Análisis – Dreams

90
Analizamos la herramienta que Media Molecule ha creado para que todo aquel que tenga un sueño jugable pueda hacerlo realidad.
Por Sergio Alarcón 13 marzo, 2020

Muchos de nosotros llevamos jugando a videojuegos desde nuestra más tierna infancia, maravillándonos con la forma en que las ideas de los desarrolladores cobraban vida y nos trasladaban a mundos que jamás hubiéramos imaginado.

Quizás gran parte de la comunidad siempre se ha quedado allí, en el afán de vivir las aventuras creadas por las distintas personalidades creativas detrás de cada cartucho o disco que cargan en sus consolas, pero seguro que una pequeña parte de la misma siempre ha pensado dentro de su cabeza: “¿Yo sería capaz de crear algo así?”.

Hasta ahora esto era prácticamente imposible, ya que se necesitaban años de experiencia y de dedicación para comenzar a trabajar en esta gran industria, pero gracias a Media Molecule, todos estos sueños pueden llegar a hacerse realidad.

¿Es Dreams la herramienta de creación definitiva? Dentro análisis.

Haciendo sueños realidad

Dreams se presenta como una herramienta para crear sueños en la que solamente tu imaginación pone los límites. De esta manera, sus funciones se dividen en dos grandes apartados.

Por un lado podemos crear nuestros propios Sueños, es decir, tener a nuestra disposición un Modo Creación con el que podemos dar forma a nuestra ideas, creando tanto escenas jugables como simples animaciones.

Por otro, siempre podemos disfrutar de las creaciones de la comunidad, ya que siempre existe la posibilidad de ofrecer nuestras creaciones al resto de usuarios, de manera que disponemos de una gran biblioteca jugable con la que disfrutar indefinidamente maravillándonos con la capacidad creativa de otras personas a la vez que tomamos notas para nuestra siguiente creación.

Dreams

De esta manera, Dreams funciona a su vez como una herramienta de creación y como un pool de proyectos ya creados, por lo que si la creación no es lo vuestro, se puede invertir el tiempo perfectamente en valorar las creaciones del resto de la comunidad.

Lo mejor de esta herramienta es que se puede crear prácticamente de todo, pudiendo encontrar desde simples ensayos o bocetos creativos con pocas interacciones a verdaderas obras de arte jugables, fruto de la constancia y la dedicación de sus creadores, dando a entender que el límite lo ponemos nosotros.

Por poner algunos ejemplos, algunos usuarios han conseguido recrear juegos del calibre de PT Silent Hill o Super Mario 64 con todo lujo de detalles, mientras que muchos otros han realizado creaciones totalmente novedosas.

Dreams
¿Os suena este pasillo?

Un gran poder conlleva una gran complejidad

Como ya hemos comentado, las posibilidades que ofrece una herramienta del calibre de Dreams son inmensas, pudiendo crear casi cualquier cosa que nos propongamos.

Pero como ya os figuráis, si esto fuera sencillo, crear videojuegos sería pan comido, y como es bien sabido viendo los títulos que podemos disfrutar hoy en día, este proceso requiere de mucha paciencia y trabajo duro.

Así pues, la mejor baza de Dreams es quizás también su principal inconveniente, y es que dominar todas y cada una de sus herramientas es una tarea que requiere muchas horas de práctica.

Dreams
Una vez lo pruebas, te das cuenta de lo complicado que es crear.

Por ello, quizás en un principio esto abrume a gran parte de la comunidad, ya que se necesita invertir una buena cantidad de tiempo y una dosis de paciencia aún mayor para obtener los resultados esperados.

Por suerte, el objetivo principal de Media Molecule es que consigamos disfrutar creando en todo momento, y para ello han añadido un pequeño Modo Historia llamado El Sueño de Art, creado por completo usando las herramientas disponibles en Dreams

Esta historia está protagonizada por Art, un contrabajista que deja a su banda por miedo e inseguridad, los cuales deberá superar gracias a la ayuda de su imaginación y los juguetes de su infancia.

Gracias a este pequeño relato, Dreams nos muestra a través de Art muchas de sus posibilidades, ya que su historia pivota entre varios modos de juego, como plataformas o aventura gráfica, dándonos a entender ya desde un principio lo ambicioso que llega a ser este proyecto.

Dreams

Una vez terminado esta emotiva historia, la cual no dura más de dos o tres horas, tenemos a nuestra disposición un sinfín de pequeños tutoriales, esta vez ya centrados en mecánicas y herramientas concretas con las que ir aprendiendo poco a poco a realizar creaciones más complejas.

De esta manera, empezaremos por lo básico, como los elementos estáticos y sus distintas configuraciones, para crear las escenas y los niveles de nuestro juego según nos convenga, para terminar añadiendo todo tipo de elementos dinámicos, como el movimiento de enemigos y plataformas, la música ambiente, el clima o los diferentes planos de la cámara.

Como podéis imaginar, si conseguimos dominar todas y cada una de las herramientas que Dreams nos ofrece, los resultados que obtengamos en nuestras creaciones pueden ser increíbles, habiendo ya usuarios que han realizado Sueños que poco tienen que envidiar a títulos oficiales de hoy en día.

Dreams
Algo tan bonito como esto requiere muchas horas de trabajo.

El arte de construir un sueño

Para poder realizar nuestras obras de arte, podemos optar por tres tipos de control, alternando entre el uso del DualShock (tanto usando joysticks y botones como a modo de puntero) y de los PlayStation Move.

Personalmente, aunque el manejo de los PlayStation Move llega a hacerse intuitivo y está bien implementado, me encuentro más cómodo utilizando el mando de manera tradicional, ya que puede resultar algo extraño y frustrante el manejo de las tres dimensiones con los sensores de movimiento, pero todo es acostumbrarse.

Dreams

Una vez se solventa este primer escollo de los controles a base de practicar es cuando realmente sientes en tus manos las grandes posibilidades que Dreams ofrece, ya que el proceso de creación se vuelve mucho más rápido y fluido, permitiéndonos añadir más cosas (cada vez más complejas) a nuestro Sueño.

Visualmente Dreams ofrece un tono desenfadado con su estilo de acuarelas, a la vez que nos permite una vez más añadirle nuestro toque personal a las creaciones a base de modificar este apartado a nuestro antojo para que todo luzca tal y como tenemos en mente.

El título cuenta a su vez con editores de sonido para crear nuestras bandas sonoras al igual que temas ya predefinidos si no queremos quemar mucho nuestras neuronas.

En definitiva, Dreams ofrece todo lo que aquellos y aquellas que siempre hayan tenido un espíritu creativo dentro de sus corazones puedan desear, con herramientas que nos permiten crear con muchos niveles distintos de complejidad y permitiéndonos disfrutar de todo lo que el resto de su comunidad haya diseñado para nuestro disfrute.

90
Jugabilidad: 9.1
Gráficos: 8.5
Sonido: 9
Satisfacción: 9.5

Análisis

Dreams nos permite dar vida a nuestra imaginación otorgándonos la posibilidad de crear nuestras propias aventuras, con unos controles bien implementados y un sinfín de posibilidades con las que convertir nuestros sueños en realidad.

  • Una herramienta con posibilidades casi infinitas.
  • La posibilidad de compartir y disfrutar de las creaciones del resto de la comunidad aporta mucho contenido.
  • El nivel de complejidad puede llegar a ser elevado si pretendemos hacer cosas muy ambiciosas.
  • Cuesta acostumbrarse a los controles para hacer la experiencia más fluida.