Análisis – Marvel´s Iron Man VR

80
El multimillonario más famoso de Marvel se estrena en la Realidad Virtual de Sony con una aventura más que competente que nos hace sentirnos como el superhéroe dentro de su armadura.
Por Sergio Alarcón 5 octubre, 2020

Pese a que la tecnología de la Realidad Virtual cada vez avanza más, con el ejemplo de Half Life: Alyx a la cabeza, todavía le queda un largo camino por recorrer.

Es por eso por lo que hasta ahora, salvo alguna excepción, tan solo hemos podido disfrutar de experiencias poco relevantes, enfocadas en explotar algunas de las mecánicas clave de esta tecnología, sin tener una excesiva profundidad.

La última gran apuesta de Sony por la Realidad Virtual ha sido la adaptación del superhéroe Iron Man, ofreciendo una aventura alternativa con la que probar qué tal sienta surcar los cielos enfundados en una armadura de alta tecnología.

¿Ha conseguido Mr. Stark ofrecer un salto tecnológico respecto a los títulos de PS VR publicados hasta la fecha? Dentro análisis.

Iron Man VR

El arte de la guerra

Iron Man VR ofrece una historia alternativa basada en el universo del superhéroe. Tras los acontecimientos sucedidos en la primera película, Tony Stark decide dejar de fabricar armas de guerra de alta tecnología al comprobar en primera persona qué es lo que sucede cuando caen en las manos equivocadas, para así dejar a su secretaria Pepper la presidencia de Industrias Stark y poder centrarse en su lucha contra el crimen gracias a la armadura de alta tecnología que ha creado.

Pero por mucha redención que busque ahora, muchos inocentes han muerto por culpa de su trabajo. Por ello, una villana llamada Ghost (también sacada del universo Marvel) amenaza ahora con destruir todo lo que Stark ha conseguido a la vez que acaba con su vida a modo de venganza.

Iron Man VR

Tras un breve tutorial en el que aprendemos a manejar las funciones básicas de la armadura, arranca un título distribuido en capítulos localizados en distintas regiones del mundo en las que debemos actuar para impedir que los terroristas se salgan con la suya.

El Modo Historia es el único modo jugable, pero sus 12 capítulos nos mantendrán ocupados/as una media de 10-15 horas. Además, gracias a los interludios entre capítulos y a las diversas actividades secundarias que podemos realizar, como desafíos de vuelo o minijuegos en casa de Tony, podemos pasarnos un tiempo más que asequible disfrutando del juego.

Iron Man VR

Alta tecnología

Todos y todas tenemos una imagen muy clara de cómo funciona una armadura creada por Tony Stark gracias a lo visto en el universo cinematográfico (o en el más reciente Marvel´s Avengers), y cabe destacar que Iron Man VR consigue transmitir la sensación de estar dentro de esta maravilla tecnológica casi a la perfección.

Los PlayStation Move funcionan a modo de manos, la principal fuente tanto de movilidad como de ataque de Iron Man por lo que según la posición de las mismas nos centraremos en una mecánica o en la otra.

Así pues, si nos inclinamos ha

Iron Man VR
cia delante y apuntamos con las manos hacia detrás mientras apretamos los gatillos, nos moveremos a lo largo y ancho del cielo, pudiendo girar gracias a los botones superoexternos (triángulo o cuadrado según la mano). Es recomendable activar la función de giro suavizado para disminuir la sensación de mareo que produce el moverse a gran velocidad por el escenario.

Por otro lado, si apuntamos al frente mientras levantamos “las palmas” y apretamos el botón central, podemos disparar a nuestros objetivos gracias a las armas principales de la armadura.

Iron Man VR

Además disponemos de un ataque cuerpo a cuerpo a modo de puñetazo cargado con la que embestir a los enemigos que osen acercarse demasiado.

De esta manera, el gameplay consiste en un baile entre movernos por el escenario esquivando proyectiles mientras utilizamos nuestro armamento para acabar con todos los elementos hostiles.

Cuando terminamos una misión se nos otorga una puntuación, en base a la cual recibimos puntos de investigación, con los que ampliar el armamento de nuestra armadura (misiles teledirigidos, cañón pectoral…), así como sus escudos o características básicas, aportando mucha variabilidad jugable, así como cosméticos en forma de distintas armaduras ya vistas en cómics o películas del superhéroe dentro del Universo Marvel.

Iron Man VR

Puede parecer algo confuso al principio y cuesta acostumbrarse a utilizar todo el arsenal de mecánicas a nuestro disposición de manera fluida, pero una vez que se le pilla el truco, la experiencia de juego es muy gratificante, con unos controles que responden a la perfección y una sensación de inmersión increíble.

Estas mecánicas se han implementado también fuera de las misiones, de manera que cuando estemos descansando entre combate y combate podemos explorar la casa Stark para realizar todo tipo de actividades, como comer fruta, hacer ejercicio, jugar al baloncesto o leer revistas, todas ellas adaptadas a la Realidad Virtual, por lo que pese a ser meros pasatiempos resultan muy divertidos. El desplazamiento en este escenario es similar al de títulos como Deraciné, teletransportándonos a sitios prefijados para interactuar con los objetos del entorno.

Iron Man VR

Calidad virtual

Como viene siendo costumbre por parte de Sony, los títulos exclusivos para su tecnología de realidad virtual mantienen unos estándares de calidad bastante elevados, y Iron Man VR no iba a ser para menos.

El apartado gráfico es más que competente, sobre todo teniendo en cuenta lo frenético de la acción. Si bien es cierto que se nota algo de reciclado en cuanto a los escenarios y su composición se refiere, todo fluye con dinamismo, y tanto los paisajes como los efectos visuales consiguen transmitir a la perfección la sensación de inmersión que busca este título.

Iron Man VR
Leyendas del universo Marvel hacen su aparición en esta aventura.

Uno de los puntos negativos más reseñables de este título es su elevada cadencia de tiempos de carga, así como su duración, lo que parte bastante el ritmo del juego en algunos momentos.

El apartado sonoro también aporta positivamente al gameplay, tanto a nivel de efectos sonoros durante las refriegas como en la calidad conseguida gracias al perfecto doblaje al castellano y a los diferentes comentarios y “chascarrillos” de Tony Stark, dejando momentos y conversaciones la mar de divertidas gracias a las interacciones con Pepper o las dos IAs de la casa, Gunsmith y Rachel.

En definitiva, Iron Man VR cumple su papel a la perfección, otorgándonos un buen puñado de horas a los mandos de una armadura del superhéroe que sienta como anillo al dedo a la Realidad Virtual sin llegar a convertirse en un título exigente en cuanto a mecánicas o capacidad de marear a sus jugadores/as se refiere.

Este análisis ha sido realizado en una PlayStation 4 Pro gracias a una copia de prensa facilitada por PlayStation España.

80
Jugabilidad: 8.5
Gráficos: 8
Sonido: 7.7
Satisfacción: 8

Análisis

Iron Man VR ofrece la experiencia ideal para sentirnos Tony Stark por unas horas, con una adaptación a la realidad virtual muy competente que consigue que nos sintamos superhéroes con unos controles intuitivos y sencillos.

  • La sensación de inmersión es magnífica.
  • Los controles son intuitivos a la vez que ofrecen muchas posibilidades jugables.
  • El gameplay es frenético y ofrece un puñado considerable de horas de diversión.
  • Puede marear algo si no estamos acostumbrados a juegos rápidos en realidad virtual.
  • Se echan en falta más actividades y localizaciones.