Analisis MGS 4 Guns of the patriots

Conversación publicada en el foro Juegos

Hideo Kojima cierra su tetralogía con todo un alarde de capacidad gráfica, ambientación y seguramente uno de los mejores juegos que tendrá el catálogo de PS3 durante toda su existencia.

Lo mejor

La variedad de misiones y escenarios
La trama, absolutamente de película
El regreso de ciertos personajes
Su calidad tanto gráfica como jugable
El mimo con el que Kojima cuida al jugador



Lo peor


Su banda sonora. No es en absoluto mala, pero no llega al nivel de anteriores entregas
¿Es la última entrega?




A pesar de la dificultad que entraña hacer un análisis de Metal Gear Solid 4 sin entrar en detalles de su profunda trama y la historia que nos llevará de un lado a otro (en un futuro alternativo que nos sitúa en el año 2014), se antoja obligatorio e incluso de primera necesidad jugarlo sin saber apenas detalles para disfrutarlo tal y como Kojima lo ha planteado. Su creador prohibió a todos los redactores y analistas el desvelar nada de la profunda trama antes de su estreno y aunque ya ha expirado la prohibición, es justo y normal que descubráis por vosotros mismos porqué éste juego (y ésta saga) se ha convertido en lo que es…

La historia previa que deberíamos saber se centra casi exclusivamente en el Metal Gear Solid de Playstation (y reitero, el de playstation… dejando el Twin Snakes de GameCube un poco aparte) y en Metal Gear Solid 3: Snake Ester de PS2 obviando casi por completo la segunda parte Sons of the Patriots. Incluso si apuramos más, podemos decir que es casi una continuación directa de Metal Gear Solid, ya que el incidente de Shadow Moses estará presente durante prácticamente todo el juego, siendo el proyecto de Les Enfants Terribles y los restos mortales de Big Boss lo que nos ocupe durante buena parte del juego. Y es que hay mucho que aún no sabemos sobre Los Patriotas, Big Boss y todo lo que rodea a éste legendario soldado.





Teniendo todo esto claro, muchos temían que el cambio de plataforma a una más potente modificara la jugabilidad, hiciera uso de técnicas innecesarias o movimientos complicados. Nada de eso. Tenemos un Metal Gear en todo su esplendor… con algunas mejoras o movimientos nuevos pero manteniendo todo el espíritu de la saga. Si recordáis lo que habéis sentido jugando a anteriores juegos, éste no se diferenciará mucho de aquella sensación. Sí… los videos también son una constante. Y es que habrá momentos en los que veamos 2 o 3 cinemáticas juntas superando incluso los 20 minutos de duración (normalmente al final de un acto y principio del siguiente). Para que no soltemos el mando y simplemente disfrutemos de la calidad de los vídeos, muchas veces tendremos que pulsar X con el fin de tener un pequeño Flashback… o pulsar L1 para tener alguna visión en primera persona más que sugerente. Seguramente ésta sea una de las pegas que pondrán los enemigos de las aventuras de Snake (que los hay) y a veces nos les falta razón, aunque hemos de admitir que el juego en todo su conjunto es algo más que llevar a Snake de un sitio a otro para poder ver vídeos…

Gráficamente el juego es impresionante. No se puede decir nada más. El equipo de Kojima se ha caracterizado siempre por exprimir la potencia de la consola para la que trabaje y como él mismo ha declarado: “La Playstation 3 se nos ha quedado pequeña para lo que teníamos pensado”.





Quedan aún muchos años para que PS3 quede obsoleta y Kojima ya pide más potencia. El caso es que Metal Gear Solid 4 en alta definición es toda una delicia visual. Tanto por tamaño de mapeado, uso de las texturas y sombreado o el altísimo nivel al que están los personajes (humanos y no humanos) casi no se le podría pedir más a éste Blu-Ray.

El control de Snake es el más fluido y directo que recordamos jamás. Responde perfectamente a las órdenes dadas y no tendremos ningún problema una vez transcurridos varios minutos de juego. Tendremos a nuestra disposición 3 vistas diferentes desde las cuales podemos disparar e incluso pasarnos el juego completo. La de cámara cenital que tan famosa se hiciera en el primer Metal Gear, la utilísima vista en primera persona imprescindible contra jefes finales o adormecer con éxito a ciertos guardias… y la nueva vista en tercera persona pero desde un hombro de Snake. Básicamente la misma que pudimos ver en Resident Evil 4. Todo un acierto ya que hace que apuntar sea muy sencillo y no tenemos que cambiar tan radicalmente de vista cenital a primera persona.





Y es que disparar se convertirá en todo un arte, al igual que en las anteriores entregas, aunque se asemeje más a la tercera de ellas: Snake Eater. Podemos pasarnos el juego sin matar absolutamente a nadie… teniendo como aliada la famosa Mk22 y sus dardos tranquilizantes. Si queremos más acción dispondremos de pistolas, escopetas, fusiles, ametralladoras, lanzagranadas y todo un completo arsenal de granadas para cumplir nuestra misión con éxito. Como ejemplo, baste decir que contaremos con 4 fusiles de francotirador diferentes… cada uno con sus características y gadgets. Y además cada arma se puede personalizar y mejorar gracias a un traficante de armas llamado Drebin.
Pero no sólo de disparar vive Snake. Cada mapeado o nivel se puede solventar de muchísimas maneras diferentes… Se puede usar el camuflaje para pasar desapercibido, matar, adormecer, esquivar, esconderse en cajas, bidones… las posibilidades son casi infinitas.
GTA 5 Red Dead Redemption 2 Final Fantasy XV Kingdom Hearts 3 The Last of Us 2 God of War FIFA 17 Final Fantasy VII Remake Horizon: Zero Dawn