Analisis DBZ Burst limit

Conversación publicada en el foro Juegos

Hace unos días se presentó Dragon Ball Z Burst Limit en el “Expo Manga”, un título muy esperado por los aficionados a la serie por ser el primero en pisar las next gen, si bien no hace tanto que pudimos ver su debut para Wii, aun quedaban dos máquinas con mucha potencia que prometían un impresionante salto de calidad.

Lo mejor

· Visualmente impecable.
· Buena integración de cinemáticas.
· Modelos sencillamente perfectos.
· Animaciones excelentes.
· Jugabilidad sencilla.
· Buen tutorial.

Lo peor

· Modo historia corto y poco trabajado.
· 20 personajes, aunque excelentes.
· Carece de daños visuales e interacción con el entorno.
· Poca profundidad en los combates.
· Online muy mejorable.
· Dragon Ball da para muchísimo más.



El principal objetivo de Burst Limit era lograr en pantalla una integración total entre el anime y en videojuego, o lo que es lo mismo, que prácticamente jugáramos y viéramos un episodio de la serie controlando a los personajes en el transcurso del episodio. Y no ha desmerecido, ciertamente, pues la calidad visual que denota es espectacular, además de incluir cut-scenes, o escenas cinemáticas, ejemplarmente integradas en los combates, que los dotan de cierto aire especial.

Pero a expensas de este magnífico logro, que no es cualquier cosa, poco aporta Burst Limit a los aficionados, pues se ha quedado corto en todos los aspectos y expectativas generados por los seguidores. Nos hemos quedado con un plantel breve de personajes, un modo historia sin guión alguno, un sistema de combate genérico, de escasa profundidad y prácticamente nula evolución, centrado en las transformaciones, sin entornos interactivos y sin los anhelados desperfectos, golpe a golpe, en los personajes, vestimentas y decorados; lo que nos hace pensar que después de entorno a cincuenta títulos sobre la saga con la coletilla publicitaria de “definitivo”, Namco sigue guardándose cartas bajo la manga que juega muy poco a poco, exprimiendo a más no poder la gallina de, en este caso, las bolas de oro. Pero esto, es cosa a parte, vamos a centrarnos en lo que tenemos entre manos, un título de lucha, con los personajes de Dragon Ball como protagonistas.





Vamos a ver qué encontramos en esta primera edición en HD de Dragon Ball técnicamente hablando, pues a priori y visualmente, es impresionante, ciertamente no hemos visto jamás tal despliegue visual en la saga, y no solo por la alta definición de la imagen, que todo ayuda, sino por el excelente modelado de cada personaje, no parcos en geometría precisamente, las estupendas animaciones y la adecuada iluminación, que, corriendo bajo un motor cell shading, como no podía ser de otra forma, oferta un calco visual para con el anime original, pero con más detalle y definición, aderezado con unos buenos efectos de postproducción que acrecientan el espectáculo visual casi por encima de la serie original.

Claro está, esto afecta a los personajes, pues los entornos son otro cantar, cumplen su función sin demasiados alardes, eso sí, lo que se ve, se ve excelentemente. Pero a unos escenarios un tanto sobrios hay que añadirles la nula interacción que ofertan, que desaparece por completo si emprendemos el vuelo. En definitiva un excelente trabajo que no termina de medrar para el aficionado, no por calidad visual, sino por la falta de posibilidades que se le presumían. En resumidas cuentas, un contexto meramente ornamental, de fondo, con una total carencia de utilidad, al que parece no afectarle el combate, al igual que los golpes a los combatientes, salvo por la barra de salud; pero eso sí, visualmente imponente.

Y como en todo juego que se precie, la jugabilidad es pieza clave, en este caso, tratándose de un juego de lucha, se centra en los controles y los modos de juego.





Encontramos tres tipos de juego básicos, online a parte; Crónicas Z o modo historia, Versus o multijugador, y Prueba, que alberga el modo supervivencia, entre otros dos desbloqueables, y que viene a ser la lucha nonstop arcade de toda la vida, más un generoso e interesante tutorial para aprender a desenvolvernos con rapidez. Quizás el más relevante de ellos sea el modo historia, por lo que conlleva, pero Burst Limit se queda parco en este aspecto, mostrándonos una sucesión de combates relevantes, donde controlaremos al vencedor en el anime original, pertenecientes a tres series del mismo: la saga Saiyan, Freezer y Célula; sin guión alguno, con una mínima continuidad argumental pero cronológicamente, se suceden los combates sin demasiado sentido, a no ser que nos conozcamos las sagas al dedillo, lo que caracteriza a sus seguidores, pero no resulta correcto pasar este hecho por alto, pues habrá compradores en potencia que apenas conozcan una o dos sagas a los sumo, y en este caso andarán muy perdidos frente a los hechos que se nos presentan.

Buenos y sencillos movimientos nos facilitan los controles, muy simplificados y con escasa profundidad, al margen, resultan genéricos para todos los personajes, lo que nos resulta un tanto bochornoso, pues resulta más lógico que cada uno conserve sus habilidades y su peculiar forma de llevarlas a cabo, como estamos más acostumbrados, y no todos mediante el mismo patrón, pues le resta interés y profundidad a la jugabilidad. Tal vez era mucho pedir un control específico para cada uno de los 21 participantes, algunos repetidos por su lógica evolución en las series, como Son Gohan, más niño y más crecidito según avanzamos, mas cuando debemos controlarlos a todos en el modo historia para conseguir desbloquear personajes, modos de juego y alguna técnica.

Un ritmo frenético es el dominante en los combates, con la carencia de las enormes y expresivas pausas de la serie, que se echan en falta, pues no podemos tomarnos ni un solo respiro; por otro lado, se han intercalado escenas animadas que hacen las veces de éstas, más eventuales y con objetivo de pincelar la historia tal cual el anime, son las llamadas escenas dramáticas, y se disparan cuando la situación del combate y el contexto son propicios, alterando vagamente las características de alguno de los combatientes, y resultando uno de los objetivos del juego desbloquearlas todas. También entran a formar parte de la “evaluación” al finalizar el combate, junto a determinados requisitos estándar, como realizar un golpe especial, comenzar atacando o similares. Todo en combinación nos retorna una puntuación de combate a modo de letra, siendo Z, lógicamente, la más alta.

Pero durante el combate tendremos otros factores a tener en cuenta a parte de nuestra barra de salud, pues a parte de los varios modos de dificultad, contamos con un medidor de cansancio, que en caso de rebasarse nos dejará indefensos mientras nos recuperamos, un medidor de “chi”, de recarga automática, que nos proporcionará energía para golpes especiales y condicionará, con su plenitud, la posibilidad de nuestra transformación si fuera posible, hasta tres según el personaje, y varios indicadores que nos señalan cuando se puede disparar una escena animada.





Poco más salvo un online que se limita a combates de uno contra otro, sin torneos o similares, y donde el único objetivo es escalar puestos en la clasificación mundial; una lástima pues prestaba para muchos torneos Z.

El sonido nos brinda una de cal y otra de arena, pues por un lado tenemos las voces originales de la serie, en inglés y japonés con claros subtítulos que nos garantizan su entendimiento, demostrando una buena labor de doblaje y un mínimo de interés por su publico hispano, pero por otro, nos obsequian con una BSO que nada tiene que ver con la serie, de corte similar, en un japonés tan “cerrado” que no lo entienden ni ellos, yo tampoco dicho sea, y que no ayuda a ambientar demasiado. En otra línea están los efectos, adecuados en todo momento, más si de los personajes hablamos, aunque se echan en falta los jadeos y algunos esfuerzos, no así en los golpes especiales, aunque los impactos que reciben los personajes y sus quejidos, quedan totalmente ausentes. Adecuado, aunque un tanto falto de carisma para el público español.

En síntesis, el “bluff” de DBZBL se ha desinflado de golpe debido a todas las expectativas anheladas, y en consecuencia, generadas por los aficionados, además de por la tacañería de Nanco-Banday al ofertar un titulo escaso en posibilidades aprovechando que es el primero para las nextgen. Un acto un tanto vil por su parte, pues calidad no le falta al producto, lo que nos hace vaticinar sin equivocarnos una nueva entrega en breve, que proporcione cuanto menos, más personajes y zonas de combate, o quien sabe, quizá un modo historia bien hilvanado. De momento, un impresionante juego de lucha en el tramo visual, que se centra en los personajes, simplemente, y que logra su objetivo de intercalar escenas animadas en los combates, como en la misma serie de animación. Una delicia visual con pocas posibilidades y un precio excesivo, como todas las delicatessen, por lo que, salvo incondicionales y coleccionistas, recomendamos alquilar y disfrutar completamente su modo historia en un fin de semana, varias veces.
GTA 5 Red Dead Redemption 2 Final Fantasy XV Kingdom Hearts 3 The Last of Us 2 God of War FIFA 17 Final Fantasy VII Remake Horizon: Zero Dawn
  • LaPS4
    © LaPS4.com 2006 - 2016
    Bienvenido a la revista lider de videojuegos de PS4