Análisis Bionic Commando

76
La biónica de Capcom se pasa a las tres dimensiones.
Por Esteban Fornós 22 mayo, 2009

FICHA TÉCNICA

  • Nombre del juego: Bionic Commando
  • Desarrolladora: GRIN
  • Distribuidora: Capcom
  • Género: Acción/Plataformas/Shooter
  • Temática: Ciencia Ficción
  • Número de jugadores: 1 en el modo campaña/ Entre 2-8 online
  • Manual: Español
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Fecha de salida: 22 de mayo del 2009
  • Pegi: +18
  • Resolución: 720p
  • Contenido descargable:
  • Trofeos: 50 (1 Platinum, 3 de oro, 4 de plata y 42 de bronce)
  • Precio recomendado: 59,99 €
  • Otras plataformas disponibles: Xbox 360 y PC.

INTRODUCCIÓN

Hace casi un año, Capcom revivía una de sus sagas más emblemáticas con el magnífico remake de Bionic Commando para PlayStation Network. El videojuego, titulado Bionic Commando Rearmed, solo fue la antesala de un proyecto mucho más ambicioso y que ahora, se ha materializado en la secuela del juego original que maravilló a los jugadores de NES a finales de la década de los 80.

La desarrolladora sueca GRIN, que ha tenido el privilegio de trabajar en este nuevo Bionic Commando, se ha encontrado con el reto de crear, 22 años después, un juego totalmente tridimensional a partir de los 8 bits del primer juego. Ahora, con el título ya en nuestras manos, tenemos que juzgar si este cambio de generación ha sido tan satisfactorio como Capcom pretendía.

[break=Argumento]

ARGUMENTO

Diez años han pasado desde que Nathan Spencer, ex soldado biónico de la FSA, logró vencer a los Imperiales nazis destruyendo su arma secreta Albatross. El éxito rotundo de esa misión fue la que llevó a la organización de inteligencia militar TASC, encargada de implantar el brazo biónico a Spencer, a realizar un ambicioso proyecto, aumentar el número de tropas biónicas. Nuestro soldado, además de entrenar a estos nuevos efectivos, comenzó a realizar misiones secretas de alto riesgo bajo la comandancia de su colega Joseph Gibson (Super Joe), el cual fue rescatado por Spencer durante la batalla contra los Imperiales.

Durante una de estas misiones, llamada Operation Blackout, Spencer no obedeció las órdenes de Gibson al perdonar la vida a dos prototipos biónicos rebeldes. Tal acto provocó la muerte de algunos agentes del TASC y Spencer fue sometido a un consejo de guerra que lo declaró culpable de traición. Condenado a muerte y sin su brazo biónico, Spencer, aguardaba en una prisión de alta seguridad el día de su ejecución, mientras la población debatía si la biónica podría llegar a ser un problema de seguridad nacional. Debido a la presión popular, el TASC se vio obligado a suspender su programa y a pedir a los biónicos que se despojasen de sus implantes. Muchos obedecieron, pero otros, que empezaron a organizarse en un movimiento revolucionario, decidieron huir.

En esta nueva entrega, cuando se cumplen cinco años del encarcelamiento de Spencer, y justamente cuando va a ser ejecutado, el grupo terrorista BioReing atenta contra la ciudad de Ascension City con una arma nuclear que devasta todas sus calles y zonas subyacentes, llenándolas de una espesa y densa radiación. Superada por la situación, la FSA decide hacer frente a la nueva amenaza indultando momentáneamente a Nathan Spencer y devolviéndole su brazo biónico, pero para que el agente acepte la misión lo chantajean diciéndole que poseen datos sobre la desaparecida Emily.

[break=Gráficos]


GRÁFICOS

Uno de los mayores retos del equipo de desarrollo del juego ha sido convertir a Bionic Commando en un juego totalmente tridimensional. En este aspecto, tenemos que felicitar a los chicos de GRIN por conseguir unos amplios escenarios tanto en la línea horizontal como en la vertical.

La acción del juego transcurre principalmente en la ciudad devastada de Ascension City y sus alrededores, que cuentan con una enorme carga poligonal y con numerosos detalles. Aunque también es cierto que estos escenarios no están exentos de algún que otro defecto, como la repetición de estructuras y edificios, o la presencia continua de dientes de sierra, tanto en los bordes de los edificios como en los de las montañas.

La ambientación de cada una de las ubicaciones ha sido muy bien cuidada, y una clara muestra de ello es el panorama que nos encontramos en Ascension City. Debido a la explosión de la bomba nuclear, la ciudad presenta un aspecto desolador con la ausencia total de población civil y con unos edificios e infraestructuras seriamente dañadas.

Además de la urbe, visitamos lugares como; un polígono industrial, profundas fisuras en las rocas o el impactante parque de Ascensión City, del cual destaco su exuberante vegetación y su plaza central. Aunque GRIN ha querido ofrecernos una amplia variedad de escenarios, tengo que hacer hincapié en el hecho de que todos están cortados por el mismo patrón.

Todas las zonas que visitamos tienen, por norma general, límites horizontales y verticales. Por una parte, tenemos la espesa radiación que delimita de forma sutil ambos lados y la parte superior, mientras que los límites inferiores suelen estar marcados por el agua. La recreación de este elemento es una de las mayores lagunas con las que cuenta este título, ya que es más bien digna de la anterior generación de consolas.

En contrapunto, encontramos elementos muy bien logrados y que destacan por su calidad gráfica, buena prueba de ello son las nubes o el sistema de partículas. También están muy bien recreados el interior de los edificios, los cuales cuentan con variadas texturas y con numerosos detalles. El sistema de luz-sombras no es ninguna maravilla técnica pero cumple con creces su función.

Lo más sorprendente del apartado gráfico son los habituales y desesperantes tiempos de carga. Resulta incomprensible que en la actual generación, un juego necesite de tantos y tan largos tiempos de carga para pasar de una zona a otra. Por lo menos, con este sistema, GRIN ha conseguido que todo el conjunto se mueva con total fluidez sin ralentización alguna. En definitiva, podemos decir que no hay mal que por bien no venga.

El modelado de los personajes ha sido trabajado con acierto, especialmente el de Nathan Spencer, que ahora luce un look mucho más moderno con rastas y barba. Cada enemigo va vestido según su rango, y los robots a los que nos enfrentamos, aunque son un poco pequeños, también están muy bien logrados. No obstante, las texturas de los personajes pierden calidad a medida que nos acercamos a ellos, como es el caso de nuestro protagonista. Las animaciones de los humanos y de los cyborgs son más que correctas, al igual que los efectos de luz de las armas de fuego, las cuales tienen un aspecto muy futurista.

Otro de los aspectos que destaca por su simplicidad son los menús futuristas del juego, ya que carecen de personalidad, y se echa de menos unas imágenes que acompañen a la abundante información que vamos obteniendo a medida que avanzamos en la aventura.

[break=Sonido]

SONIDO

Uno de los aspectos más notables de Bionic Commando es sin duda, el apartado sonoro. El videojuego cuenta con variadas melodías orquestadas que forman una completa banda sonora que entremezcla temas del primer título de la saga con nuevas composiciones. De todas ellas, tenemos que destacar, el excelente tema principal del compositor Jamie Christopherson, cuya pieza musical procede del primer Bionic Commando.

Las voces de los personajes son en inglés, mientras que los textos, si vienen traducidos al castellano. Durante la aventura, nuestro superior nos informará de la situación y nos dará instrucciones mediante la radio, pero como sólo habla inglés, será necesario dejar de jugar para leer los subtítulos. El personaje principal cuenta con un doblaje de lujo, ya que el cantante Mike Patton (ex Faith No More) presta su voz tal y como ya hizo en The Darkness.

Los efectos de sonido están muy bien logrados sobretodo los procedentes de las armas o el de los cristales rotos de un coche.

[break=Jugabilidad]

JUGABILIDAD

Una de las principales virtudes con las que cuenta Bionic Commando es que es un título que logra fusionar con solvencia tres géneros en una misma aventura. Esto conlleva que la aventura de Nathan Spencer sea un juego de acción con múltiples plataformas y con las características más primordiales de un shooter.

Para superar todas las adversidades que nos plantea el videojuego, es necesario dominar a la perfección todas las técnicas con las que cuenta nuestro protagonista, y por este motivo, una vez recuperamos el brazo biónico de Spencer, accedemos a un completo tutorial donde nos enseñan a utilizar todos los secretos de esta mortífera arma. Dicho tutorial, que transcurre en un entorno totalmente irreal, tiene como protagonista al Spencer del juego original, es decir, con el pelo rojizo y corto, gafas negras de sol, y uniforme de combate de color verde. Lo más sorprendente es que estas habilidades no están disponibles una vez finalizamos el tutorial, ya que las vamos recuperando a medida que avanzamos en el juego.

Para que os hagáis una idea de las posibilidades que nos ofrece este título, durante los tiempos de carga, vemos un sixaxis que nos recuerda las múltiples funciones de los botones del pad. Dominar todas las acciones disponibles es indispensable tanto para avanzar en la aventura como para derrotar a la gran variedad de enemigos, y os aseguro que esta tarea no es fácil, porque es necesario emplear varias horas hasta que conseguimos un dominio absoluto de nuestras habilidades.

Durante la mayor parte de la aventura, nuestra misión será avanzar por los mapeados pirateando los repetidores que desactivan el campo de minas aéreas que nos barre el paso al siguiente nivel. Para desplazarnos por las estructuras devastadas de la ciudad, podemos saltar o utilizar el cable de nuestro brazo biónico. Con R3 controlamos la retícula de agarre del cable biónico y con L2 lo disparamos. Este cable, que se agarra a la mayoría de superficies nos permite entre otras cosas, balancearnos, saltar de un edificio a otro, interactuar con algunos elementos del escenario, o como arma para derrotar a nuestros enemigos. Si estamos muy lejos de un enemigo, podemos cogerlo con el gancho del cable, y propinarle una fuerte patada con el botón X.

Al principio será bastante difícil calcular la distancia que nos separa de una estructura a otra y por este motivo, muchas veces no sabemos cuanto cable necesitamos para balancearnos, y en consecuencia llegar a nuestro destino. Para saber si tenemos el impulso óptimo, el juego nos muestra un marcador azul que indica el momento exacto en el que tenemos que saltar. La retícula de la garra también se pone de color azul cuando podemos agarrarnos a una superficie concreta.

Además de permitirnos desplazarnos por el escenario, nuestro brazo biónico es una importante arma en la lucha cuerpo a cuerpo. Pulsando círculo realizaremos un movimiento rápido y directo, mientras que si utilizamos el botón de triángulo, podremos ejecutar un potente gancho capaz de mandar por los aires a los soldados. Este uppercut también nos sirve para elevar elementos como rocas y coches que utilizamos como proyectiles contra los agente de BioReing.

Uno de los ataques más espectaculares del juego conocido como “cometa”, nos permite agarrar una roca u objeto del escenario mediante el cable biónico, y elevarlo como si fuera una cometa, independientemente de su peso. Una vez tengamos al objetivo marcado con una retícula roja, ya podemos lanzar el objeto a nuestro enemigo causándole grandes daños.

Algunos enemigos, sobretodo los Biomechas, requieren una estrategia en concreto o el uso de algún elemento del escenario para acabar con ellos. Su punto débil está en la parte posterior, con lo que el uso del cable biónico es imprescindible para poner fin a su vida. Otra forma de derrotarles, es subir varias veces hasta una altura considerable y realizar varias “muertes desde el aire” que golpearán el suelo con una fuerza brutal.

Ya avanzado el juego, podemos realizar ataques con adrenalina pulsando el botón círculo y triángulo al mismo tiempo. Existen dos variantes de este poderoso ataque; uno que consiste en girar sobre si mismo con el cable extendido del brazo biónico, y otro para ejecutar a los androides.

En numerosas ocasiones, no basta con el uso del brazo biónico para acabar con los soldados de BioReign, pero por suerte, disponemos de una amplia gamma de armas futuristas, algunas de ellas de un poder descomunal. Al principio sólo podemos usar la pistola “Tungsten” pero a medida que avanzamos, la FSA nos lanza cápsulas de inserción con nuevo armamento. Spencer recibe varias armas como por ejemplo una escopeta, una ametralladora, un rifle de francotirador, un lanzagranadas o incluso un potente lanzacohetes capaz de derribar helicópteros o mechas. Cada arma tiene unas características específicas, con lo que es primordial saber en cada momento cual utilizar.

Pulsando R1 accedemos al arsenal que tenemos y con R3 seleccionamos que arma utilizar. Durante toda la aventura, nuestro arsenal seleccionable se limita a la pistola “Tungsten”, a una arma secundaria y a las granadas de fragmentación estándar. La granada puede utilizarse como granada común o mina de proximidad, ya que se detonan al detectar el movimiento.

Al igual que en un shooter, apuntamos con una retícula que se pone de color rojo cuando tenemos al enemigo enfocado. Si queremos abrir fuego pulsamos R2, y con R3 controlamos la retícula de apuntado y el campo de visión. Si pulsamos este último botón, activamos el modo zoom que resulta de lo más útil, sobretodo para aumentar la precisión y derribar a aquellos enemigos que se encuentran a media distancia.

La munición de las diferentes armas, especialmente la de las más potentes, es un bien escaso que encontramos esparcido por el escenario o que obtenemos al eliminar a un enemigo. Estos ítems, que tienen forma de depósito, son de tres colores. El amarillo es la munición de la “Tungsten”, el rojo el de las armas más potentes, y el azul el de las granadas de fragmentación.

Los enemigos son muy variados, desde soldados humanos, que van armados con armas de fuego o porras eléctricas, hasta francotiradores, robots y poderosos jefes finales en forma de aeronave. La estrategia que empleamos en cada combate depende del tipo de enemigo y de su número, ya que cada uno de ellos tiene sus puntos débiles. La IA de las tropas de BioReing es bastante eficiente, lo que hace que los enemigos nos persigan y ataquen constantemente una vez nos hayan localizado. Sus ataques son tan poderosos como los nuestros, y por lo tanto, realizar un ataque directo y frontal contra una horda de soldados nos causará una muerte segura, siempre y cuando no tengamos nuestro medidor de adrenalina lleno y podamos utilizar el cable del brazo biónico para barrerlos del mapa.

Aunque en Bionic Commando encontramos muchos elementos para conjuntar un videojuego variado, tenemos que comentar, que el desarrollo del juego es bastante lineal, limitándose a ir de un lugar a otro del mapa, eliminando a los enemigos que nos encontramos a nuestro paso. La libertad de exploración no es tan grande como uno se piensa, ya que el camino está predeterminado y los escenarios cuentan con límites como la radiación o el agua. Si alguien cree que Spencer puede nadar, le tengo que decir que no es así, porque su brazo biónico pesa varias toneladas. Pero lo más fastidiosos de todo, es que el juego tiene una enorme cantidad de tiempos de carga entre secciones del mapeado que llegan a romper el ritmo de la acción.

En un principio podemos llegar a pensar que nuestra misión es pan comido, pero GRIN se ha encargado de ajustar la dificultad del juego con una curva que puede llegar a causar estragos a más de uno. Bionic Commando nos ofrece tres tipos de nivel de dificultad, pero si es la primera vez que jugamos debemos escoger el más sencillo. Es un acierto que nuestro personaje pueda evolucionar mediante el cumplimiento de desafíos que aumentarán parámetros como la armadura, la puntería o la cantidad de munición para cada arma. Estos desafíos se dividen en los de combate, los de uso de armas y los de la utilización del brazo biónico. Algunos son muy sencillos de realizar, pero otros son auténticos retos, que solo los superaremos si realmente dominamos a Nathan Spencer a la perfección. La mayoría de los 50 trofeos que encontramos en el juego van ligados al cumplimiento de estos desafíos, por lo que matamos dos pájaros de un tiro.

Uno de los mayores retos que tiene el juego, es conseguir todos los coleccionables que están esparcidos por los escenarios. El número que encontramos en cada área depende de la extensión de ésta, y suelen estar en lugares de difícil acceso que requieren un absoluto control del cable biónico. Ya lo sabes, si quieres conseguir el trofeo platino, no tienes más remedio que encontrarlos todos.

[break=Modo online]

MODO ONLINE

La modalidad online de Bionic Commando es muy completa y divertida, pero requiere un aprendizaje previo. Por este motivo, recomiendo no jugar al modo multijugador hasta que no hayamos conseguido familiarizarnos con las habilidades de Nathan Spencer en la campaña para un solo jugador.

Hasta ocho jugadores con las mismas habilidades pueden jugar partidas multijugador LAN o a través de PlayStation Network. Cada jugador se diferencia en el campo de batalla por un color diferente y porque aparece su ID online.

Los modos de juego que están disponibles son el combate a muerte, el combate a muerte por equipos y captura la bandera. Todos ellos son muy adictivos y más cuando podemos emplear varias tácticas para vencer a los otros jugadores online. Por ejemplo, podemos luchar cuerpo a cuerpo, escondernos con un fusil como su fuéramos un francotirador o hacer una muerte desde el aire mientras nuestro enemigo está recogiendo un ítem.

Las armas que encontramos esparcidas por los mapeados son las mismas que en el modo para un solo jugador, mientras que los mapas disponibles están inspirados en lugares que ya hemos visitado en el modo campaña. En el combate a muerte individual o por equipos disponemos de doce mapas, mientras que en captura la bandera sólo hay cuatro.

Antes de crear o unirnos a una partida, podemos escribir un Tag del clan, seleccionar el límite de muertes o el tiempo de la partida; o si jugamos en equipo, podemos escoger el color del equipo al que queremos pertenecer.

Si visitamos la clasificación online, que se divide en los modos online de que dispone el juego, podemos consultar nuestro rango, la ID online, la puntuación, las veces que hemos sido eliminados, las muertes causadas o el tanto por ciento entre eliminados y muertes causadas.

Además, por los escenarios también hay mejoras para nuestra armadura o botiquines para mejorar nuestra salud, por lo que recomiendo que cuando jugamos online, lo mejor es ir de un lugar a otro buscando ítems que nos ayuden a afrontar los combates con mayores garantías.

[break=Entre tú y yo]

ENTRE TÚ Y YO

Muchas han sido las expectativas que ha levantado el nuevo Bionic Commando entre los internautas, debido en gran medida a los detalles publicados y a los vídeos que Capcom ha distribuido a lo largo de estos últimos meses.

El hecho de ver, nada más empezar el juego, la conversión del logo de Capcom a las 3D, hace pensar que GRIN, desarrolladora del juego, ha conseguido su objetivo inicial, que no es otro que convertir una vieja franquicia de 22 años de antigüedad en una nueva joya para el catálogo de Capcom. Si a este detalle, le sumamos las escenas introductorias de una notable calidad gráfica, y que la nueva historia sigue el argumento del último juego, podemos llegar a pensar que vamos a disfrutar de lo lindo con este nuevo Bionic Commando. Pero al igual que en la vida real, no es oro todo lo que reluce, ya que el juego entremezcla elementos de una notable calidad con otros aspectos muy mejorables y que impiden al jugador poder disfrutar de una experiencia sobresaliente.

La ciudad de Ascension City y sus alrededores gozan de una gran amplitud y de una enorme cantidad de elementos interactuables. La pega es que tan grande majestuosidad se vea empañada por la linealidad de los escenarios y por las continuas pantallas de carga entre zonas. ¿Para qué crear unos escenarios tan grandes si el camino ya está predeterminado? Además, nos encontramos con elementos comunes en varias ubicaciones como son las minas aéreas y los repetidores.

Hay que destacar que el juego no es fácil, y que nuestro margen de error es mínimo. En el caso de perder la vida, volvemos al anterior punto de guardado, lo que supone repetir los desafíos conseguidos, tener que eliminar otra vez a los enemigos, y lo peor de todo, superar de nuevo todas las estructuras físicas que nos impiden el paso. En las primeras horas de juego es molesto, pero en las últimas zonas es una frustración enorme.

Si hablamos de términos jugables, el juego si que cumple con creces, porque la intensidad de la acción se combina a las mil maravillas con la estrategia diferente que debemos utilizar en cada combate.

La cantidad de movimientos que puede realizar Nathan Spencer con su brazo biónico es abrumadora, pero eso no es todo, ya que contamos con un variado arsenal de armas futuristas que son de gran ayuda cuando estamos rodeados de enemigos. Es muy importante no malgastar la munición, sobretodo la de las armas más potentes, porque no hay mucha esparcida por los escenarios.

Uno de los aspectos negativos, y que es un handicap a tener en cuenta durante el inicio de esta aventura, es la utilización del gancho biónico para desplazarnos por los niveles. Conseguir apuntar con la retícula y movernos hacia el lugar escogido, no siempre resulta una tarea fácil, y requiere pasar unas cuantas horas practicando para cogerle el truco.

El juego es bastante largo, unas 12 horas, pero si queremos completar todos los desafíos, encontrar todos los coleccionables y conseguir los 50 trofeos que tiene, tendremos que rejugarlo como mínimo un par de veces más, con lo que hay cuerda para rato.

Uno de los aspectos por los que un jugador de la actual generación compra un juego es por su apartado online. En Bionic Commando encontramos un multijugador muy divertido y que es prácticamente un calco del modo campaña. Poder jugar con siete usuarios más a Bionic Commando es una experiencia alucinante, porque podemos afrontar cada partida de forma distinta. Por ejemplo, podemos perseguir a un contrincante a través de los rascacielos y darle caza con nuestro brazo biónico, u optar por escondernos por los escombros para abatir a nuestro rival como si jugáramos a un shooter.

Si eres un amante de la acción, y te gustan los retos difíciles, Bionic Commando te enganchará desde la primera partida, pero puede que algunos de sus aspectos no logren cumplir las expectativas que habías depositado en el juego.

[break=Conclusiones]

CONCLUSIONES

Cuando una compañía decide recuperar una vieja franquicia, su objetivo no es sólo satisfacer a los viejos fans de ésta, sino también ofrecer un producto de calidad que llegue a convencer a los jugadores que en su día no pudieron probar el título original. Para conseguir captar la atención de todos los jugadores, Capcom ha optado por la fórmula de la modernización, incorporando a Bionic Commando la perspectiva tridimensional, además de muchas innovaciones a nivel jugable.

Aunque el título nos invita a vivir una aventura intensa, larga y rejugable, resulta al final un tanto repetitiva, lineal y frustrante, especialmente por el uso de la retícula del gancho y por los numerosos tiempos de carga entre zonas de la misma ubicación.

En definitiva, Capcom nos brinda un juego que está un par de peldaños por debajo de otros títulos de la compañía como pueden ser Resident Evil 5 o Devil May Cry 4, pero que puede servir de piedra angular para que en un futuro próximo, la saga subsane ciertas lagunas gráficas y jugables.

A FAVOR:

  • La majestuosidad de los escenarios y sus elementos interaccionables.
  • El argumento.
  • La curva de dificultad ascendente.
  • La cantidad de armas y ataques de los que disponemos.
  • El tener que usar estrategias diferentes según el tipo y cantidad de enemigos que nos atacan.
  • Que los enemigos sean tan fuertes como tú.
  • Los desafíos y coleccionables.
  • El modo online.
  • Las batallas contra los jefes.
  • Su rejugabilidad.
  • Los 50 trofeos.

EN CONTRA:

  • Los tiempos de carga.
  • Algunos escenarios son muy lineales e incluyen estructuras repetitivas.
  • La pésima recreación del agua.
  • La dificultad de apuntar con la retícula del gancho.
  • Para dominar los controles debemos jugar varias horas.
  • Recuerda mucho a los juegos de Spiderman.
  • La escasez de la munición para las armas más potentes.
  • Que las voces sean en inglés.
76
Jugabilidad: 8
Gráficos: 7.5
Sonido: 7.75
Satisfacción: 7.5

WordPress › Error

Ha habido un error crítico en tu web.

Aprende más sobre la depuración en WordPress.