Análisis X-Men Orígenes: Lobezno

82
Abraza su lado más salvaje.
Por Juan Antonio Márquez 19 mayo, 2009

Introducción

FICHA TÉCNICA

Desarrollador: Raven Software
Producción: Activision
Distribución: Activision
Jugadores: 1
Textos: Castellano
Voces: Castellano
Online: No
Trofeos: Sí

Una nueva colaboración entre Activision y Marvel da como resultado el retorno a videojuego de uno de los superhéroes más emblemáticos entre los amantes del cómic: Lobezno. Esta nueva irrupción en el mundillo del entretenimiento interactivo viene motivada por el reciente estreno de la película X-Men Orígenes: Lobezno, la cual supone la adaptación cinematográfica de los inicios de este peculiar mutante. El personaje es interpretado de manera eficaz por el actor australiano Hugh Jackman, que además es productor del film y colaboró activamente en la realización del guión.

Recordemos que James Howlett, o más conocido en España como Lobezno, fue creado por los ya legendarios dibujantes: Len Wein, Herb Trimpe y John Romita (padre). Pero no sería hasta más adelante cuando el escritor Chris Claremont y el artista Frank Miller desarrollaran más el personaje y establecieran importantes rasgos en su personalidad, con frases ya míticas como: “Soy el mejor en mi trabajo, aunque mi trabajo no sea agradable”.

Su aparición formal dentro del mundo del cómic se produjo en el número 181 de “El increíble Hulk” en noviembre de 1974. Se trataba de un personaje con un innegable carisma, poder de atracción y del que se desconocía prácticamente todo. Por lo que, en torno a él, existían numerosas incógnitas argumentales por desvelar. Demostrado quedaba este hecho en que durante la década de los 80/90 todo cómic en el que aparecía Lobezno se convertía en un auténtico éxito de ventas para la editorial Marvel. Más adelante, Lobezno entró a formar parte de los X-Men, allá por el año 1975 en la Segunda Génesis llevada a cabo por el Profesor Xavier, donde además de la entrada de Lobezno en la Patrulla X, se produjo la entrada de mutantes del peso de Tormenta, Coloso o Rondador Nocturno. Este nuevo grupo comenzó a cosechar bastante más éxito del que tenía con la formación anterior, tras su creación por parte de Stan Lee y Jack Kirby. Por lo tanto, podemos considerar a Wolverine (como también llaman a Lobezno en algunos países) como un personaje con gran peso e importancia dentro de la editorial Marvel, como ha venido demostrando a lo largo de todos estos años desde su creación.

Ante la jugosa situación actual de nueva película exclusiva de tan carismático personaje, Activision no ha querido dejar pasar la oportunidad de sacar la versión jugable a modo de hack and slash y nos trae un título que, lejos de ser una mera adaptación de la película al videojuego, va mucho más allá y ofrece un argumento y puesta en escena cargada de acción (y diversión) constante, que sabe transmitir todo el espíritu del personaje, con un muy hacer general en sus apartados y con detalles que demuestran la calidad, el mimo y la fidelidad que merece el emblemático superhéroe de la factoría Marvel. ¿Nos encontraremos ante un punto de inflexión en las adaptaciones de estrenos cinematográficos a videojuego? Continúa leyendo para conocer la respuesta.

[BREAK=Argumento]
Argumento

El videojuego de X-Men Orígenes: Lobezno supone una adaptación argumental un tanto particular de los hechos acontecidos en el largometraje protagonizado por Hugh Jackman, que, aunque no faltarán momentos imprescindibles como el baño de adamantium, si supone una interpretación diferente de la historia de Lobezno.

Sin entrar en mucho detalle para no desvelaros nada relevante tanto de la película como del videojuego, podemos deciros que este título jugable profundiza mucho más en los orígenes de Lobezno, mostrando un argumento mucho más completo (aparecen personajes no vistos en la película pero si en el cómic como pueden ser Bolívar Trask o los Centinelas) aunque más caótico en su presentación. Esto puede venir derivado de que en la película no buscaban demasiada complejidad argumental, mientras que en el videojuego si profundizan en determinados aspectos personales de Lobezno y en su trama personal (algunos inventados para la ocasión), presentando nuevos personajes (como Mística) y situaciones nunca antes vistas para nuestro protagonista. Además se consigue construir una trama mucho más compleja dividida en distintos capítulos que enlazan entre sí a veces a modo de retrospectiva (fundamentalmente esto ocurre cuando se nos presentan los tramos de la Jungla de África, en donde se desarrolla la Operación Firestorm, muy importante en la trama) o mediante continuación natural en el tiempo de los hechos acontecidos en el nivel anterior. En total tendremos para nuestro disfrute 5 capítulos que se ambientarán en 7 localizaciones distintas (como las montañas Arklay, la mencionada Jungla o las calles de Nueva Orleans entre otras…), con un total de 12 horas de duración que suponen, ya de por sí, muchísimas horas para este tipo de juegos (esta duración puede verse seriamente aumentada con los extras y los distintos trofeos para conseguir, como veremos más adelante).

Por si esto fuera poco, durante el desarrollo de nuestra aventura encontraremos distintos Registros de trabajo en los cuales se nos detallarán los diarios personales, a modo de conversación grabada (completamente en castellano), de los distintos personajes participantes en la trama de un modo u otro. Este hecho irá labrando un argumento y desarrollo de la acción que despertará el interés de aquellos jugadores que, sobretodo, hayan visto la película de Lobezno anteriormente o conozcan la saga X-Men muy bien, ya que se cuentan detalles argumentales no vistos en la película o que enlazan muy bien con hechos que ocurrirán posteriormente.

En definitiva, nos encontraremos con un argumento que, para el tipo de juego en el que nos encontramos (hack´n slash), está muy bien hilvanado y con suficientes alicientes como para despertar el interés del jugador más allá de la acción pura y dura que nos presenta su gran dinámica jugable. Comentando algún aspecto negativo del argumento, cabría señalar la reiterativa narrativa de determinados hechos que no dejan de recordarnos una y otra vez (sobre todo en los registros de trabajo) y ciertas incongruencias argumentales entre la película en la que se basa y lo que vemos en el título, fruto quizás de su más arriesgada propuesta a nivel argumental.

[BREAK=Gráficos]
Gráficos

Desde el punto de vista técnico para poder mostrarnos toda la acción en pantalla, X-Men Orígenes: Lobezno utiliza el motor Unreal Engine 3 que permitirá determinados efectos en los combates como la ralentización en los momentos más impresionantes para aumentar la espectacularidad o que el título goce de un aspecto técnico muy sólido y solvente con todos los elementos mostrados en pantalla (en líneas generales). Este hecho se deja constatar sobre todo en el detalle mostrado en escenarios y en personajes. Comenzando por el modelado y animaciones de los personajes, podemos percatarnos de las conseguidas representaciones faciales con grandes parecidos entre los personajes vistos en la película y lo que vemos en el videojuego (especialmente queremos resaltar el caso de Víctor Creed y el propio Lobezno). Los enemigos del título no podían quedarse atrás y tenemos la suerte de que se muestran a la altura del personaje protagonista con una gran diversidad de los mismos y muy bien diferenciados ya sean por su forma o colores en función de las habilidades que despliegue. Así tanto enemigos como, sobre todo, nuestro personaje protagonista mostrarán numerosos detalles y particularidades en sus vestimentas, además de unas animaciones muy fluidas y creíbles en combate. Queremos destacar, sobretodo dentro de esto último, los movimientos de nuestro personaje protagonista que destacarán por su fidelidad al personaje y variedad, consiguiendo transmitir toda su naturaleza salvaje cargada de odio y todo ello a una velocidad sobrehumana gracias a la solvencia del Unreal Engine 3 en este tipo de títulos.

Destaca también en este aspecto técnico las diferentes capacidades mutantes de nuestro personaje protagonista, como el factor curativo que quedará fielmente reflejado con un sistema de regeneración de daños en tiempo real muy trabajado en su representación. Por ejemplo, veremos cómo los enemigos con sus ataques causarán heridas en todo el cuerpo de nuestro protagonista que, en algunos casos, incluso dejarán sus costillas y órganos internos al aire. Al poco tiempo, y si dejamos actuar al factor curativo de Lobezno sin recibir ningún ataque enemigo, veremos como estas heridas se van cerrando poco a poco hasta estar totalmente curadas en cuestión de segundos. Otro poder mutante representado en el título son los sentidos salvajes que vienen a ser la representación del sexto sentido animal de Lobezno (incluido su gran olfato). Este sentido salvaje lo podremos activar cuando deseemos y vendrá representado en pantalla por un cambio de color en los escenarios que nos indicará qué objetos nos ayudará a avanzar o qué camino deberemos tomar, así como aportarnos información en los combates sobre las posibilidades de exterminio de nuestros enemigos. Por supuesto, no podemos olvidar la capacidad de Lobezno de desplegar sus garras retráctiles a la hora de pasar al combate, que se mostrarán en todo momento creíble y tal y como lo imaginábamos en nuestra mente al observar las viñetas de sus comics. En definitiva, se muestran los poderes mutantes de forma muy completa que, sin duda, ayudará muchísimo a meter al jugador dentro de contexto y transmitir el lado más salvaje del personaje protagonista.

Entrando a comentar los escenarios del juego podemos decir que algunos escenarios del título se encuentran mucho más detallados y trabajados que otros. Un ejemplo de ello, será la Jungla de África (la cual visitaremos varias veces) que se mostrará como un escenario con gusto por el detalle, con variedad en sus estructuras y rebosante de vida en ocasiones. En contraposición a esto, se encuentran escenarios como el Laboratorio de Arma X que se caracterizará por ser un escenario repetitivo y plano en cuanto a detalle y variedad en el mismo. Pero debemos comentar que todos los escenarios del título poseen una considerable extensión y multitud de escondrijos donde ocultar los distintos coleccionables que, sin duda, repercutirá directamente en la gran duración jugable de la que hace gala. En definitiva, en su conjunto, X-Men Orígenes: Lobezno se muestra a buen nivel en cuanto a escenarios y que, salvo contadas excepciones, no llega a cansar nunca desde el punto de vista visual.

Dentro de los elementos negativos en el apartado gráfico debemos destacar una característica que desgraciadamente suele acompañar al motor Unreal Engine 3 y es la lenta carga de texturas que se hace demasiado evidente sobretodo en las texturas del escenario. Así veremos como estas texturas tardarán varios segundos en cargarse en alta resolución pese a llevar un tiempo observándolas. Son notables también la cantidad de dientes de sierra que encontramos tanto en el borde los personajes como de los escenarios (más evidentes en estos últimos), las idas y venidas incomprensibles de la camiseta de Lobezno, además del molesto tearing presente en distintas FMVs. Para el final, hemos querido dejar el que quizás sea el fallo técnico que más empañe el apartado técnico del título y son las molestas ralentizaciones que se producen cuando hay una gran cantidad de enemigos en pantalla junto a la niebla volumétrica o algún sistema de partículas. Dejando a las claras que el motor Unreal Engine 3 sufre muchísimo con un sistema de partículas por no haber sido pulido lo suficiente en este sentido.

[BREAK=Sonido]
Sonido

En su faceta audible, X-Men Orígenes: Lobezno presenta un doblaje al castellano cuyo repertorio de voces no coincide con los dobladores de la película. Sin embargo podemos decir que es un doblaje notable que podría haber dado mucho más de sí contando con una mejor sincronización labial y con una menor sensación de falta de actores de doblaje. En esto último queremos referirnos al gran parecido existente entre las voces de personajes importantes en la trama y que aparecen una y otra vez durante el desarrollo. Este problema toma envergadura cuando dentro de los registros de trabajo, el efecto de “grabación” acentúa muchísimo este problema comentado. Pero no nos equivoquemos, siempre es de agradecer un doblaje al castellano, y este no iba a ser menos, sobre todo teniendo en cuenta la conseguida voz del personaje principal que, para gusto del redactor, se adapta muchísimo mejor que la utilizada en la película para Lobezno (el actor de doblaje habitual de Hugh Jackman). La predilección por la nueva voz de Lobezno provoca la extraña sensación de ausencia de comentarios del mismo durante los combates, mostrándose éstos demasiado espaciados en el tiempo e incluso descompasados de la acción en ocasiones.

Por otra parte los efectos de sonido que acompañan a la acción se muestran variados y en bastantes casos, sobre todo en todo lo relacionado al uso de las garras de adamantium de Lobezno (incluidos los gritos de furia del protagonista) y los desmembramientos, simplemente brillantes. No obstante, los chicos de Raven Software se dejaron atrás un pequeño detalle, quizás nimio, pero que no deja de transmitir una sensación profundamente extraña: durante las fases de la Jungla, en las que Lobezno aún no ha recibido los baños de adamantium en sus huesos, cuando sacamos nuestras garras, éstas tienen un intenso efecto sonoro metálico que se mantiene durante todo el título (con la posibilidad también de realizar intensos arañazos en la roca con huesos, con todas las dudas que ello despierta). Lo dicho, algo quizás nimio pero, ¿desde cuándo los huesos suenan metálicos antes de darse un baño de adamantium y además son capaces de provocar la apertura del fuselaje de un helicóptero como si de una lata de sardinas se tratara?

Analizando la BSO que acompaña a la acción del título, nos damos cuenta de que su objetivo es meramente funcional, y lo consigue. Consigue acompañar de manera adecuada la acción pero sin llegar a destacar en ningún momento. Simplemente adecuada al personaje y lo mostrado en pantalla.

[BREAK=Jugabilidad]
Jugabilidad

En un principio se podría pensar que plasmar las distintas habilidades de Logan (como también se conoce a Lobezno) en un hack´n slash y que en conjunto funcione, pudiera ser una tarea complicada ya que cuenta con una gran cantidad de poderes mutantes que podrían desequilibrar la balanza a su favor si no tiene rivales a su altura enfrente. En este sentido debemos aplaudir al estudio Raven Software ya que han logrado una jugabilidad completísima, violenta y, en definitiva, muy fiel al personaje protagonista gracias a un perfecto equilibrio entre las distintas habilidades de Lobezno, su sistema de mejoras (completísimo) y una gran variedad de enemigos con distintas mecánicas más efectivas de eliminación con un alto contenido cinematográfico en su presentación. Quizás gran parte del éxito a nivel jugable conseguido por Raven, venga determinado (además de por una muy buena planificación) por unas características mutantes muy interesantes de nuestro personaje protagonista que piden a gritos un juego como el que tenemos en nuestras manos. A continuación pasamos a detallaros lo máximo posible su apartado jugable.

Logan contará con dos barras de vitalidad autoregenerables (gracias a su poder de curación), con una gran cantidad de habilidades relacionadas con sus garras retráctiles y técnicas que podremos combinarlas entre sí de manera sencilla para realizar todo tipo de acciones que van desde asesinatos rápidos a elevar a nuestros enemigos por los aires para posteriormente agarrarlos y empotrarlos contra el suelo, lo que a la postre, ayuda muchísimo a la diversión y a la sensación de bestia indómita que transmite Lobezno en pantalla. Ya desde el minuto uno no pararemos de acabar con enemigos de múltiples maneras diferentes que incluirán, incluso, la capacidad de utilizar los elementos de nuestro entorno a nuestro favor (ojo que determinados enemigos también pueden hacerlo).

Para llevar a cabo nuestras hazañas en combate contaremos con un botón de ataques con mayor fuerza pero lentos (triángulo), otro para ataques más rápidos pero menos eficaces(cuadrado), un botón de agarre al enemigo (círculo), un botón de salto que pulsándolo dos veces haremos un doble salto (equis), un gatillo para la acción de cubrirnos que será fundamental para salvaguardar nuestra vitalidad y realizar contraataques (L2) y otro gatillo para desplegar el menú de selección de habilidades especiales de Lobezno. No queremos olvidar el fantástico añadido del movimiento embestida que nos ayudará a desplazarnos más rápidamente en los combates, además de darnos la posibilidad de sorprender a nuestros enemigos abalanzándonos sobre ellos para clavarles nuestras garras.

Entrando en el terreno de las habilidades especiales de Logan, decir que Raven Software ha sabido solventar de manera efectiva el hecho de contar con una gran cantidad de habilidades dispuestas en un número limitado de botones en el mando de control, sin que tengamos que realizar complicadas combinaciones de botones, más allá del gatillo R2 + el botón de acción que deseemos según la técnica que necesitemos. En cuanto a control, debemos destacar el nulo aprovechamiento del sistema de detección de movimiento SixaxiS, pese a contar el devenir de nuestra aventura con numerosas secciones de equilibrio que les hubieran venido de maravilla (por poner un ejemplo).

Queríamos comentar aparte el trabajado sistema de mejora por subida de niveles, mediante la obtención de experiencia al eliminar enemigos, del que hace gala nuestro personaje protagonista. Poco a poco, y gracias a este sistema, iremos desbloqueando las distintas habilidades de Lobezno para su posterior uso y mejora. Decimos mejora ya que conforme vamos eliminando los enemigos que nos salen al paso podremos obtener puntos de experiencia y mayores reflejos con determinados enemigos, es decir, aumentaremos nuestra eficacia cuanto más luchemos contra un enemigo concreto (todo esto gracias al sistema de Reflejos). Cuando consigamos subir de nivel, generalmente, se nos dará mayor cantidad de salud y más puntos de habilidades que serán requeridos para mejorar la potencia de nuestras habilidades de combate.

Todas estas habilidades las podremos desplegar en un desarrollo inminentemente orientado a la acción pero que en determinadas partes del mismo se permite el lujo de incluir secciones más plataformeras, incluso, escenarios con distintos puzzles no muy difíciles de resolver. Constituyendo unos niveles bastante extensos que se traducen en unas 12 horas de duración en modo de dificultad normal. Además para remozar todo el desarrollo, determinados combates se verán interrumpidos por persecuciones repletas de disparos, escaladas a grandes torres de comunicaciones y, por supuesto, la lucha contra jefazos finales con todo tipo de habilidades y tamaños (la lucha contra Centinela 1 es realmente impresionante pese a su fácil mecánica de eliminación). Tampoco queríamos dejar de transmitiros la cantidad de QTE (Quick Time Events) que salpican el desarrollo pero algunos se muestran alarmantemente poco inspirados e incluso en determinadas partes del desarrollo echamos de menos más cantidad de los mismos (o mayor dificultad en los mismos), ya que estamos seguros que muchas secuencias ganarían en espectacularidad e interés si tuvieran QTE a realizar por el jugador.

Estamos seguros de que todos estos elementos comentados anteriormente ofrecen la suficiente diversidad en el desarrollo para no caer en la repetición, pese a ello es inevitable esta sensación ya que estamos ante un título de unas 12 horas de duración y algunas partes, de manera inevitable, se nos antojaron repetitivas y algo escasas de ideas.

Dejando a un lado la acción y los combates, X-Men Orígenes: Lobezno no podía dejar de presentar una característica bastante común entre los hack´n slash: los coleccionables. Durante el desarrollo de los niveles tendremos que ir con los ojos bien abiertos para no saltarnos ningún tipo de coleccionables que nos ofrece el título. Ya sean placas de identificación (repartidos en número de 95 en todo el juego, algunas se encuentran bastante escondidas), figuritas de Lobezno (que ayudarán a desbloquear trajes alternativos en extras) y los mutágenos (hasta de tres mutágenos podrá equiparse nuestro personaje protagonista que les conferirá habilidades distintas habilidades de estado). Especialmente interesantes se muestran los mutágenos en la mejora de nuestro personaje, ya que podremos elegir cuales mutágenos decidimos equipar a nuestro protagonista. De tal manera que podremos confeccionar un Lobezno distinto según las necesidades de la acción (con más vitalidad, mas poder destructivo, etc…).

[BREAK=Entre tú y yo]
Entre tú y yo

Seguramente a estas alturas del análisis te preguntarás si una vez terminado el modo principal de X-Men Orígenes: Lobezno, ¿qué mas te puede ofrecer? La verdad es que uno de los puntos débiles del título quizás sea su rejugabilidad porque más allá de conseguir todos los extras desbloqueables en forma de trajes alternativos o rejugar el título para completar su interesante lista de trofeos, poco más puede ofrecer el título.
Sin embargo, este humilde redactor, ha quedado satisfecho en que un juego de estas características contenga tantas horas de duración y encima, si te gustan completar la lista de trofeos de tus juegos, lo vuelvas a rejugar para cumplir las exigencias de esta lista. Lo considero un punto muy importante por el cual, originalmente, fue diseñado el sistema de trofeos: aumentar la duración de nuestros títulos.

Me gustaría aprovechar la ocasión para comentar que la lista de trofeos de X-Men Orígenes: Lobezno queda constituida por un total de 51 trofeos de toda índole. Los hay de acumular un número determinado de muertes con un estilo determinado, acabar con un determinado enemigo, provocar determinada situación o, los más interesantes quizás, son los que proponen cumplir determinadas situaciones que suponen un guiño a sagas como World of Warcraft (guiño a la fusión entre Activision y Blizzard), lo que hace esta lista aun más especial en este sentido.

[BREAK=Conclusiones]
Conclusiones

X-Men Orígenes: Lobezno se presenta ante todos nosotros como una grata sorpresa dentro del catálogo de PlayStation 3. Lejos de ser un juego de acción del montón, presenta un desarrollo entretenido y muy divertido que sigue a raja tabla los cánones exigidos por un personaje protagonista emblemático dentro de la factoría Marvel: Lobezno. El título no se arruga ante las exigencias de estar a la altura, de tal manera que incluso puede mantener la cabeza bien alta con un apartado técnico notable y una dinámica jugable muy trabajada. Muchos otros juegos que suponen adaptaciones directas de películas vistas en el cine deberían tomar ejemplo de proyectos así.

Tiene sus fallos que lo alejan de ser un juego sobresaliente, pero sabe lo que ofrece con su propuesta en todo momento y gusta cómo lo hace. ¿El mejor en lo que hace? Puede que no, pero aporta justamente lo que se propone: acción directa con kilos de diversión como acompañamiento. Todo amante de los hack´n slash y, por supuesto, los seguidores de Wolverine no deberían perderselo, ya que supone un auténtico tributo al personaje y, en definitiva, una muy recomendable opción. Vía libre.

A favor:

– Acción a raudales sin descanso que sabe transmitir el lado más salvaje de Lobezno
– Tremendamente divertido
– Sistema de mejoras bien diseñado y trabajado
– Controlar a Lobezno es una delicia
– Su larga duración
– Apartado técnico notable pese a sus fallos
– Doblado al castellano

En contra:

– Repetitivo en determinadas partes
– Muy lineal en todo su desarrollo
– Ralentizaciones puntuales provocadas por las caídas del framerate
– Nulo aprovechamiento del SixaxiS
– Escasa rejugabilidad, más allá de completar su lista de trofeos.

82
Jugabilidad: 8.5
Gráficos: 7.5
Sonido: 8
Satisfacción: 9

WordPress › Error

Ha habido un error crítico en tu web.

Aprende más sobre la depuración en WordPress.