Análisis – The Crew 2

80
Nuestro análisis sobre el juego de carreras The crew 2
Por Hernán Sánchez 30 julio, 2018

Lo primero, disculpad nuestra tardanza en traeros el análisis de este título, trabajaremos en mejorar en el futuro en la rapidez para brindaros el mejor contenido posible.

Hoy os traemos nuestra visión sobre el título de carreras arcade de Ubisoft, The Crew 2. Un título lanzado el pasado 29 de Junio. Un juego tan ambicioso que llega incluso a ser excesivamente pretencioso y no alcanza algunas cuotas sobre lo que se esperaba.

En muchos momentos y de muchas formas que iremos comentando a lo largo del texto, The Crew 2 parece más un reboot del primer juego que una secuela. Quizá sea debido al cambio tan grande que en la trama al respecto de su predecesor, también el hecho de volver a recrear a la totalidad el mapa de los Estados Unidos de Norteamérica.


The Crew 2 es tan divertido como genial en su presentación

A pesar de esto, se recibe muy bien esta nueva campaña, mucho más light en cuanto a emociones, también más sencilla y compacta, que se desarrolla mediante nuevos vehículos y disciplinas de carreras, a través de presentaciones rocambolescas y llenas de luces e imágenes, con un constante feedback al jugador que se llega a hacer pesado, sigue siendo una forma de vivir por el mundo de The Crew algo tosca y de tanto que pretende sorprenderte, puede llegar a ser cansino y aburrido.

Una enorme cantidad de contenido ha sido añadida en este mundo abierto, lo más notable, los aviones y las lanchas, además de una bacanal de actividades y eventos para cada disciplina, vehículo, ciudad y calle. Es impresionante la enorme cantidad de cosas que hay por hacer en el basto mundo de The Crew 2.

Lo intuitivo y fácil del apartado de mecánicas

Me gustaría también hablar de la evolución que ha tenido la mecánica de cambiar de vehículo instantáneamente, la cual nos permite cambiar de un avión a una lancha casi mágicamente en cualquier momento, fuera de una carrera. Funciona realmente bien, y me resulta casi imposible jugar sin utilizarlo.

Lo genial que es volar a kilómetros por encima del mar y cuando te cansas, cambiar al momento a una lancha y surcar el océano y moverte entre los ríos por todo el mapa, realmente merece mucho la pena. Todo esto nos lleva inevitablemente a explorar el mapa para encontrar todos los secretos y sorpresas que esconde dentro.

Sobre las mecánicas, se disfruta muchísimo el manejo por el aire con las avionetas, el cual tiene una respuesta intuitiva, ágil y sencilla. Casi no se aprecia el zarandeo del viento, lo cual puede llegar a ser molesto si te importa el realismo, si estás buscando de esto en The Crew 2, te aseguro que para Ubisoft ha premiado más la diversión que la simulación, no es desagradable si no lo esperabas, pero si deseabas algo más realista en comparación a la anterior entrega, definitivamente te vas a llevar un chasco.

Es impresionante lo espectacular que puede llegar a lucir el juego

Hay sistemas de control que te permiten hacer los aviones muy sensibles a las respuestas del mando, lo que te permite realizar a velocidades vertiginosas toneles, vuelos a cuchillo y atravesar por debajo puentes emblemáticos.

No pierde en ningún momento la fluidez, y se disfruta muchísimo de las acrobacias que se pueden realizar. Mucho más que las carreras por el aire, que se vuelven ciertamente cansinas en algunos momentos, estas pruebas consisten en carreras contra el reloj, ni de cerca la acción ala con ala que podemos disfrutar en otros títulos como GTA V.

Por otro lado, las lanchas son realmente divertidas, el rechazo de las olas es diferente dependiendo de si conduces a través de un río o un lago, o navegas por el vasto océano.

De primeras, encontré los eventos marítimos como algo frustrante, con unas mecánicas algo bastas y no muy claras, ya que era fácil dejar de acelerar, debido a que para ganar más velocidad, debes mantener el joystick izquierdo hacia adelante, y realizar esto sin perder casi tiempo en los giros, al principio es realmente complicado.

Sin embargo, una vez te acostumbras a sus tipos de respuesta, son divertidos e intuitivos. Las lanchas también gozan de circuitos muy interesantes, los cuales tienden a ser cortos, con obstáculos y rampas, a la par que circulamos a través de exóticos lugares como cuevas, o ríos entre bosques.

Las lanchas lucen excelente en su apartado visual, totalmente divertidas, a la altura del juego en general.

Sin embargo, algo que realmente de desaprovecha, son las carreras que se transforman conforme juegas, donde pasas de un vehículo a otro durante la prueba. Sólo se producen en aquellos bosses finales de la disciplina del dicho campeón. Pero eso es todo, lo veo realmente una oportunidad desaprovechada, ya que era una ventaja de The Crew 2 para destacarse sobre el resto de videojuegos de carreras.

La presentación gráfica es fantástica, lo que no acaba de brillar es el ambiente en las ciudades

En cuanto al apartado gráfico, tenemos la maravillosa recreación que The Crew 2 ha realizado del agua, la cual aparece realizada de forma genial. Tanto el chapoteo de las olas hasta el agua que choca en los laterales de la lancha a gran velocidad. Las calles lucen bien, con una fotografía espectacular, sin embargo, lo poco cuidado de los edificios que lucen alrededor, hacen perder la magia que contienen algunos momentos.

Sobretodo al acabar algunos eventos especiales, nada muy desdeñable, pero sin embargo, se echa un poco de menos el cuidado por el ambiente más allá de los elementos en una carrera. A pesar de esto, el juego se ve realmente fascinante y eléctrico, con constantes animaciones y cinemáticas que crean un feedback constante al jugador.

80
Jugabilidad: 9
Gráficos: 8
Sonido: 7.5
Satisfacción: 7.5