Análisis – WWE 2K19

88
El mayor espectáculo del mundo despliega todo su potencial en PS4.
Por Jayran Espinosa 20 octubre, 2018

La WWE es el evento deportivo estadounidense que más se ha extendido por todo el mundo. Suele decirse que la Super Bowl es la mayor competición a nivel mundial, pero los títulos de Madden no consiguen hacer sombra al número de ventas y fans de la WWE fuera del territorio americano. Tal es su éxito que llevan sus eventos por todo el mundo, llenando los estadios de todos los países en los que se celebran, y su expansión aún no ha terminado. El propio John Cena ha declarado que lleva años aprendiendo mandarín para convertirse en embajador de la WWE en China y llevar la fiebre del wrestling al lejano oriente.

Fue una sorpresa que 2K Sports decidiera hacerse con los derechos de la WWE y se propusiese trasladar sus rudos combates a los videojuegos. Tenían experiencia en simuladores deportivos de calidad —ahí estaba NBA 2K para demostrarlo— y sin duda veían el gran potencial de ventas que supondría.

Yuke’s y Visual Concepts han vuelto a estar al mando del desarrollo y han escuchado a los fans, consiguiendo resolver varios problemas de la anteriores entregas (como alguna que otra ausencia inexplicable) que no dejaban disfrutar de una experiencia WWE al 100%.

El plantel de luchadores más amplios hasta la fecha, Mi Carrera, Showcase, Torres y la apuesta por los combates online, son elementos suficientes para dejarnos con la boca abierta cada vez que nos subimos al ring. ¡No intentéis hacer esto en casa!

Conviértete en leyenda viva del Wrestling

La entrada a la arena lo dice todo del luchador

Los simuladores deportivos tienen una larga trayectoria en el sector de los videojuegos, la cual ha permanecido inmutable en sus modalidades hasta los últimos años. El modo carrera es un añadido reciente en el nicho deportivo, pero que sin duda ayudan a explorar los títulos desde un punto de vista diferente, consiguiendo que el jugador pase a ocupar el papel principal. Estamos acostumbrados a verlos en juegos de fútbol como FIFA y en el baloncesto de la mano de NBA 2K. Obviamente, WWE 2K19 incluye su propio modo Mi Carrera, muy mejorado con respecto a lo visto en 2K18.

Creamos nuestro propio luchador con un editor bastante completo que no solo permite definir el físico del luchador, sino que también deja decidir las animaciones de entrada al recinto y la de victoria. Todo luchador/luchadora de la WWE que se precie debe tener un momento de presentación muy épico.

Mi Carrera se ha tornado en una modalidad más cinematográfica y con mayor carga narrativa. Muchos diálogos que introducen la oportunidad de elegir algunas de las respuestas y participar en encargos secundarios. El modo experimenta un cambio radical que queda patente a lo largo de sus 14 episodios y sus 10 horas de duración, que nos llevará desde combates amateurs hasta acabar viéndonos las caras con las grandes estrellas de la WWE.

Los comienzos como luchador no son fáciles y abrirse camino hasta la cima requiere de práctica. Aquí entra en acción el componente RPG de WWE 2K19. Cada victoria nos permitirá ir definiendo el estilo de lucha y actitud de nuestro luchador dentro del ring, gracias a un variado árbol de habilidades.

Es esencial tener claro el tipo de luchador que queremos crear: peso ligero, rápido y con facilidad para realizar maniobras; técnico, especializado en someter al rival; gigante, pura fuerza; poderoso, ataques pesados y potentes, o golpeador.

  La fama cuesta y aquí es donde vamos a empezar a pagar con sudor

Las luchas adquieren un nuevo nivel de dinamismo gracias al sistema Venganza, una forma que puede dar la vuelta al combate. A medida que recibamos golpes el medidor de venganza se irá llenado y, una vez cargado, podremos utilizar para realizar alguna habilidad de esta categoría. Las opciones son bastantes variadas (aumento de adrenalina, velocidad, aguante, recuperaciones) y se adaptan a distintas tácticas de lucha. Para evitar el abuso, algunas de estas solo pueden realizarse una vez por combate.

Los combates siguen basándose en la gestión de la resistencia de los luchadores, característica que sigue chocando, ya que hablamos de atletas con físicos imponentes y capaces de realizar las acrobacias más espectaculares. No sorprendería ver como en futuras entregas 2K revoluciona la lucha libre con un nuevo sistema de combate que jubile al de las entregas anteriores.

También llama la atención la inclusión de objetivos secundarios para evitar que recurramos siempre a la misma táctica para vencer. Si hablamos entre bastidores con algunos personajes, estos nos encargarán realizar un determinado movimiento durante la pelea para alcanzar la victoria como es debido.

Daniel Bryan trae de vuelta el 2K Showcase

Es difícil saber por qué WWE 2K18 dejó fuera de la acción la modalidad Showcase, la ausencia inexplicable a la que hacía referencia más arriba, pero es agradable comprobar que en 2K19 tiene lugar su regreso por todo lo alto.

2K Showcase es un modo de juego que repasa la carrera combate a combate de las grandes estrellas de la lucha libre. Daniel Bryan es el protagonista de este año, pudiendo revivir sus combates con el mando en las manos y meternos en su cabeza antes de salir al ring.

  El primer enfrentamiento de Daniel Bryan será contra el imponente John Cena

Esta modalidad supone todo un desafío, ya que no solo consiste en vencer al rival, sino hacerlo como lo hizo Daniel. Debemos recrear los movimientos que lo llevaron a alcanzar la victoria en cada combate. La lucha va actualizando con nuevos desafíos que hemos de ir completando para superar cada enfrentamiento.

Prácticamente, se trata de un documental interactivo en el que el propio Daniel ejerce de narrador. Esperemos que en los siguientes WWE sigan explotando esta modalidad con nuevos luchadores, y no desaparezca como ocurrió en 2K18.

A la conquista de las Torres y los patrocinadores

La gran novedad del título viene con el debut del modo Torres. Esta modalidad puede jugarse tanto con nuestro luchador personalizado como con una de las estrellas profesionales, y nos propone superar los retos más duros de WWE 2K19. Eso sí, las recompensas merecen la pena.

  ¿Quién se atreve con la Torre del Millón de Dólares?

El máximo exponente de dificultad lo aporta la Torre Gauntlet, donde estamos obligados a ganar todos los combates de la torre sin perder o, de lo contrario, perderemos todo el progreso. Un desafío solo apto para los luchadores más hábiles con el mando.

Las modalidades de juego online no podían faltar a la cita. Por un lado, Road to Glory nos permitirá medir las habilidades de nuestro luchador contra los del resto de la comunidad de jugadores. Por otro, Royal Rumble se encargará de los combates más multitudinarios, donde hasta 8 luchadores suben al cuadrilátero para forjar alianzas o traicionar a sus compañeros en medio de la contienda.

Alejado de los espectáculos de luces y del fragor de la batalla, encontramos el Universo WWE, un modo de juego que nos invita a gestionar el espectáculo que supone el World Wrestling Entertainment. Organizar los combates —también pueden disputarse— y buscar patrocinadores son las tareas más importantes para conseguir que la WWE sea una marca reconocida en todo el mundo.

Apartado gráfico a la altura del espectáculo

Año a año, 2K ha ido puliendo su motor gráfico, y en WWE 2K19 las mejoras visuales son más que notables. Los movimientos y caras de sus luchadores y luchadoras son una copia casi exacta de los reales, gracias a su trabajo de captura de movimientos. La gran fluidez con la que los luchadores se mueven por el ring es palpable desde la primera llave.

Los escenarios se han implementado con un mejor trabajo de iluminación, y los distintos escenarios cuentan con un público más vivo a la hora de reaccionar ante los combates. En un deporte como este, la audiencia es parte esencial para conseguir una mayor inmersión en la experiencia, y 2K no lo ha pasado por alto.

  El público vive la emoción del combate abucheando o animando a los luchadores/as

Dentro del ring, todo se muestra de forma adecuada a nivel visual, pero sí que se nota una alta de detalles en los exteriores. En Mi Carrera es donde más escenarios vemos por motivos de la historia, y es también donde nos percatamos de que estas zonas pecan de pocos detalles. El acabado de los coches, vestuarios y edificios son de lo más austeros.

En el apartado sonoro, las canciones de Metallica, Eminem y Slipknot no fallan a la hora de motivarnos antes de entrar al combate y navegar por los menús. Además, los aficionados más fieles de este deporte agradecerán que los luchadores reales hayan prestado sus voces a sus recreaciones virtuales, dotando de más emoción a todo el espectáculo.

88

Jugabilidad: 9
Gráficos: 8.5
Sonido: 9
Satisfacción: 9