Análisis

Análisis: Shadow of the Tomb Raider

Un canto de cisne extraordinario para el final de la trilogía de nuestra querida arqueóloga Lara Croft

Publicado por:   Hernán Sánchez Fecha: no
  • 24 61 14 0 67
  • La escenografía es impresionante

    Tomb Raider es una de las sagas más importantes que ha habido en la historia de los videojuegos. Desde su primera aparición para PlayStation 1 en 1996 hasta el último título que ha llegado a nuestras manos bajo el nombre de Shadow of the Tomb Raider, hemos vividos aventuras de mil maneras. Desde descensos al inframundo, pasando por puzles casi imposibles y muertes dramáticas que han hecho que nuestro corazón se encoja más de una vez al ponernos bajo la piel de Lara Croft.

    Shadow of the Tomb Raider es el canto de cisne de la trilogía que nació con el reinicio de la saga en 2013.
    Una trilogía que desde el momento que fue lanzada al mundo mostraba una gran madurez y tener las ideas claras al respecto de cómo iba a nacer y a crecer Lara a lo largo de sus aventuras.

    Historia de esta nueva trilogía

    El primer título de la trilogía (Tomb Raider) publicado en 2013 sorprendió a los jugadores por la profundidad de su historia, la complejidad de la nueva Lara. La presentación de esta como una joven tan llena de ilusión como de miedos. Todo alrededor de un contexto como Yamatai en el que a pesar de que rastreamos tumbas y descubrimos la isla, lo que siempre teníamos en la cabeza era la pugna entre los miedos de Lara y cómo estos nos llevaban a que el único objetivo era escapar de la isla. Pero también, podíamos percibir cómo por dentro de ella también empezaba a surgir el instinto aventurero y una curiosidad tan aventurera como cercana al peligro.

    El segundo título de la trilogía deja las cosas bien claras con su nombre: Rise of the Tomb Raider. Nos encontraremos a una Lara más segura, y alzándose como la cazadora de tumbas, aventurera y arqueóloga aguerrida. En el que se alza como la heroína que estaba destinada a ser desde su comienzo.

    Pero aquí llega Shadow of the Tomb Raider, que nos presenta el cénit y también las capas más oscuras de Lara. ¿De verdad es ella tan diferente a La Trinidad a la que se enfrenta, cómo piensa? ¿Qué diferencia sus obsesiones con las de su padre? El pasado de nuestra protagonista es una alargada sombra que se cierne sobre ella y de la que no podemos escapar.

    Shadow of the Tomb Raider es un camino a través de Lara

    Shadow of the Tomb Raider es una huida hacia delante de todos los miedos de Lara, a través de una selva peruana peligrosa e
    imprevisible. Una jungla con jaguares, lobos, cóndores y por supuesto; tumbas y sarcófagos que podremos ir explorando a lo largo de nuestra aventura, lo que hace a Shadow of the Tomb Raider consagrarse como el juego que más campo da al jugador para descubrir y explorar de esta última trilogía.

    Esta peligrosa selva está detalladamente cuidada. Las texturas son impresionantes, la luz ambiental es magnífica y da una sensación de estar siempre encerrado de una magia exótica que hace que quieras saber más de ella conforme más te adentras.

    Es abrumadora la cantidad de cosas que hay por hacer, a veces he llegado a tener la sensación de estar jugando a un Sand Box más que a un juego medianamente lineal de acción y aventura. Al llegar a un pequeño asentamiento, tómate tu tiempo antes de ir a la siguiente misión principal; habla con los habitantes del pueblo, déjate absorber por el ambiente a tu alrededor. Ya que no sólo encontrarás objetos de coleccionista, diferentes habitantes pueden ofrecerte misiones secundarias que te llegan a proporcionar objetos y recompensas muy útiles a lo largo de la aventura.

    Un paisaje muy cuidado, exótico y espectacular.

    Recolecta, caza, crea con ello materiales que te aportarán bonus en el recorrido de la aventura.
    Lara no es sólo una aventurera, también es una arqueóloga y parece que a veces se nos olvida. Shadow of the Tomb Raider nos los recuerda casi constantemente con los manuscritos que puedes encontrar, con los sarcófagos y murales en los que podemos darnos cuenta del alto nivel cultural que tiene nuestra protagonista.

    Y por supuesto, en las tumbas. Las tumbas de desafío nos proporcionarán puzles bastante difíciles, que nos pueden llegar a tener un rato largo dándoles vueltas para resolverlas, por supuesto, esto ocurre en situaciones en las que estás rodeado de trampas que quieren acabar contigo o en alturas vertiginosas que no dan espacio al error.

    Las localizaciones de las tumbas parecen inverosímeles, al igual que su complejidad.

    Hay una enorme cantidad de actividades y situaciones por vivir y explorar

    Me encanta lo bien relacionado que está la acción y el feedback en Shadow of the Tomb Raider, es algo que algunos juegos se les olvida y es que están tan preocupados en contarte la historia, que no se preocupan en la interacción con el jugador y que éste quiere ver efectos en sus acciones. El juego lo maneja estupendamente, ya que hagas lo que hagas tiene una repercusión para ti. Puedes conseguir experiencia, restos para crear equipo y diferentes útiles a lo largo de tu aventura.

    El mapa es enorme y realmente no sabes cómo acabas yendo por casi todo el espacio disponible. El juego te lleva de una manera muy fluida y sencilla, casi no te das cuenta de que ya estás en la otra punta y te acabas de recorrer toda la selva. La exploración acuática es espectacular (a pesar de las pirañas) gráficamente es sublime cómo está conseguida el agua y cómo refleja la luz por dentro. Siempre vas por los lugares con la sensación de que te dejas algún secreto por descubrir, y no sólo por descubrir, ya que algunos monolitos precisan del aprendizaje de Lara en el conocimiento de las lenguas de culturas antiguas, como el Mime o el Quechua.

    Esta aportación me parece genial, precisamente por lo que he comentado antes, refleja a una Lara que no es sólo una aventurera, también es una arqueóloga y una mujer curiosa que siempre va en busca de nuevos conocimientos.

    Tumbas difíciles y espectaculares

    Que la localización sea una jungla amazónica da una percepción en los combates genial. Ya no puedes entrar a lo loco contra un grupo de soldados enemigos, el combate toma una dimensión más táctica y sigilosa. Una Lara tenaz y aguerrida que se envuelve de barro para poder escabullirse y mimetizarse mejor con el terreno.

    Nuestro mejor amigo vuelve a ser el arco, que nos aportará una capacidad de sigilo y de eficacia que no nos dan el resto de armas, además de su aportación a la hora de lanzar cuerdas.

    Por no hablar del piolet, instrumento sin duda ya más que utilizado a lo largo de la trilogía y que vuelve a alzarse como principal medio para movernos entre las montañas y los diferentes obstáculos que nos encontraremos a lo largo de nuestro camino.
    Camino que podremos complicar o facilitar en función del nivel de dificultad que escojamos. Los cuales se dividen en dificultad fácil, medio o difícil en tres opciones, o en el combate, o en la exploración o en la resolución de Puzles. En combate podemos hacer que nuestros enemigos se vuelvan más poderosos, en la exploración que se complique el hallazgo de recursos y en el ámbito de la
    resolución de puzles, conforme subimos la dificultad, Lara no nos darán ninguna pista para poder resolver los acertijos.

    Estos niveles se pueden cambiar a lo largo de la aventura en cualquier momento, sin embargo, si decidimos jugar desde el principio con el nivel de dificultad máximo de nombre (ojito) “Obsesión mortal” este nivel de dificultad no se puede modificar a lo largo del juego y ofrece una experiencia casi apocalíptica dentro de Shadow of the Tomb Raider.

    Este detalle tan nostálgico nos ha traído una sonrisa tonta a más de uno.

    Tendremos a nuestra disposición un set de habilidades divididos en tres esquemas generales:

    BUSCADORA

    Mejora más de 20 habilidades diferentes para impulsar la conciencia ambiental y la recopilación de recursos. Si ya se te da bien combatir sin necesidad de utilizar los potenciadores de los árboles Cazadora o Superviviente, o si tienes pensado crear y mejorar mucho equipo, te conviene invertir en las habilidades de Buscadora, puesto que podrías encontrar recursos clave incluso en los espacios más reducidos.

    CAZADORA

    Puedes mejorar hasta 20 habilidades diferentes a medida que aprendes nuevas tácticas y técnicas para dominar el arte del combate. Repele a los enemigos con un fuerte contrataque, dispara una vez y realiza varios disparos a la cabeza… Disfruta de las diversas formas de personalizar las habilidades.

    SAQUEADORA

    Mejora 20 habilidades diferentes para dominar el mundo que te rodea. Saquear a los enemigos automáticamente es una buena forma de conseguir recursos y otros objetos necesarios. Incluso en los espacios más reducidos podrás mejorar el combate sigiloso si reduces el ruido tras realizar un asesinato silencioso. Hasta para los jugadores expertos es necesario regenerar la salud, sobre todo a medida que te enfrentes a misiones más complicadas.

    Todo esto lo canjeas con puntos de habilidad que consigues ganando experiencia, también te dan ciertas capacidades al avanzar en la historia o por descubrir tumbas específicas.

    El conjunto de habilidades que podemos mejorar con Lara

    Las luces y las sombras de Lara Croft

    Como he comentado al principio, Shadow of the Tomb Raider es una historia dramática, con numerosos tintes dolorosos para Lara. Nuestro principal objetivo será detener a La Trinidad más que ir descubriendo localizaciones y tesoros. Estos se convierten casi en efectos colaterales de intentar conseguir completar nuestra misión. ¿Pero qué mueve a Lara? ¿Es su afecto por el mundo, un afán de solidaridad y empatía? ¿O es la venganza? El personaje se torna oscuro, hasta qué punto Lara está realmente peleando por una causa mayor. Y aquí es donde vuelvo a mi reflexión del principio.

    Shadow of the Tomb Raider es una huida hacia delante debido a que Lara se ha pasado toda la trilogía buscando un nuevo combate, una nueva obsesión, algo que combatir para poder contextualizar y sacar todo el dolor que lleva por dentro. Y es en este último juego cuando nuestra heroína debe afrontar la batalla que lleva dentro de sí y es ahí donde surgen las dudas, el miedo, los claro oscuros del personaje.

    Las luces y sombras de Lara Croft

    Toda esta situación está ambientada por una banda sonora impresionante. Ideada por Rob Bridget y Brian D’Oliveira.
    Utilizando instrumentos precolombinos y sudamericanos además de orquestaciones espectaculares. Consiguen transportarte al corazón de Lara Croft en sus momentos más intensos. En situaciones en las que visualiza su pasado o que debe afrontar una gran decisión, la música nos lleva a lo que ella siente, a todo eso que no se puede expresar con palabras y es espectacular.

    La música de este videojuego es algo que me ha dejado impresionado. Es genial andar por las calles de la espectacular Paititi, la localización con más profundidad hecha en la última trilogía de Tomb Raider, y poder escuchar cómo los músicos locales tocan sus instrumentos. El ambiente es sin duda brutalmente absorbente.

     

     

    93

    Veredicto

    El título es impresionante, en ningún momento baja el listón de la campaña, llena de emociones, de una constante pugna dentro de la misma Lara. Han conseguido llevar la evolución del personaje a un momento que, particularmente, me encanta. Es fantástico ver cómo se ha cimentado su propio camino, cómo ha ido colocando las bases que lo componen y sin embargo, al final, poder sentir cómo todo se puede desmoronar en cualquier momento. El destino está en las manos de Lara Croft, y es una Lara tan humana, tan sensible y tan decidida y fuerte a la vez que la hacen toda una sombra llena de luces.

    Te puede gustar

    Comentarios

    GTA 5 Red Dead Redemption 2 Final Fantasy XV Kingdom Hearts 3 The Last of Us 2 God of War FIFA 17 Final Fantasy VII Remake Horizon: Zero Dawn

    Destacados

    06
    00
    00
  • LaPS4
    © LaPS4.com 2006 - 2018
    Bienvenido a la revista lider de videojuegos de PS4