Análisis – NBA 2K Playgrounds 2

74
El hermano gamberro de NBA 2K19 salta a la cancha.
Por Jayran Espinosa 19 octubre, 2018

NBA Playgrounds apareció por primera vez el pasado 2017, con la intención de llevar el basket a un terreno menos sujeto a las leyes de la física. Tras el título se encontraba Saber Interactive, un estudio afincado en Nueva Jersey (también encargado del videojuego de World War Z), que quería traer a la nueva generación los frenéticos partidos 2v2 vividos en los juegos de NBA Jam vistos en SNES y Mega Drive.

Ahora llega la segunda entrega, esta vez con 2K Games como distribuidora, la cual se asegura dos títulos oficiales de la NBA bajo su marca. Aunque ambos títulos tienen como base el mismo deporte, liga, equipos y jugadores, sus propuestas no podrían ser más distintas. Playgrounds se centra en la diversión, tal y como puede verse en las caricaturescas recreaciones de los jugadores y en sus saltos imposibles cargados de explosiones de luces, rayos y llamas.

¡Llega el momento de divertirse jugando al baloncesto y todo el mundo es bienvenido a saltar a la cancha!

Entre cabezones anda el juego

  Ni la gravedad puede detener un mate cargado de estilo

Basta un simple vistazo a NBA 2K Playgrounds 2 para percatarse de que alcanzar el realismo no se encuentra entre sus metas. Para simulador de baloncesto ya está NBA 2K19, y en Playgrounds se apuesta por la diversión más directa.

El atractivo principal del juego lo constituye sus partidos 2v2, los cuales tendrán lugar en variopintas canchas callejeras diseminadas por todo el mundo. Todas las fraanquicias de la NBA están disponibles, y el sistema de paquetes de cromos determinará nuestra plantilla, la cual no solo estará compuesta por jugadores actuales, sino también por leyendas del baloncesto como Michael Jordan, Magic Johnson o Larry Bird.

Para conseguir nuevos jugadores hay que comprar sobres con los Baller Bucks (la moneda ingame del título) que vamos ganando durante los partidos y concursos de triples. El contenido de cada paquete es aleatorio y, teniendo en cuenta que hablamos de unos 300 jugadores, habrá que comprar muchos sobres para conseguir a los jugadores favoritos. También existe la posibilidad de comprar al jugador deseado directamente por una cantidad superior si no se quiere confiar en el azar. 

Siempre podemos gastar los Baller Bucks en adquirir un jugador concreto

La otra moneda del juego son los Golden Bucks, la cual aparece en algunos sobres de jugadores en pequeñas cantidades y puede comprarse con dinero real. Esta moneda no compra jugadores, sino los accesorios con los que podemos personalizarlos. El problema consiste en que estos accesorio solo pueden conseguirse de esta forma, ya que el juego no los ofrece como recompensa durante la partida.

Más de una vez, algunos sobres contendrán a jugadores que ya hemos adquirido. En estos casos, en vez de conseguir de nuevo al mismo jugador, el cromo se cambia por experiencia para el jugador en cuestión, puesto que tendremos que subir de nivel a los integrantes principales de nuestro equipo para mejorar sus estadísticas (3 puntos, 2 puntos, tapón, robo, rebote, mate, velocidad y energía), las cuales pueden subirse hasta el 99. Solo los dos jugadores que juegan minutos en la cancha reciben experiencia, por lo que resulta clave tener claro cuáles son nuestros jugadores favoritos.

Ganar con estilo

Los partidos 2v2 de NBA 2K Playgrounds 2 cuentan con un control simple que ayuda a hacer jugadas imposibles y mates envueltos en llamas con gran facilidad. Cuanto mejor juguemos, más fácil entraremos en las rachas de aciertos que permiten conseguir los potenciadores necesarios para destrozar el aro y dejar en ridículo al rival.

  El diccionario del baloncesto callejero no contiene la palabra reglas

¿No conoces las reglas del deporte? Los jugadores de Playgrounds 2 tampoco. El juego se toma unas cuantas libertades en cuanto al reglamento baloncestístico y coloca la diversión y dinamismo por delante de todo. El balón no puede salir fuera de la cancha y no hay faltas, lo que da lugar a todo tipo de empujones y demás movimientos ilegales para hacernos con la posesión del balón. La única regla que hace acto de presencia es el tiempo de posesión, que en el juego pasa a ser de 12 segundos.

Durante los partidos también se plantean una serie de retos para realizar con los jugadores, más allá de ganar al rival, como realizar un tiro parando el medidor en el lugar correcto, hacer un número determinado de tapones y fintas. Cumplir con estos desafíos nos garantizará puntos de experiencia extra al final del encuentro.

Fuera de los partidos, Playgrounds 2 introduce los concursos de triples. Si habéis visto los concursos de All-Star, su funcionamiento os resultará familiar. Nos enfrentamos a otro jugador con el objetivo de conseguir más puntos. A mitad de cada carro encontraremos un balón dorado por valor de 5 puntos y el money ball al final del mismo con un valor de 3 puntos.

El sistema de tiro tanto en el concursos de triple como en los partidos 2v2 es el mismo. Sobre la cabeza del jugador aparece un indicador con una barra oscilante que deberemos detener sobre la zona verde, soltando el botón cuadrado, para conseguir el mejor lanzamiento. Su teórica simpleza contrasta con la compleja realidad, puesto que el medidor cambiará dependiendo de si se trata de un triple o de un lanzamiento desde la zona de 2 puntos.

  Todos los equipos de la NBA participan en su temporada más alocada

El modo Temporada NBA permite recrear una temporada completa de la liga estadounidense. Tenemos que elegir conferencia, equipo y el nivel de dificultad (rookie, normal, experto y pro). La liga constará de una fase regular y de los obligatorios play-offs para dilucidar cuál es el mejor equipo. Además, si no contamos con jugadores en el equipo seleccionado, el juego nos suministrará dos al azar.

NBA 2K Playgrounds 2 permite jugar sus distintas modalidades en solitario o multijugador local y online. En los Campeonatos Playgrounds podremos enfrentarnos a otros jugadores y dependiendo del resultado de los encuentros, nuestro perfil de jugador irá ganando puntos que determinarán la división a la que pertenecemos. El título alcanza el mayor exponente de diversión cuando jugamos con otros jugadores de forma cooperativa o competitiva.

Caricaturas bien definidas

El cambio a 2K se nota bastante en su apartado gráfico. Los jugadores cabezones de esta segunda entrega están más pulidos y sus alocadas animaciones han ganado en fluidez. Se ha producido un salto en la calidad visual solo equiparable al de los mates de sus jugadores.

Las canchas callejeras también han ganado en la calidad de sus diseños y lo arriesgado de sus divertidas propuestas. E comportamiento del público casa a la perfección con la acción vivida durante el partido. Cada escenario tiene su propia personalidad, tal y como comprobamos cuando visitamos por primera vez las canchas de Moscú o Corea del Sur.

  Si siempre habías querido jugar un partido de baloncesto en un portaaviones, ahora es tu oportunidad

Por otro lado, el apartado sonoro no termina de acompañar a tan divertida propuesta. Los partidos cuentan con varios comentaristas a elegir (todos en inglés), pero sus aportaciones llegan a hacerse algo pesadas a medida que vamos jugando partidos. De igual forma, su banda sonora debería arriesgar con una mayor variedad para estar a la altura de lo visto en la cancha.

74

Jugabilidad: 7.5
Gráficos: 7.5
Sonido: 7
Satisfacción: 7.8