Análisis

Análisis: F1 2018

El mejor juego de Fórmula 1 hecho por Codemasters

Publicado por:   Hernán Sánchez Fecha: no
  • 24 61 14 0 67
  • Tras un largo año de espera, vuelve la fórmula 1 a nuestras consolas, con un título que trae evoluciones respecto a su anterior entrega y nos ofrece la experiencia más completa del gran circo, tanto a nivel medios, como en la experiencia de conducción. Ojo, esto no significa que su acabado haya sido impresionante, simplemente ha sido un alzamiento que ya era necesario, después de ocho juegos, Codemasters por fin consigue hacer uno a la altura de lo que esperan tanto los usuarios exigentes, como de los más amateurs que simplemente quieran disfrutar de cómo es la experiencia de una carrera en un fórmula 1, que nada tiene que ver con las típicas carreras arcade de otros juegos como Forza o The crew.

    La presentación al show de la Fórmula 1 es impresionante, tal y como se espera de un juego de este calibre.

    Personalmente, llevo jugando a fórmulas 1 desde el año 2004, en esa vertiente de títulos de las temporadas 2003, 2004, 2005 y 2006, que fueron creados en el estudio Liverpool. Juegos que, para muchos, son parte de nuestra infancia, ya que coincidieron con los años más laureados de Fernando Alonso (quien recientemente ha comunicado que el año que viene no correrá en la Fórmula 1, noticia que encoge el corazón a todos los que nos aficionamos a este deporte gracias a él)
    Hubo un pequeño parón de títulos en los años 2007 y 2008, el estudio Liverpool que era quién produjo los juegos de años anteriores, había perdido la licencia.

    Licencia que más tarde, en el año 2009, pasaría a ser de Codemasters, que produjo un fórmula 1 para Nintendo Wii en ese mismo año. Juego algo mediocre y caído ya en el olvido, sin embargo, esto fue una preparación para el salto que darían a la generación de PlayStation 3, con Fórmula 1 2010.

    Desde ese año, nos ha ido trayendo sucesivamente juego tras juego, con sus más y sus menos, sin embargo, Codemasters nunca ha conseguido crear una experiencia de Fórmula 1 total tan cercana como lo que ha conseguido este año.
    La productora Inglesa, ha presentado este juego con el eslogan de: Crea titulares, y vaya si los ha creado.

    Uno de los circuitos introducidos este año, Paul Ricard en Francia, ha sido representado de una forma magistral.

    No se han añadido modos de juego, sin embargo, la mejora en la simulación de conducción hace mucho más divertido jugar a estos diferentes modos.

    El título presenta diferentes modos de juego, tales como:

    -Grand Prix: En el que correremos una carrera en un coche, ya sea con coches modernos con sus pilotos, de la temporada 2018 de Fórmula 1, como con coches clásicos, entre los que podremos conducir el Mclaren Mp4/4 de Ayrton Senna, el Ferrari 312 T2 de Niki Lauda o el reciente Brawn Bgp-001 del año 2009 con el que campeón Jenson Button.

    Estos dos últimos, son algunos de los automóviles añadidos respecto al videojuego del curso pasado. Podremos elegir lo larga que queramos que sea la carrera, el tiempo, la hora y diferentes niveles de dificultad hasta 110, para que podamos disfrutar sencillamente de una carrera.

    El fallo, a mi modo de ver, falta la pantalla dividida, es un modo de juego que es divertido, pero que no va más allá de pasar el rato, no tiene ninguna clase de incentivo que hace que quieras jugarlo más de un par de veces. Sin embargo, en una pantalla dividida, podría disfrutarse y ser mucho más atractivo para ser jugado más veces.

    Aquí tenemos a uno de los coches clásicos introducidos este año, el Ferrari de Niki Lauda, el Ferrari 312 T2

    -Contrareloj: Clásico modo de juego en el que te pones al mando de uno de los coches del juego, y das vueltas alrededor de la pista que selecciones para marcar el mejor tiempo. Ideal para probar reglajes y mejorar la conducción en los circuitos que más nos cueste sobrellevar.

    -Campeonatos: Un modo de juego muy divertido y muchísimo más atractivo que el Grand Prix. Este modo de juego nos ofrece la posibilidad de enfrascarnos en un campeonato ya sea oficial, con el piloto que queramos, o con diferentes campeonatos que nos supondrán retos, como un Campeonato Urbano, en el que sólo habrá circuitos urbanos, o Lluvioso, en el que correremos siempre carreras en lluvia. Una opción muy interesante y divertida que probar para conseguir diferentes trofeos.

    Un vistazo a la pantalla de los diferentes campeonatos.

    -Retos: Modo de juego en el que periódicamente, Codemasters irá lanzando diferentes desafíos en el que nos enfrentaremos On-line frente a otros jugadores, de momento, no hemos podido probarlo, ya que el juego no ha sido lanzado de manera oficial a todo el mundo. Por lo tanto, aún no existen estos retos.

    -Multijugador: Tampoco hemos podido probarlo, ya que los servidores se encuentran por el momento cerrados, y es uno de los apartados que hacen de los juegos de Fórmula 1 merecer la pena ser comprados. Me gusta, sin embargo, la inclusión de las Rankeds, que harán, esperemos, del On-line una experiencia de juego menos caótica y con menos trolls, ya que las cosas se pondrán más en serio, o eso es lo que esperamos.

    El modo Carrera Profesional, santo y seña de los Fórmula 1, vuelve fresco, original y mucho más apasionante que nunca

    Por último, el modo Carrera Profesional, es el modo en el que más cambios ha habido por parte de Codemasters de un año al otro. En este modo de juego, te creas un piloto a partir de un avatar que te dan predeterminado, algo de personalización aquí no iría nada mal, Codemasters; elijes tu casco, tu nacionalidad y escudería. Y a partir de aquí comienzas tu vida como piloto en la Fórmula 1.

    Cada escudería tiene sus propios objetivos y dificultad, no es lo mismo estar en Mercedes o Ferrari, que empezar en Force India, unos están peleando por el título, otros equipos por salir de la zona baja y otros por ser el mejor del resto, sinceramente, yo opino que lo mejor es empezar con un equipo modesto, por lo que personalmente elegí Alfa Romeo Sauber, el segundo peor equipo a priori, para empezar mi carrera.

    La ventana de nuestro perfil como piloto, en la que podremos navegar por el mapa de I+D, renovar nuestro contrato, cambiar de escudería, mirar nuestros resultados, donde haremos toda la vida fuera de las pistas, básicamente.

    En un nivel de dificultad demencial, a 106, jugando con joystick y sin ayudas, salvo el cambio de marcha automático, entendedme, es imposible cambiar de marchas a la vez que vas frenando y cambias de mezcla de combustible, el juego es genial.

    Para empezar, lo primero que te presentan es a una periodista, quién te irá haciendo preguntas a lo largo de la temporada, después de cada último entrenamiento, clasificación y carrera, preguntas que tendrán que ver con el rendimiento que has tenido en la sesión en cuestión. En función de lo que respondas, esto tendrá unas consecuencias de cara a, tu reputación dentro de la escudería, lo cual vale para mejorar contratos, reputación de cara a otras escuderías, ya te vayas por el lado de deportividad en tus respuestas, o de hombre del espectáculo. Por ejemplo, si eres un hombre de espectáculo es más fácil que puedas fichar por escuderías como Red Bull o Mclaren, mientras que la deportividad te premia para Ferrari o equipo pequeños como Sauber o Williams.

    También, tus respuestas afectan a la moral de los diferentes departamentos, si estás en un equipo pequeño, te aconsejo no criticar excesivamente a tus ingenieros, ya que son muy susceptibles y te harán las mejoras más caras y menos eficientes. Sin embargo, en un equipo grande, la presión podría hacerles mejor, sin embargo, ser excesivamente duro, no sale rentable, puedes llegar a perder reputación por parte de tu equipo y que te echen.

    Los mapas de I+D son personales de cada equipo, lo cual dota de realismo y de amplitud al hecho de cambiar de escudería, ya que no sólo tienen diferentes objetivos en el campeonato, también en su desarrollo.

    Cada equipo, tiene un esquema de mejoras independiente, lo cual es una novedad maravillosa, ya que Renault, que tiene una aerodinámica decente y un chasis bueno, necesitará mejoras potentes en el apartado del motor, mientras que Mercedes, que tiene el mejor motor, necesitará mejoras tanto en el chasis como en la aerodinámica para poder estar a la altura de Ferrari y Red Bull.
    Conseguiremos estas mejoras igual que en el Fórmula 1 2017, mediante puntos de recursos que conseguiremos mediante programas de sesión, tales como Familiarización del circuito, Programa de Carrera o Programa de Clasificación.

    También nos darán puntos de recursos, cada vez que acabemos la ronda de clasificación y una carrera. En función del nivel de dificultad que escojas, los programas de sesión serán más complicados. Al respecto de estos programas, conforme avanzan las carreras, se hacen más aburridos, ya que es siempre la misma historia para poder lograr esos puntos de recursos, algo de variedad no iría nada mal, aunque sólo fuera sustituir un par, por programas que den puntos de recursos exclusivos de un área a mejorar.

    Los programas de sesión de entrenamiento se pueden hacer repetitivos con el paso de las carreras y al final, no resultan atractivos. Se ha incluido este año la gestión del ERS como forma de lidiar con esta nueva mecánica.

    Una novedad maravillosa también, ha sido la inclusión de cambio de normativa cada temporada. A mitad de la temporada en la que estemos, nuestro ingeniero jefe, nos comentará los cambios de reglamentación que habrá para la temporada siguiente, y, por consiguiente, si queremos seguir mejorando el coche de este año, con la posibilidad de perder las mejoras que hayamos logrado, o dejar más de lado el desarrollo del coche actual y centrarse más en el desarrollo del nuevo.

    Esto es una mecánica genial, que da muchísima frescura al modo Carrera profesional. Ya que normalmente, era fácil dejarlo al acabar la segunda temporada o la primera, debido a que se hacía monótono y repetitivo y realmente, la única escudería que progresaba notablemente era en la que estábamos. Ahora, sin embargo, a partir de la segunda temporada pueden cambiar completamente los equipos líderes y los de media tabla, puede ser que arriesgarse con un Force India en desarrollar el coche del año siguiente, te dé un coche ganador, o te hunda y estés peleando con Mercedes por unos puntos, mientras Renault y Mclaren sean las escuderías por batir.

    Las carreras son frenéticas, un no parar constante de acción en el que siempre hay algo que hacer o un objetivo que conseguir.

    Es muy llamativo y realmente positivo, para este servidor al menos, es que el campeonato que juegues es una movida completamente diferente al campeonato de la vida real. En mi caso, jugando con Sauber, y haciendo buenas carreras, he logrado desarrollar el coche de este año lo suficiente como para estar a la misma altura que Mclaren, Renault, Haas y Force India, por lo que estamos diez coches en menos de 6 décimas de segundo en cada carrera.

    Una experiencia en carrera a la que la realidad debería aspirar, todas las carreras son un no parar de situaciones y momentos que te mantienen alerta constantemente

    Las carreras de Fórmula 1 no son carreras normales de coches en las que es simplemente acelerar y adelantar. Son carreras en las que hay muchísima gestión por parte del piloto, neumáticos, frenos, grupo motor, estrategias en Boxes, hay muchísimo más que simplemente ir adelantando pilotos, que al final, es el objetivo. Y una de las cosas que han incluido, después de tres años de espera, ha sido el ERS. El sistema de motor eléctrico que otorga unos caballos extra de potencia al coche. Esto, hace de las carreras algo vivo.

    Me pasaba en anteriores Fórmulas, que llegaba un punto de la carrera, vuelta 15 o 20 en el que no pasaba nada. Simplemente era esperar a que acabase la carrera o intentar mantener una distancia prudencial con el piloto perseguidor. Ahora, sin embargo, hay que gestionar el ERS, ya que hay que ir recuperando energía para poder emplearla en subir el ritmo, y en ese momento los coches pueden alcanzarte y adelantarte.

    La experiencia jugable ha dado un vuelvo de 180 grados totalmente con la nueva inclusión del sistema de ERS.

    También la inclusión del ERS, ha hecho que en vez de, como en juegos anteriores, empezar la carrera cargadísimo de gasolina para estar mucho tiempo en mezcla enriquecida y así ir más rápido, ir más descargado para que el ERS sea más efectivo con el coche más ligero. Por lo que, no sólo es ir gestionando el desgaste de gasolina y neumáticos, se añade el hecho de gestión del ERS.

    Y aquí es donde entra la IA. Los coches de media tabla, están muy cerca de sí, a pesar de que cada uno tiene sus propias características y zonas en las que son más competitivos, en cuanto a tiempos, son muy similares, al igual que la zona alta con Ferrari, Mercedes y Red Bull, por lo tanto, un fallo en la gestión, puede hacer que pinches y perder muchas posiciones, o no tener la suficiente potencia para aguantar los ataques, porque sí, señores, por fin Codemasters ha conseguido hacer una IA a la altura de lo que se espera, ni es kamikaze, ni tampoco es cobarde, es una IA que te va a atacar si le das un espacio, pero respetando el tuyo, si tú no ves que el coche de detrás te ha cogido el interior y te cierra y te da un golpe, es que tampoco le has dado el suficiente hueco para que pase. Esta nueva IA, consigue crear carreras frenéticas, llenas de diversión y tensión.

    Además de nuestro compañero, también tendremos que elegir a un rival que batir, quien no nos pondrá las cosas nada fáciles.

    Parte de la IA, también serán nuestros rivales. En el modo carrera, tendremos dos rivales, uno continuo, que será nuestro compañero de equipo y al que deberemos vencer siempre que podamos para conseguir el mejor contrato posible. Las mejoras de contrato son del tipo, más puntos de recurso, paradas en Boxes más rápidas etc. El otro rival, lo elegiremos nosotros, y vencerle nos dará puntos de respeto, que nos ayudará a conseguir también un mejor contrato o poder fichar por una escudería mejor. Estos rivales, no serán nada fáciles de batir, cada uno es complejo y ofrecen buenas batallas en la pista.

    No sólo la IA se adapta mejor a las situaciones, el juego se consigue adaptar mucho mejor al estilo de pilotaje de cada jugador

    En cuanto a la sensación de conducción, hay una mejora importante. Sigue sin ser un simulador, pero es que, tampoco es eso lo que pretende Codemasters. A pesar de esto, hay una gran mejora, como en la sensibilidad del chasis. Ahora, no podremos apretar el pedal al salir de la curva como si nada, ya que el coche es probable que se vuelva loco y hagamos un trompo. F1 2018 es un juego que premia al jugador que juegue arriesgado si lo hace muy bien, el paso por los pianos en las curvas rápidas necesita de un reglaje óptimo y una aerodinámica bien desarrollada para que el coche no se vaya fuera de control. A la mínima que no se hace perfecto, el coche se dispara y perdemos completamente la trayectoria.

    El comportamiento de los coches es muy sensible a nuestra conducción. La lluvia se ve impresionante, otorga siempre un plus de espectacularidad y dificultad en la conducción

    Los jugadores más conservadores, tampoco se ven beneficiados, ya que ser demasiado conservador, te puede hacer perder tiempo. No es como en F1 2017, que a nada que te ibas un poco por fuera de la pista ya perdías muchísimo tiempo, la respuesta aerodinámica y del chasis es más realista, por lo que subirte a un piano o irte un poco por fuera puede recompensar, como ya he dicho, siempre que se haga perfecto.

    El sonido de los motores ha experimentado una mejora notable, se nota la diferencia de cada uno y es mucho más fiel a los coches reales, tanto en la respuesta al bajar de marcha como el ruido al acelerar con toda la potencia.

    A pesar de esto, sigue sin ser un simulador, no es perfecto, aún hay pequeños aires arcade, a los usuarios más exigentes les seguirá pareciendo poco, aún así, pienso que para el público en general, es divertido y muy enriquecedor, y es lo más cercano que ha hecho Codemasters al respecto de una sensación más realista de conducción.

    El nivel gráfico del título de este año, es impresionante, corre de forma fluida, no tiene caídas. La representación de los coches es muy fiel sin importar el clima, que también se mantiene como uno de los mejores apartados de Codemasters

    Y en lo que sí se nota su esfuerzo, es en el apartado gráfico. El juego corre a 60 fps de forma fluida, los coches lucen increíblemente bien, la lluvia y el spray de los coches sigue siendo fantástica. El trazado evoluciona conforme la carrera se mueve, al igual que el tiempo y el día, de una forma muy realista y también muy buena. La fotografía se ve excelente. Los circuitos no tienen mucho cambio, y se agradecería que los pudieran mejorar aún más y que luzcan un poquito mejor y no tener el mismo circuito de España por ejemplo siempre cada año.

    Es impresionante cómo se ve el juego en cada repetición, realmente te introduce muy bien y con fuerza dentro del mundo de la Fórmula 1 y todo lo que envuelve su espectáculo. El detalle que ahora se aprecie mucho mejor el humo que provocan las gomas y el calor de los coches, por fin se representa muy bien en un juego de Codemasters. La iluminación y la representación es espectacular.

    A pesar de esto, los circuitos incluidos este año como nuevos, como el Gp de Alemania o Paul Ricard en Francia, lucen excelente, por lo que no será por falta de capacidad en crear buenos entornos y pistas realistas y decentes. También, están geniales los coches clásicos, a pesar de que su conducción sigue siendo completamente arcade y con poco sentido, es de agradecer la aparición de joyas antiguas, y no tan antiguas. Sin embargo, podrían haberse esmerado más en la creación de estos, ya que el sonido que tienen no se parece mucho a cómo sonaban en la realidad y tampoco su respuesta en la conducción.

    En el modo carrera, se pueden seguir disfrutando de los eventos de exhibición de coches clásicos, sin embargo, no sirve para mucho más que por pasar el rato, ya que no otorgan ninguna clase de mejora, como si lo hacían en F1 2017. Por lo que se queda en un intento de incentivo y que no se queden perdidos y sólo se usen en las carreras On-Line específicas de estos coches.

     

     

    87

    Veredicto

    El mejor juego de Fórmula 1 de Codemasters hasta la fecha, te ofrece una experiencia más cercana a la realidad, sin dejar por ello de perder el aire a videojuego, a diversión que debe de tener. Es genial ver cómo han evolucionado el modo carrera y los intentos por mejorar en el multijugador. Quedan detalles por pulir, como las entrevistas, que pueden llegar a ser repetitivas, o cómo están hechos los coches clásicos. A pesar de esto, Codemasters ha hecho un buen trabajo con la IA, con el apartado visual y con la introducción de los diferentes elementos que han hecho del modo carrera algo más fresco y original.

    Te puede gustar

    Comentarios

    GTA 5 Red Dead Redemption 2 Final Fantasy XV Kingdom Hearts 3 The Last of Us 2 God of War FIFA 17 Final Fantasy VII Remake Horizon: Zero Dawn

    Destacados

    05
    32
    00
  • LaPS4
    © LaPS4.com 2006 - 2018
    Bienvenido a la revista lider de videojuegos de PS4