El esférico de Konami salta al terreno de juego

Conversación publicada en el foro Juegos

 
El esférico de Konami salta al terreno con un brillante historial y un dudoso presente.
Si hay una saga a la que no le ha sentado bien la Next-Gen esa es indiscutiblemente a la serie futbolística de Konami. Con la constante sensación de engaño entre cierta parte del público, y con un renovado FIFA ganando peso entrega tras entrega, Pro Evolution Soccer parece seguir haciendo su liga. La de la comodidad.
Cada temporada resulta más doloroso y decepcionante hablar de Pro Evolution Soccer. Habiendo tocado el cielo de los simuladores futbolísticos hace unos años, comprobar su calamitoso estado actual es un ejercicio deprimente. Especialmente si tenemos en cuenta lo que con esos mimbres y con la debida atención se podría haber logrado a estas alturas.

Muchísimo tiene que mejorar la versión final de PES 2009 si quiere estar a la altura de lo que se espera en la temporada que comienza. Pero ya tiene varias batallas perdidas de antemano, entre ellas las de las licencias. La Games Convention de este año nos ha permitido echar un vistazo por vez primera a la edición de este año.

Konami “Pone el Autobús”
No es que pretendamos que Pro Evolution Soccer revolucione el futbol o reinvente sus normas, nada más lejos de la realidad, pero si que entrega tras entrega rezamos para que se corrijan los fallos que nunca fallan a su cita anual.

En una entrevista con Shingo Takatsuka “Seabass”, el creativo de Konami sostiene que los cambios de Pro Evolution Soccer 2009 son grandes, y que “una sola de estas modificaciones sale vencedora sobre cientos de ellas que no note el jugador”. Sin embargo en 3DJuegos no hemos observado estos grandes cambios de los que habla el nipón.




De hecho nos habríamos conformado con que nuestros compañeros de equipo muestren una mayor sensatez a la hora de desmarcarse, o que nuestras líneas defensivas traten de mantener un poco la cohesión que se les presupone. No hemos visto la anunciada nueva IA de los delanteros que les permite trazar espectaculares desmarques, y la verdad es que a estas alturas pedir algo de rigor táctico en las líneas defensivas sería un ejercicio de futilidad, absurdo y sinsentido.

Por otra parte y abordando los modos de juego poco que destacar, los tradicionales. La mayor novedad en este campo es Become A Legend, el nuevo estilo que ya adelantamos hace unas semanas y que bebe directamente de Be a Pro de FIFA. Según Seabass esto no tiene nada que ver con la saga futbolística de EA Sports, y se deriva directamente de Fantasista Mode, una modalidad de juego vista en el último Winning Eleven.



En otro orden de cosas algunos elementos como el sonido siguen denotando cierta apatía. Prácticamente todos los golpes de balón tienen el mismo sonido con pequeñísimas diferencias, lo que a efectos prácticos acaba provocando que un control con el pie y un chut de bolea suenen irrealmente parecidos.

Todavía no hemos tenido oportunidad de escuchar las voces de locución en nuestro idioma, aunque todo parece indicar que Juan Carlos Rivero y Julio Maldonado –Maldini- repetirán en dichas tareas con los resultados sobradamente conocidos.

El Partido de las Licencias
Hemos dejado para el final uno de los aspectos más dolorosos, la completa desaparición de la licencia de la Liga Española. ¿En qué se traduce esto? Pues en que los clubes y sus respectivas equipaciones no se corresponden con la realidad, recurriendo a estrambóticas reinterpretaciones de sus nombres y uniformes.

Podíamos comprender que en los inicios de la saga faltaran licencias y hubiera que recurrir a los equipos ficticios, sin embargo con todo el trecho que se había recorrido en las últimas entregas se nos antoja intolerable el atropello de este último episodio. Especialmente considerando la importancia de la Liga Española y el éxito que tradicionalmente cosechan las series Pro Evolution Soccer en nuestro país.

El hecho de que tampoco podamos encontrar la Premier League británica no hace sino confirmar la progresiva dejadez que está sufriendo la saga en los últimos años en muchos de sus aspectos. Podemos entender que en una compañía haya cierta comodidad exprimiendo una fórmula de probado éxito sin evolucionar, pero esto no es mantenerse, es ir hacia atrás.

En breves fechas esperamos ofreceros unas nuevas impresiones jugables más próximas a una versión final que, si bien nos deja una puerta abierta a la esperanza, servirán para confirmar si este “Pro” es un fiasco o si, por el contrario, significa el resurgir de la saga. Mucho tiene que cambiar con respecto a lo visto en Leipzig… y lo que es peor, en muy poco tiempo.


Fuente: 3djuegos
GTA 5 Red Dead Redemption 2 Final Fantasy XV Kingdom Hearts 3 The Last of Us 2 God of War FIFA 17 Final Fantasy VII Remake Horizon: Zero Dawn