12 imagenes de splatterhouse se ve muy bien este juego

Conversación publicada en el foro Juegos

Bueno aqui ay informacion de un avance

¡Splatterhouse vuelve a la carga! Namco resucita a la saga 15 años después de su desaparición para trasladarla a la Next-Gen. Enfunda a Rick con su temible careta, y lánzate a buscar a su atractiva novia Jennifer a través de infinidad de escenarios que homenajean al arcade de finales de los 80.

En cine y videojuegos asistimos a una creciente fiebre por revivir grandes éxitos del pasado, y filtrarlos por el tamiz de las nuevas tecnologías para hacer de ellos poderosos remakes. Los inminentes Bionic Commando, Sonic Unleashed o Golden Axe podrían engrosar por méritos propios la categoría de remakes, al recoger el testigo de clásicos videojuegos de hace décadas y modificar su jugabilidad para adaptarla a nuevos estándares.


Es también el caso de Splatterhouse, revisión a cargo de Namco y Brash Entertainment, acerca del mito arcade de 1988. El videojuego, olvidado durante lustros, pasó con más pena que gloria en sus sucesivas versiones para NES, Pc, Mega Drive y recientemente Wii, quedando la de TurboGrafx como la única edición de consolas ciertamente fiel al original.


Ahora, 20 años después de su nacimiento, Namco anuncia el desarrollo del nuevo Splatterhouse, supervisando las labores de BottleRocket en la programación. Este estudio norteamericano se ha especializado en títulos de un corte muy cercano a la animación como The Mark of Cri o Rise of the Kasai, de modo que su elección para un videojuego de estas características parece arriesgada e interesante.


Mala Hierba…
El nuevo Splatterhouse cuenta exactamente la misma historia que la versión clásica del título. Rick es un joven universitario normal y corriente que entre clase y clase se ve con su novia Jennifer en la Universidad Miskatonic, donde ambos tratan de licenciarse en la ficticia carrera de Necrobiología.

Imparte sus clases el misterioso Doctor West que, por supuesto, no es lo que parece, y realiza peligrosos experimentos en los que juega a ser dios, tratando de insuflar vida a los muertos. Preocupados por una eventual desaparición del Doctor, Rick y Jennifer se dirigen a su casa –la mítica West Mansion alias Splatterhouse-, donde la joven es raptada por unos monstruos.


Rick, iracundo por el secuestro, encuentra durante sus pesquisas una siniestra máscara de origen maya que le reporta poderes impensables y una fuerza brutal. El protagonista, ni corto ni perezoso, se atavía con la careta y se dispone a buscar a Jennifer en el tenebroso edificio repleto de criaturas de pesadilla.


Como se puede comprobar la historia sigue siendo tan ingenua y simple como antaño, y no es más que un torpe pretexto para una acción masiva y frenética donde los monstruos –The Corrupted-, salpican los mapeados saltando a nuestro mundo desde sus portales interdimensionales. Sin embargo la gama de escenarios y enemigos se ampliará notablemente en esta nueva entrega, y el personaje principal también ha sufrido importantes cambios que lo alejan mucho del Rick que recordamos.

GrindCore
Una vez descrito el apartado argumental conviene acercarse a los pilares jugables que sostienen esta nueva versión de Splatterhouse. Éstos son la fiereza de los combates, la variedad de la lucha, los entornos destructibles, la necroenergía y los puzzles.


La energía necrótica es una de las más interesantes adiciones a la fórmula. Esta barra, que se rellena en los diferentes combates, será la que nos permitirá disponer de las habilidades especiales que la máscara le concede al protagonista. El modo Berserker, por ejemplo, hará brotar del cuerpo de Rick afiladas protuberancias con las que dañar a las criaturas. Otra apasionante aportación es la de la resurrección de los cuerpos. Gracias a ella se nos permitirá revivir los cadáveres de los enemigos muertos a nuestro alrededor, y utilizarlos a nuestro favor en sucesivos enfrentamientos.


Por último también habrá otras habilidades más convencionales como las que multiplican la fuerza del héroe o las que aumentan su resistencia.


En otro orden de cosas los combates se enriquecerán profundamente gracias al uso que podremos hacer de los miembros de nuestros enemigos. Así, por ejemplo, podemos arrancar el brazo de un rival para golpear con él a otros personajes, o decapitar a otra criatura y utilizar su cabeza como pelota de baseball.

Splatterhouse, asimismo, no emplea botiquines o elementos de curación para reponernos de los ataques enemigos. El sistema que se usa es el de dejar pasar el tiempo sin sufrir daño para reponernos.


Renovarse o Morir
Lo gráfico todavía es difícil de juzgar debido al prematuro estado de producción del videojuego. Si tuviéramos que atenernos al aspecto que presenta actualmente Splatterhouse lo cierto es que el apartado visual no es nada llamativo, pero confiamos en que en los meses de desarrollo que todavía le restan al juego éste mejore mucho en modelados, texturas y acabado general.


No obstante ya podemos hablar de muchas decisiones de diseño que serán totalmente inapelables. En primer lugar llama mucho la atención el nuevo aspecto de Rick, muy alejado de la versiones clásicas. Este protagonista se convierte con la máscara en una salvaje mole de gran altura y desorbitados músculos, y la propia careta también ha sufrido una profunda remodelación para ser más parecida a una calavera que a un protector de hockey como antaño.


En lo más puramente tecnológico destaca el fenomenal empleo del motor Havok, conocido por potenciar los apartados de físicas de los más relevantes títulos de la actualidad. La mayor parte de los entornos de Splatterhouse son destructibles, y parte del encanto del videojuego se derivará de ello.

El título que nos ocupa llegará en un momento todavía por determinar de 2009, y su lanzamiento se prevé para Xbox 360 y PlayStation 3. Veremos si el nuevo Splatterhouse está a la altura de la clásica recreativa.

Bueno aqui la informacion que querias Alonson
GTA 5 Red Dead Redemption 2 Final Fantasy XV Kingdom Hearts 3 The Last of Us 2 God of War FIFA 17 Final Fantasy VII Remake Horizon: Zero Dawn