Sólo el talento de Alonso le haría calificar quinto

Conversación publicada en el foro Deportes

 

Nelsinho Piquet estaba rezando en la iglesia de Santa Devota cuando apareció su compañero Fernando Alonso. Los dos Renault se salieron en la misma curva, la primera del circuito, que recibe el nombre del templo. Y ambos rompieron sus alerones traseros. Cuentan en Mónaco que las habituales salidas de pista en ese viraje se producen por las ganas que tienen los pilotos de ir a ver a la santa. En realidad, ese fervor religioso por escapar de la parte buena del trazado se suele agravar cuando un coche, en este caso el R28, es difícil de pilotar. El bache que hay en la frenada que cuida la santa del Principado es el que hace el resto. Alonso sudó ayer tinta para terminar séptimo después de una exhibición de derrapadas. Su compañero fue 15º.

El monoplaza está donde estaba en otros circuitos, es decir, detrás de los tres grandes y sería el quinto coche de no tener al mejor piloto del mundo al volante. "Es inconducible, es inconducible", repetía sin cesar Fernando al terminar la primera sesión. Sin embargo, en el difícil Mónaco los problemas son patrimonio de muchos, no sólo de Renault. Y una vuelta perfecta te puede abrir el cielo. Así pasó a mitad de la última sesión, el ovetense puso neumáticos duros nuevos y se colocó a sólo setenta milésimas de Hamilton.

Sin embargo, después sus rivales bajaron mucho su tiempo con blandas (Hamilton marcó un tremendo 1:15.140) y él no pudo con estos compuestos, primero por su accidente y después porque quizá estuvo algo más precavido de lo normal. El asturiano aventuró la posibilidad de que el coche ya no fuera tan redondo, pero tienen tiempo de sobra para que esté perfecto para la calificación. Hoy hay jornada de descanso. A Hamilton se le vio sobrado en pista. Es cierto que casi se sale en la vuelta de lanzamiento, pero la adherencia del MP4/23 es muy superior a la del R28. Es el favorito a la victoria.

Algo que no aprovechó Kovalainen en casi ningún momento. Si Heikki se mantiene tan gris en la calificación, Alonso podría quitarse a otro enemigo. Y uno de los dos BMW, posiblemente el de Heidfeld, también podría caerse de su posición natural en parrilla. Así las cosas, Alonso no tiene un coche para subir al podio, pero sí puede meterse en la calificación de mañana entre los cinco primeros. Eso sí, deberá vigilar a Rosberg, que será un hueso duro de roer. El alemán, segundo ayer, es la amenaza que viene de la parte de atrás, el sustituto de unos Red Bull que estuvieron perdidos (13º y 14º). De los dos Ferrari, Raikkonen brilló con usadas y Massa destacó por su catálogo de brusquedades a la entrada y la salida de las curvas. Al filo del accidente en varias ocasiones. Kimi tiene el mejor ritmo, pero puede sufrir en calificación. Todo esto a la espera de que la lluvia que se avecina, según las previsiones para el sábado y el domingo, lo ponga todo patas arriba.

Fuente : www.as.com
GTA 5 Red Dead Redemption 2 Final Fantasy XV Kingdom Hearts 3 The Last of Us 2 God of War FIFA 17 Final Fantasy VII Remake Horizon: Zero Dawn