Análisis – Nioh Collection

88
Las dos entregas de Nioh llegan a PlayStation 5 con todo su contenido descargable junto con grandes mejoras visuales.
Por Sergio Alarcón 11 febrero, 2021

En 2017, Team Ninja aportó su visión oriental a la fórmula Souls para traer Nioh a la consola de Sony (y más tarde a PC). Al contrario que muchos otros, este título no se conformó con copiar la jugabilidad que dio fama a la obra de From Software, sino que creó un estilo propio que lo convirtió en uno de los exclusivos más exigentes del catálogo de PlayStation 4.

Tres años después, su secuela continuó la estela de la exigente jugabilidad que lucía el primero pero sin ofrecer demasiados cambios. Ambos títulos recibieron tres contenidos descargables que ampliaban la narrativa de la historia original a la vez que añadían algún que otro incentivo jugable, como nuevas armas o bosses todavía más desafiantes.

Ahora, tanto las dos entregas originales como los seis DLCs que las acompañan llegan tanto a PC como a PlayStation 5 con una clara premisa: Llevar todo el contenido de Nioh a la nueva generación gracias a las mejoras visuales que esta aporta esta colección.

Nioh Collection

Más y mejor Nioh

Para quienes no hayan jugado Nioh (todavía) y seais amantes de la saga Souls, debéis estar prevenidos/as de que, si bien la base de la fórmula jugable es la misma, hay muchas diferencias que separan a estas obras.

Tanto los controles como la gran dificultad de su gameplay son similares, con un sistema de combate basado en la gestión de la estamina, atributos con los que moldear al personaje de acuerdo a las armas y el estilo de juego que más nos gusten gracias a la amrita que ganamos al derrotar a los enemigos. Pero como he comentado con anterioridad, Team Ninja consiguió encontrar su sitio en el género gracias a sus distintivos aportes a la jugabilidad.

Nioh Collection

Para mi resultó un soplo de aire fresco el tener que adaptarme al sistema de combate de Nioh, debiendo dominar el Pulso de Ki a la vez que aprendía a utilizar las posturas de combate y los diferentes movimientos de cada arma. Los enfrentamientos son más rápidos y los enemigos más letales, siendo un juego que no perdona ni el más mínimo error.

Por contra, considero que su dificultad, al contrario que en la obra de From Software, peca en muchas ocasiones de ser artificial, tirando de enemigos letales y numerosos y forzando situaciones que castigan de manera injusta al jugador/a, lo que llega a ser muy frustrante en ocasiones sin ir acompañarse de esa sensación de querer superarnos a nosotros mismos.

Nioh Collection

Todo esto sigue presente en esta Nioh Collection, la cual ofrece todo el contenido disponible hasta la fecha tanto de la primera entrega como de la segunda, lo que pueden suponer tranquilamente más de un centenar de horas de juego.

Esta colección ofrece la posibilidad de upgradear la versión de PlayStation 4 de Nioh 2 para ser disfrutada en PlayStation 5, mientras que la primera entrega viene de manera independiente, por lo que si tenéis la versión anterior deberéis descargarlo de nuevo.

Se muere mejor si se muere a más frames

Si bien el mero hecho de poder disfrutar de toda la saga Nioh ya es un claro incentivo para adquirir esta colección, el principal motivo que ofrece es el añadido de dos modos de resolución para exprimir las posibilidades de la nueva generación de consolas.

En su modo “base” para PlayStation 5, tanto el primer juego como el segundo han recibido un aumento en la tasa de frames, de manera que los 60 fps estables en todo momento se convierten en la nueva norma, mientras que si disponemos de un monitor o televisión compatibles, podemos aumentar este número hasta los 120 frames por segundo, así como un modo 4K que priorice los pixeles por encima de la resolución, por lo que en función de vuestras posibilidades podéis optimizar el juego a placer.

Nioh Collection

Personalmente el modo que considero más equilibrado es el nativo a 60 fps. En este estilo de juegos cada frame cuenta, de manera que el dinamismo y la fluidez que ofrece esta nueva tasa de refresco aportan muchísimo a la fórmula jugable de Nioh, ya que los efectos en pantalla son muy numerosos y en las versiones para PlayStation 4 la tasa de frames caía en algunas ocasiones.

Tanto la historia del primer Nioh como las aportaciones de sus contenidos descargables han ganado en calidad con este salto gráfico y volver a recorrer sus escenarios resulta tan espectacular y exigente como la primera vez.

Nioh Collection
Vuelta a aquella playa…

Pero considero que la que se ha llevado la mejor parte de este “remozado” ha sido su segunda entrega. Gracias a tener disponible desde el comienzo de la aventura los tres DLCs y su contenido, podemos optar por utilizar desde el principio las dos nuevas armas que se incorporaron al plantel conocido, la Vara doble y las Garras, por lo que la variedad en lo que la jugabilidad se refiere se ve reforzada.

En mi primera vez en Nioh opté por un estilo clásico de Katana y Katanas dobles, y este añadido me ha animado a probar un estilo diferente, ya que estas nuevas armas junto con las habilidades que podemos desbloquear conforme las usemos permiten crear un estilo de juego más profundo que en el primero.

Nioh Collection
La forma Yokai de Nioh 2 convierte al personaje en un temible enemigo.

Las funcionalidades online se mantienen intactas, de manera que podemos dejar nuestra marca para que otros jugadores puedan invocar a nuestro avatar, recibiendo recompensas si consiguen terminar la misión con éxito a la vez que nosotros podemos pelear con y contra los espíritus de otras personas para facilitar nuestro camino o tener la posibilidad de obtener piezas de su equipo con las que reforzar nuestro arsenal.

Así que yendo al grano: ¿Merece la pena comprar Nioh Collection? Tanto no habéis jugado a las versiones originales como si lo hicisteis pero tenéis ganas de más, considero que sí. El principal añadido en esta colección, el aumento de resolución, es justo lo que le hace falta para ser mucho más disfrutable debido al aumento de fluidez y calidad visual que aporta a ambas entregas.

Nioh Collection

Si a esto le sumamos la ingente cantidad de contenido que presenta, tenemos muchísimas horas de diversión y acción garantizadas, teniendo en cuenta además que gracias a esta colección, su vertiente online está más activa que nunca, lo que puede ser una buena oportunidad para explorar esta faceta del juego.

En definitiva, la saga Nioh nunca ha estado en tan buena forma, y tras anunciar Team Ninja que no hay una tercera entrega a la vista en un horizonte cercano, revivir estas dos aventuras es la mejor manera de paliar el “mono” de acción Souls.

Este análisis ha sido realizado en una PlayStation 5 gracias a una copia de prensa facilitada por Precision España.

88
Jugabilidad: 9
Gráficos: 9
Sonido: 8.5
Satisfacción: 9

Análisis

Nioh Collection ofrece la excusa perfecta para volver a jugar a las dos entregas de la saga con una renovada calidad gráfica que las hace dignas de la nueva generación de consolas de Sony y mucho más disfrutables que en su versión original.

  • Los 60 frames estables aportan muchísima fluidez al gameplay
  • Los diferentes modos de resolución para adaptar el juego a nuestro gusto
  • Centenares de horas de contenido
  • Los nuevos modos de resolución requieren de tecnología adicional y son menos estables