Ferguson: "Como club franquista, el Madrid consigue las cosas como sea" (Página 2)

Conversación publicada en el foro Deportes

 
El ataque de Ferguson acusando al Real
Madrid de ser beneficiario futbolístico
del franquismo es un insulto a increíbles
jugadores y a toda una afición. Una
de las grandes mentiras de nuestra historia
reciente es que el Madrid fue el
equipo de Franco. Una falsedad bien
construida que agrede, entre otros, a
aquellos viejos republicanos seguidores
del club que durante años veían en el
conjunto de Chamartín el símbolo de su
propia derrota política y vital. Porque
quizás muchos no lo recuerden, pero
tras el final de la Guerra Civil y con la
dictadura a pleno rendimiento, el Madrid
estuvo más de 10 años, hasta la
temporada 53-54, sin ganar una sola Liga.
El Real, tras el enfrentamiento fratricida,
quedó tan partido y destrozado como
el país y algunos de sus futbolistas
supervivientes acabaron en el destierro.
No fue el apoyo del régimen sino la
gestión futurista de Bernabéu y la llegada
de Di Stéfano las claves esenciales
que transformaron el club y que cambiaron
la historia. La fuerza blanca en
Europa llegó a ser imparable y por eso,
el gobierno franquista, aplicando una
técnica clásica de las dictaduras, intentó
apropiarse de unos triunfos deportivos
que rompían su aislamiento internacional.
En cierta manera, el Madrid fue
más fuerte en el mundo que el propio
régimen, llegando a ser capaz, durante
una de sus primeras giras galácticas, de
invitar a cenar en Caracas con todos los
honores a un Josep Tarradellas en el
exilio. Hecho real que relató el propio
president de la Generalitat al filósofo
Josep Ramoneda y al periodista José
Martí. Tarradellas jamás olvidó aquella
noche en la que al entrar en el comedor
del hotel todos los jugadores se pusieron
en pie para recibirle en señal de respeto.
El Madrid ha sido y será siempre
un equipo transversal en lo ideológico y
en lo emocional. Sus tristezas y sus
anhelos son capaces de unir a personajes
tan dispares como el Rey Juan Carlos,
Aznar, Rubalcaba, Cándido Méndez,
Plácido Domingo, José Mercé,
Fernando Alonso, Benjamín Prado,
Rafa Nadal, Carmen Machi o el Gran
Wyoming. Ferguson no lo sabrá nunca
pero el Madrid no fue ni franquista ni
republicano. Tanto entonces como hoy
su afición es heterodoxa y sin fronteras.
GTA 5 Red Dead Redemption 2 Final Fantasy XV Kingdom Hearts 3 The Last of Us 2 God of War FIFA 17 Final Fantasy VII Remake Horizon: Zero Dawn