Análisis – Raging Loop

75
Una aventura gráfica de horror al estilo anime que promete hacerte pensar dos veces antes de apagar la luz al irte a dormir.
Por Felipe Weffer 30 octubre, 2019

La desarrolla de videojuegos nipona KEMCO ha sacado a la luz recientemente su nuevo título: Raging Loop. Una novela gráfica de horror que ya se puede disfrutar en PlayStation 4 y Nintendo Switch. El estilo de este tipo de videojuegos ya es una marca registrada de diversas desarrolladoras japonesas, y es precisamente acá donde se sitúa el punto de anclaje de este lanzamiento.

Hoy nos sumergimos en el horror que se vive en la extraña aldea Yasumizu y valoramos lo mejor, lo neutral y lo peor del título lanzado por KEMCO en Japón, cuyo éxito hizo que el juego viera luz en esta parte del globo terráqueo. Acompáñanos en esta reseña de Raging Loop –libre de spoilers– que traemos para ti.

Cosas extrañas suceden durante la noche en la aldea Yasumizu

Cuando jugamos un título del género novela gráfica de principio tenemos claras varias cosas. La primera de ellas, es que el grueso del juego se concentra en el argumento del título. Y la segunda, es que si estamos frente a una propuesta de horror, en teoría, deberíamos “sufrir”.

Aparentemente, los encargados de escribir y desarrollar la historia de Raging Loop han tenido claro esto desde el inicio de este proyecto, por lo que han preparado una premisa tan envolvente como enigmática. Ésta, si bien es cierto que fluye un poco más lento de lo que nos gustaría –sobre todo al inicio del juego–, no puede negarse que resulta verdaderamente interesante.

La trama nos lleva con un joven que, a causa de un conflicto amoroso, termina llegando cerca del anochecer a una misteriosa aldea situada en lo profundo de una montaña. A raíz de un accidente, nuestro protagonista debe pasar la noche en este enigmático lugar. Es acá donde empieza a envolvernos el aura del juego y es que, al iniciar la noche, una densa neblina impregna todo el paraje y se nos van explicando los macabros rituales que ocurren en la aldea Yasumizu.

De esta manera, descubrimos que algunos aldeanos se transforman en horribles hombres lobos y uno de ellos acaba con nuestras vidas. No obstante, la cuestión no acaba ahí, y es que reviviremos al inicio del día y tendremos que buscar la forma de resolver los misterios de ese macabro lugar para poder salir con vida.

Es así como Raging Loop nos propone una historia de “horror” impregnada de la cultura asiática, donde el componente de misterio aparece en la dosis exacta para invitarnos a continuar el argumento. Con esto queda claro que la historia del título cumple lo que esperábamos.

La jugabilidad de Raging Loop

Conociendo los aspectos destacables del argumento de Raging Loop, pasamos a desgranar la jugabilidad del título. Donde, en primer lugar, se debe decir que el juego no innova en lo más mínimo respecto al canon típico del género. Estamos frente a una novela visual al estilo de la vieja escuela.

Así, al jugar Raging Loop, iremos progresando en el argumento a través de nuestra toma de decisiones. En cuanto a las mismas, llegarán momentos cruciales en los que los que una mala decisión conllevará a nuestra muerte. Esto es algo a lo que el juego nos irá acostumbrando, y precisamente el bucle generado por nuestras muertes es el que nos ayudará a descubrir la manera de salir vivo del juego.

No obstante, la cantidad de veces que tomemos las decisiones incorrectas serán muchísimas, por lo que morir es un factor común que nos llevará nuevamente a un punto previo de nuestra partida. Para hacer nuestra tarea menos tediosa, la interfaz del juego nos brindará un diagrama de flujo bastante cómodo, el cual secuencia de manera lógica puntos clave de los sucesos de nuestra aventura.

Con ayuda de dicho diagrama, podremos volver a puntos de control que nos mantendrán dentro de una misma línea de sucesos. Todo esto sin necesidad de volver al inicio de la historia. De esta manera es probable que un jugador que no sea amante del género termine por fastidiarse. Pero si eres de los que disfruta títulos de este estilo, probablemente encuentres en este recurso un apoyo valioso para explotar las posibilidades del juego y no dejar ningún vacío en el argumento.

El estilo anime, ¿Ha sido un acierto o decepción?

Gráficamente no podemos pedir lingotes de oro a Raging Loop, considerando que estamos frente a una novela visual de lo más tradicional, donde lo único que veremos en pantalla serán secuencias estáticas de imágenes que acompañan cada suceso del argumento.

No obstante, el trabajo de recreación de personajes al estilo anime supone un valor agregado que sienta bien a la historia que se nos cuenta. Y a pesar de que la mayoría de los personajes cuentan con un diseño genérico y poco atractivo, el manejo de las expresiones y un uso aceptable de la paleta de colores cumple con lo que esperamos.

Terror en Raging loop

Por otro lado, si hablamos del apartado sonoro, lo cierto es que el juego no acompaña el paso de la historia con un soundtrack destacable. En este punto, si consideramos que estamos frente a una aventura del género de horror, hubiese sido genial que los efectos de ambientación sumaran un poco a la sensación de tensión y miedo que transmite la historia. Sin embargo, esto no ocurre del todo y pensamos que es un aspecto de Raging Loop que pudo haber sido sustancialmente mejor.

Cabe destacar que el juego cuenta con voces japonesas que sí representan muy bien los diálogos del juego, sin embargo, es una lástima que el juego no haya sido doblado, subtitulado ni traducido a nuestro idioma antes de llegar al mercado.

Conclusiones acerca de Raging Loop

Es justo decir que las novelas visuales dentro de los videojuegos forman parte de un nicho muy concreto que no todos saben disfrutar. Sin embargo, el paso del tiempo nos ha dejado juegos inmortales como Black Mirror o The Cat Lady, los cuales hoy se consideran de culto. No obstante, estos títulos han sabido destacar y explotar al máximo cada aspecto de la propuesta de un juego de este género.

Partiendo de esta base, es justo decir que Raging Loop es un juego entretenido, pero que no cumple con los estándares que nos dejan mejores exponentes del género. De hecho, estamos frente a un título enfocado al horror que en muchas ocasiones no asusta lo suficiente, algo que resta bastante a la experiencia.

Sin embargo, la sensación de intriga y la atmósfera de incertidumbre que genera con el paso de la historia se logran de muy buena manera, por lo que si te gustan los juegos de este tipo vas a pasarla muy bien y disfrutar cada muerte en Raging Loop.

75
Jugabilidad: 8
Gráficos: 7.5
Sonido: 6.5
Satisfacción: 8

  • El argumento es original e interesante.
  • Las voces en japonés están muy bien interpretadas.
  • No genera una atmósfera de verdadero miedo.
  • Es un título repetitivo que, si no disfrutas de juegos de este estilo, te aburrirás pronto.
  • El apartado sonoro no suma mucho a la experiencia.