Desgranando Metal Gear Solid 4.

Conversación publicada en el foro Juegos

Cada vez queda menos para tener el MGS 4 en nuestras manos y se van conociendo con cuentagotas más detalles. Aquí os dejo un pequeño avance de lo que nos espera... Espero que os guste.

La versión occidental de MGS 4: Guns Of The Patriots presentará 5 niveles de dificultad (Liquid Easy, Naked Normal, Solid Normal, Big Boss Hard, The Boss Extreme).

Desplegará voces en inglés y textos en castellano y unos gráficos impresionantes a 720p (la versión final aún no se ha confirmado que vaya a 1080p), mientras que el sonido vendrá en un cristalino Dolby Digital 5.1.
El Dual Shock de PS3 no sólo será compatible, sino que para algunas cosas será decisivo.

En cuanto a la historia, un Snake envejecido se mete de lleno en la batalla entre los PMC, Private Military Company, y la milicia local, entre las ruinas de un pueblo de oriente medio. Nada más comenzar a jugar, irrumpirán en escena los GECKOs, unos demoledores mechas bípedos que destrozan a los milicianos en cuestión de segundos. Enfrentarse a ellos en el arranque del juego es un suicidio, así que será mejor salir por patas, para lo que podremos experimentar con el nuevo traje Octocamo de Snake. Si en MGS3 aprendimos a combinar el patrón de color de los uniformes para camuflarnos en el entorno, en esta entrega todo será más fácil en este sentido. Podrás poner el Octocamo en automático y sólo con quedarte pegado a una superficie, adoptarás su color y el patrón de su dibujo. Aunque si lo prefieres, podrás accionarlo manualmente. Además, desde el primer nivel ya es posible disfrazar a Snake. Se podrá localizar, por ejemplo, algún uniforme de PMC y pasar inadvertido con él entre los enenmigos.
En general, la inteligencia artificial de los enemigos ha aumentado notablemente con respecto a anteriores entregas. Los PMC reaccionan ante cualquier ruido o elemento sospechoso como lo haría un soldado de élite real. Los milicianos no se quedan atrás, aunque Snake puede ganarse su confianza sólo con cargarse a unos cuantos PMC delante de ellos, ya sea con un discreto CQC o desatando un infierno con el mortero.
Snake no tarda mucho en encontrarse con quien será uno de sus mejores aliados en la aventura: Metal Gear MK II. El pequeño droide nos obsequia con una herramienta clave para el juego: el Solid Eye. Este "parche" no sólo mejora el radar de Snake, sino que además proporciona visión nocturna y ofrece información de los items y armas desperdigados por el escenario. Lamentablemente, gasta batería a velocidad de vertigo, al igual que Metal Gear MK II que, lejos de ejercer de mera comparsa, puede llegar a controlarse de forma autónoma, al menos hasta que se le fundan las pilas.

El envejecimiento de Snake, no solo ha afectado a su aspecto físico, sino también a su respuesta ante el combate. Si caminas agachado demasiado tiempo empezará a quejarse de sus achaques y la intensidad del combate afectará a dos nuevos medidores (Psyche Meter y Stress Meter). Si la acción se vuelve muy frenética, incluso su puntería comenzará a flaquear.
Afortunadamente, la munición no será un problema en MGS4. Sobre todo desde el momento en que Drevin entra en la vida de Snake. Este comerciante de armas nos desvela una de las claves del juego y la razón del subtitulo de MGS4: la progresiva sofisticación de las nanomáquinas ha hecho posible no sólo soldados más evolucionados, sino el total conntrol de todo el armamento sobre la faz de la Tierra. De ahí lo de Guns Of The Patriots. Cada arma está sincronizada con las nanomáquinas de su propietario. Por lo tanto, liquidar a un PMC o a un miliciano para robar su arma no tiene sentido. Es inservible... Hasta que entra en escena Drevin. El mismo se define como un "Gun Launderer", un chico listo que se encarga de "lavar" las armas, de anular su mecanismo de seguridad. Snake contactará con él vía MG MK II, para venderle armamento cosechado en el campo de batalla y canjearlo por "puntos Drevin". Con ellos se podrán debloquear nuevas armas (hay más de 70), mejorarlas (con mirillas láser, silenciadores...) hasta optimizar seis parametros diferentes (daño, penetración, recarga, retroceso...) y, por supuesto, comprar munición sin límite.

En MGS4 se dan cita nuevos personajes como Drevin y viejos conocidos: Otacon, Campbell, Liquid Ocelot (amo y señor de los PMC), Vamp, Meryl, Johnny Sasaki... y Naomi Hunter. La bella doctora Hunter ha pasado de ser un personaje secundario del primer MGS (fue quien inyectó a Snake el FOXDIE) a tener un papel decisivo en MGS4.
Todos estos rostros embriagarán de nostalgia a los fans de la saga y más aún cuando descubran los incontables flashbacks ocultos en cada secuencia, cada diáologo. Cuando el juego así lo indique, con sólo apretar el botón X en el momento preciso, seremos bombardeados con retazos de los anteriores MGS...

En cuanto a la jugabilidad, hablamos de un MGS y eso lo resume todo. El juego se beneficia de las mejoras de cámara introducidas en MGS3: Subsistance, incorporando además la posibilidad de disparar y caminar en primera persona o desde una cámara al hombro, al estilo del Gears of War de la 360.
Desde el mismo arranque del juego estaremos inmersos en una auténtica batalla entre dos bandos, en una lucha constante por sobrevivir, no devorando seres vivos como en MGS3, sino escapando de bombardeos y tiroteos, así como explotando al máximo las habilidades de Snake en el cuerpo a cuerpo, incluyendo cacheos y haciendose el muerto cuando la situación sea totalmente desesperante.

Conoceremos personajes memorables y viviremos situaciones que nos emocionarán, dispararán nuestra adrenalina y darán sentido a todo lo narrado en las anteriores entregas de la saga. Todo ello a través de unos gráficos prodigiosos, sin comparación con todo lo visto hasta el momento en PS3.
Sólo queda esperar hasta el 12 de junio y disfrutar de esta autentica joya de los videojuegos que no puede faltar en ninguna videoteca de calidad.

UN SALUDO A [email protected]
GTA 5 Red Dead Redemption 2 Final Fantasy XV Kingdom Hearts 3 The Last of Us 2 God of War FIFA 17 Final Fantasy VII Remake Horizon: Zero Dawn