico, con detalles más sensibles para los menores como la sangre o el descuartizamiento de los miembros.

Seguramente con el tiempo salga algún pack nuevo de mapas, como ya ocurrió con el primer Resistance.

Lo mejor:

– El gran apartado gráfico y técnico y su ambientación.
– Un mejorado sistema de juego, mucho más dinámico que el anterior.
– Un juego más oscuro y siniestro.
– Modo online para 60 jugadores y cooperativo hasta 8.

Lo peor:

– Excesiva dificultad en algunos tramos.
– Algún fallo gráfico y algunas texturas planas.

89
Jugabilidad: 9
Gráficos: 8.75
Sonido: 8.5
Satisfacción: 9.5