Mobile Suit Gundam: Crossfire <ANALISIS>

Conversación publicada en el foro Juegos

 
La calidad de la larga lista de juegos basados en Gundam es muy variada y el nivel nunca ha sido excepcional en general, pero Bandai Games ha conseguido bajar algo más el listón para los juegos venideros.


Mobile Suit Gundam: Crossfire (PlayStation 3)
Todos los lanzamientos de consola están acompañados de ciertas dosis de apresuramiento e incertidumbre. Por mucho que se planifiquen las cosas, sigue siendo una nueva pieza de hardware, radicalmente distinta respecto al sistema en el que se ha trabajado durante años. No sólo eso, sino que además las herramientas de desarrollo se van actualizando y mejorando constantemente hasta el mismo momento del lanzamiento, lo que hace que el código no resulte estable ni se pueda explotar realmente la máquina. Estos factores hacen que desarrollar un juego de lanzamiento no sea nada fácil y que el estudio encargado de hacerlo necesite talento y una gran capacidad de organización. En el caso de este Gundam, parece que esos factores brillan por su ausencia, además de algunos más.


Cada consola suele presentar un título de lanzamiento que no funciona por una serie de razones, principalmente porque no está a la altura de lo esperado de “la nueva generación” de turno. Pero hay títulos y títulos. Gundam pasará a la posteridad no sólo por ser ese juego dentro del flamante catálogo de la consola de Sony, sino también por ser uno de los títulos más flojos en todo el panorama actual.


Y es una lástima, ya que hubo un tiempo en el que este proyecto tenía un serio potencial. Los primeros trailers de Gundam en PS3 mostraban un título muy interesante, con entornos completamente destrozables de una forma muy realista. Seguramente muchos recuerdan ese trailer en el que se podían ver los robots avanzando en una ciudad en ruinas, viendo como el entorno se comportaba de forma realista ante los titanes metalizados. Nada de eso ha quedado aquí, dejándonos con un título que sería definido de mediocre en PS2 (ni la alta definición lo salva ante los muchos defectos que arrastra sino que más bien los exagera).


Mobile Suit Gundam: Crossfire (PlayStation 3)
De hecho, el objetivo de este nuevo Gundam no se explica muy bien más allá del deseo de Bandai de explotar al máximo su serie más popular. No hay historia, ni contexto, ni ninguna excusa razonable para entender la existencia de este título, más allá de que aparecen modelos reconocibles de las adoradas máquinas de combate. Pero si no conoces los entresijos del conflicto entre la Federación Terrestre y Zeon, este título no te aportará ninguna iluminación al respecto; hasta la historia ha sido pasada por alto.


Hay mucho de lo que hablar viendo el aspecto gráfico del juego (y poco bueno). Los propios modelos de las máquinas son decentes, gracias fundamentalmente a algunas texturas bien hechas, que ofrecen un ligero atisbo de lo que debería significar un juego de nueva generación. Pero el espejismo se acaba ahí, una vez vista la animación se pierde toda esperanza de hacer que la inversión en el juego haya merecido la pena. Es cierto que no es posible para una máquina de varias toneladas y dos piernas moverse con mucha agilidad, pero no es un problema de agilidad sino de ejecución por parte de los animadores; los movimientos son ridículos y hacen gala de una falta de detalle que resulta espectacular por lo evidente que resulta. Simplemente, no ofrecen la sensación de estar controlando máquinas gigantes de destrucción.


Fuente: Meristation
GTA 5 Red Dead Redemption 2 Final Fantasy XV Kingdom Hearts 3 The Last of Us 2 God of War FIFA 17 Final Fantasy VII Remake Horizon: Zero Dawn