Análisis – The Last of Us Part 2

98
Naughty Dog corona la actual generación de consolas con una secuela rompedora a todos los niveles, cerrando una historia inolvidable.
Por Sergio Alarcón 2 julio, 2020

El 14 de junio de 2013, Naughty Dog puso encima de la mesa todo lo aprendido con la saga Uncharted para darle un giro de tuerca a su fórmula y dar vida a una de las historias más emotivas y profundas que hemos vivido en los últimos años con The Last of Us.

Tras 9 años de espera, el estudio ha recuperado la saga para cerrar un capítulo que lleva tanto abierto en los corazones de gran parte de la comunidad, dispuesto a crear una secuela capaz de superar en todos los aspectos a su predecesora.

Después de sufrir varios retrasos por la situación que nos ha acontecido estos últimos meses, The Last of Us Part 2 ha llegado al fin a nuestras PlayStation 4 casi a las puertas de la nueva generación de consolas.

¿Ha merecido la pena tantos años de espera para volver al mundo de The Last of Us? Dentro análisis.

The Last of Us Part 2

La decadencia de la humanidad

Como su propio nombre indica, The Last of Us Part 2 se sitúa tras los acontecimientos del título lanzado en 2013, concretamente cuatro años después. Durante todo este tiempo, Joel y Ellie consiguen mantener una vida “normal” dentro del asentamiento de Jackson, pudiendo mantenerse a salvo de toda la hostilidad que el brote de Cordyceps (el hongo mortal que marcó un antes y un después en la historia de la humanidad) ha creado en el mundo.

Debido a una serie de acontecimientos, una Ellie ya mayor de edad se embarca en un viaje que le lleva a recorrer las calles de Seattle y sus alrededores, dando lugar a una de las mejores historias que han tenido lugar en el mundo de los videojuegos.

Es realmente complicado hablar de la excelente narrativa de The Last of Us Part 2 sin caer en el spoiler, siendo ésta mucho más profunda de lo que podríais considerar leyendo estas líneas, pero si habéis jugado a la primera entrega (cosa imprescindible para entender esta segunda parte), puedo garantizaros que no os decepcionará en absoluto.

The Last of Us Part 2

Fuera de Jackson, la humanidad ha continuado a la deriva en un mar de violencia y ley marcial, donde tan solo los más fuertes sobreviven.

La ciudad de Seattle está envuelta en una guerra civil entre los Lobos, un grupo paramilitar, y los sefaritas, una suerte de secta religiosa, además de los infectados por el hongo, hostiles ante cualquier ser vivo.

The Last of Us Part 2

Partiendo del mismo mundo, el título original frecuentaba unos escenarios en su mayoría “pasilleros“, en los que debíamos cruzar del punto A al punto B sorteando o bien enemigos o bien una serie de obstáculos, con poco margen de actuación para cumplir este objetivo.

Si bien The Last of Us Part 2 mantiene esta esencia en muchas de sus partes, ha conseguido implementar distintos toques de mundo abierto de una manera natural, sin llegar a saturar o a aburrir por la frecuencia de “zonas vacías” y siempre premiando el afán de exploración del jugador/a tanto con materiales de supervivencia como con coleccionables que amplíen nuestro conocimiento sobre el mundo que nos rodea.

The Last of Us Part 2

Algo que el título se esfuerza continuamente por recordarnos es que su mundo es cruel e implacable, sin margen de tregua o de piedad, y la violencia es lo que marca la diferencia entre sobrevivir o perecer.

De esta manera, pasar de la calma de una mera conversación mientras exploramos una tienda abandonada en busca de recursos a la tensión de escuchar un ruido y saber que el enemigo anda cerca es la norma en este título, donde un paso en falso puede significar la muerte.

Cabe destacar la gran diferencia que existe entre enfrentarnos a un grupo de infectados a plantar cara a otros supervivientes. Los primeros están totalmente desprovistos de humanidad, por lo que es sencillo verlos como meros obstáculos en nuestro camino que deben desaparecer, pero The Last of Us Part 2 recuerda con cada muerte de un ser humano que, por mucho que estos enemigos quieran matarnos, no dejan de buscar la manera de sobrevivir igual que nosotros.

The Last of Us Part 2

Por ello, el matar a una persona de manera sigilosa y escuchar llorar a sus compañeros al encontrar su cadáver, o sentir los gritos de rabia cuando cae un enemigo en medio de un tiroteo delante de sus compañeros crea una sensación de inmersión que pocas veces he sentido en un videojuego, y que incita a pensar si realmente lo que hacemos está bien.

Hay que recordar que en la primera entrega era Joel el que se encargaba del trabajo sucio, siendo un adulto con muchos años de rodaje en este mundo desolado, pero en esta segunda entrega Ellie es la principal protagonista.

Esta Ellie no es la niña de catorce años que recordamos, siempre a la sombra de los adultos y con un plano totalmente secundario, sino que tanto su personalidad como todas las esferas que la rodean han evolucionado, y continuarán evolucionando a lo largo de toda esta aventura.

The Last of Us Part 2

La evolución de los personajes posiblemente sea el apartado que hace a este juego diferente a casi todo lo visto hasta ahora en la industria de los videojuegos. Tanto sus modelos y animaciones como su forma de hablar, de expresarse, el comprobar cómo viven cada momento de la aventura tanto por fuera como por dentro y la constante evolución de los mismos hace que dejes de pensar en ellos como en meros personajes de videojuego para comenzar a tratarlos como personas reales dentro de una pantalla.

Aquí no caben los superhombres capaces de saltar de un tren en marcha tras matar a decenas de personas sin apenas un rasguño o mujeres sexualizadas hasta el extremo, sino que son lo más cercano a personas de carne y hueso que he visto en mucho tiempo, y es precisamente esa naturalidad la que crea esa empatía con los mismos.

Por ello, durante todo el juego tanto Ellie como el resto de personajes se sienten verdaderamente personas reales, como podríamos ser cada uno de nosotros/as en esas circunstancias, para a su vez hacernos dudar, enfadarnos y entristecernos con ellos/as.

The Last of Us Part 2

El arte de la supervivencia

En términos de mecánicas, The Last of Us Part 2 bebe directamente de su predecesora, y pule concienzudamente lo implementado en la misma sin ofrecer cambios radicales en las mismas.

En este mundo postapocalíptico los recursos escasean, por lo que la exploración de los escenarios es fundamental, siempre valorando el riesgo-recompensa que supone investigar una habitación más para encontrar algo de munición a cambio de perder recursos debido a un encontronazo con algún enemigo por sorpresa.

The Last of Us Part 2

De esta manera, la experiencia de juego se ve alargada de manera natural, premiándonos por buscar en cada rincón del escenario para fortalecer un poco más nuestro arsenal o encontrar retazos de las historias de otros supervivientes con el fin de sumergirnos un poco más en este universo.

Recoger distintos materiales de crafteo es esencial, ya que con ellos fabricamos nuevo arsenal a modo de bombas de humo caseras, armas cuerpo a cuerpo reforzadas o silenciadores caseros para nuestras armas.

The Last of Us Part 2

Cabe destacar que la distribución de estos materiales es natural y congruente con el escenario que se nos plantea. Olvidaos de encontrar cuarenta balas de rifle de asalto en una papelera o tres granadas en la mesita del dormitorio, ya que en el universo de The Last of Us todo se encuentra donde debería estar, reforzando la sensación de inmersión.

Así pues, si buscamos cuchillas para reforzar nuestra arma cuerpo a cuerpo lo más normal es que las encontremos en una cocina, mientras que las pastillas suelen estar en los baños y las piezas de herrramientas en los garajes o trasteros.

The Last of Us Part 2

Al igual que ocurría con Joella sensación que transmite el controlar a Ellie es que no estamos ante un superprotagonista capaz de portar cualquier arma con una eficacia digna de un S.W.A.T, de manera que la acción fácil como los tiroteos descontrolados, nunca suele ser la opción más plausible a la hora de enfrentarnos a nuestros enemigos, ya que cada bala cuenta.

Por ello, el sigilo y la astucia son fundamentales. Calcular la situación y trazar una ruta con la que eliminar a nuestros enemigos de manera sigilosa a través de trucos y despistes otorga al juego un punto de tacticismo que mejora lo visto en la anterior entrega, siendo de nuevo su eje fundamental la habilidad para escuchar.

The Last of Us Part 2
Escuchar para localizar a nuestros enemigos vuelve a ser fundamental en esta segunda entrega.

Vuelven los trucos con los ladrillos y las botellas y las eliminaciones silenciosas, pudiendo coordinar estas acciones con los acompañantes principales para plantear nuevos escenarios de actuación.

Pero en algunas situaciones, el pasar desapercibidos resulta imposible, y aquí es donde entra en juego el excelente sistema de combate de esta segunda entrega.

Tanto el peso como el impacto que tienen las armas tanto en nosotros/as como en los enemigos están fielmente representados, por lo que es muy fácil abatir y ser abatidos.

The Last of Us Part 2
Las animaciones han sido cuidadas hasta la saciedad.

La IA de los enemigos ha sido mejorada respecto a la precuela, de manera que al enfrentarnos a otros humanos, éstos no dudarán en utilizar su ventaja numérica para rodearnos, acorralarnos gracias a la toma de posiciones ventajosas e incluso a forzarnos a salir de nuestros escondites gracias al uso de bombas o incluso de perros de presa, que seguirán nuestro rastro de olor hasta darnos caza.

Los infestados también han cambiado en esta nueva entrega, con el añadido de nuevas “especies” de los mismos como los tambaleantes o los letales acechadores, añadiendo un plus de tensión a las zonas dominadas por estos engendros.

The Last of Us Part 2

Por ello, tener claro tanto el alcance de nuestras armas como la disposición del escenario puede suponer la diferencia entre la vida y la muerte.

Para ello, Naughty Dog ha mejorado las animaciones de entorno hasta la enésima potencia, de manera que la interacción con el mismo resulta muy variada a la vez que natural.

The Last of Us Part 2

De esta manera, podemos afrontar las situaciones de mil maneras distintas: Abatir a un enemigo a larga distancia y lanzarnos debajo de un camión tras poner una mina, coger desprevenido a alguien para utilizarlo de escudo humano mientras acabamos con sus compañeros, utilizar el ruido para atraer a los Chasqueadores hacia un grupo y provocar un enfrentamiento…

La guinda del pastel la pone el combate cuerpo a cuerpo, con el que mediante un sistema de esquivas (muy efectivas si se controlan bien los tiempos) y de golpes podemos acabar con casi cualquier enemigo, con un sistema de animaciones que pocas veces hemos visto en la industria.

Como he comentado con anterioridad, Ellie no es una militar experta en el combate, pero tiene un gran margen de evolución gracias a las mejoras desbloqueablesÉstas siguen la misma dinámica que en la primera entrega, pudiendo obtener nuevas habilidades o reforzar las que ya tenemos gracias a la toma de pastillas que encontramos por el escenario, con el añadido de los manuales de supervivencia, que desbloquean nuevas ramas de habilidad centradas en atributos específicos, como el crafteo, el sigilo o el combate a distancia.

The Last of Us Part 2

Como punto negativo, creo que las habilidades podrían haberse ramificado más para sentirse de verdad una progresión, en vez de desbloquear habilidades de manera lineal, no sintiendo de verdad esa sensación de “elegir” entre una rama y otra en función de nuestras preferencias.

Por supuesto las armas a distancia también son modificables gracias a las piezas de herramientas y las mesas de trabajo distribuidas por los escenarios, pudiendo añadirles nuevos elementos tales como culatas, cargadores ampliados, mirillas o mejoras en la estabilidad y la precisión, las cuales suplen en parte la falta de manejo y experiencia de la protagonista.

The Last of Us Part 2

Uno de los puntos más destacados y positivos de este juego es la gran adaptabilidad que posee en cuanto a opciones jugables se refiere. No solo me refiero a los distintos modos de dificultad, si no al hecho de poder disfrutar del título con modos para personas con disminución visual, auditiva, daltonismo, etc, de manera que prácticamente cada persona puede vivir esta historia de manera efectiva.

Como recomendación personal, jugar en Difícil consigue el equilibrio perfecto entre disfrutar la historia y tener que gestionar nuestros recursos sin llegar a estar realmente apurados/as de manera negativa.

La cumbre de la generación

Gráficamente The Last of Us Part 2 doblega a cualquier título de la actual generación de consolas, poniendo en jaque a titanes como God of War o Red Dead Redemption 2.

El acabado visual de los personajes es exquisito, con unas animaciones naturales y perfeccionadas hasta la saciedad, de manera que casi parezcan reales.

The Last of Us Part 2

Esto se ve reforzado gracias a la interacción entre los mismos. Es complicado explicar el punto de mimo y de cariño con el que los personajes de The Last of Us Part 2 y sus personalidades han sido creados, y cómo conforme pasa la historia van volviéndose más y más profundos, de manera que consiguen transmitir un grado de emoción que pocas veces he sentido en un videojuego.

Detalles como la lluvia cayendo y empapando la ropa, la sangre fluyendo en los charcos, el chisporroteo del fuego o el modelado de los animales no dejan de sorprender en ningún momento.

The Last of Us Part 2

Desde Ellie tocando la guitarra hasta los enfrentamientos a balazo limpio, todo funciona suavemente, sin cortes ni bugs, como si de una película se tratase, no interrumpiendo en ningún momento el ritmo de juego.

Esto, junto a la exquisita historia que cuenta esta segunda parte en cuestión, consiguen un nivel narrativo sublime, ya que tan importante es la calidad de la historia como la perfecta ejecución de la misma.

The Last of Us Part 2

La banda sonora, obra del gran Gustavo Santaolalla, acompaña cada minuto de gameplay a la perfección, consiguiendo sacarnos más de una lágrima con tan solo unos acordes.

Respecto a los efectos sonoros, se nota el trabajo realizado entre las dos entregas, ya que tanto el Modo Escucha como la distribución de los sonidos en el escenario han sido pulidos y mejorados, de manera que se refuerza la sensación inmersiva a la vez que aporta muchas posibilidades a nivel táctico.

En definitiva, The Last of  Us Part 2 es con diferencia el juego más complejo y atrevido que Naughty Dog ha hecho nunca, con una historia inolvidable gracias a la calidad con la que su mundo y sus personajes han sido construidos, demostrando a su vez el verdadero potencial que una PlayStation 4 puede ofrecer. Un imprescindible en el catálogo de la consola que no os podéis perder si os gustan los videojuegos y las buenas historias.

Este título ha sido analizado gracias a una copia de prensa facilitada por PlayStation España.

 

98
Jugabilidad: 9.7
Gráficos: 10
Sonido: 9.7
Satisfacción: 10

Análisis

The Last of Us Part 2 es el broche de oro que tanto su historia como la propia consola se merecen. Un juego perfecto en todos sus aspectos, con una historia que atrapa desde el primer momento y unos personajes inolvidables. Imprescindible.

  • El apartado gráfico es la cumbre de la actual generación de consolas.
  • Su increíble historia y la manera en la que la narrativa es manejada.
  • La profundidad otorgada a los personajes y al mundo en el que se ambienta.
  • La banda sonora es sublime y acompaña a la perfección.
  • Explorar de manera exhaustiva ciertas zonas puede llegar a hacerse algo tedioso.