Analisis: The Elder Scrolls IV: Oblivion

Conversación publicada en el foro General

The Elder Scrolls IV: Oblivion
Nota: 9.5



A estas alturas, seguramente muchos de los que estais ahora leyendo esto ahora ya conocen perfectamente Oblivion y sabeis de que se trata de uno de los grandes de esta jóven generación tecnológica. Hace poco más de un año, su lanzamiento en 360 y PC cosechó algunas de las mejores críticas especializadas, encumbrando la obra de Bethesda como un imprescindible dentro del género y del catálogo general de cada sistema. Un año después, Bethesda se asoma por primera vez a una plataforma Playstation con una conversión bajo el brazo de su gran éxito, dispuesta a conquistar al incipiente público de la plataforma de Sony.



Para aquellos que ya hayan leído anteriores análisis del juego, no hay demasiado que añadir. The Elder Scrolls IV: Oblivion en PS3 es una conversión del mismo título aparecido en los formatos mencionados, más la ampliación "Caballeros de los Nueve", que viene incorporada por defecto. Por capricho del destino, tú, un pobre diablo encerrado en una celda, es testigo del asesinato del emperador Uriel Septim VII y depositario del objeto más poderoso del imperio: el Amuleto de los Reyes.



Sólo un descendiente imperial puede realmente usar el amuleto, que sirve para mantener selladas las puertas a Oblivion, un plano más allá de los reinos mortales, donde la raza conocida como los Daedra tiene su "hogar". Considerados como dioses (o demonios), los Daedra están regidos por diferentes príncipes, cada uno amo y señor de su propio reino dimensional. De entre ellos, Mehrunes Dagon, Príncipe Daedra de la Destrucción, tiene un especial interés en el reino mortal. Sin la protección del Amuleto de los Reyes, Dagon es libre de mandar sus huestes al plano mortal y sembrar el caos. La misión principal del juego es encontrar a un heredero hasta ahora desconocido de Uriel Septim, la única persona capaz de usar el Amuleto de los Reyes y mantener el Imperio a salvo. Pero la principal característica de este título reside en la gran libertad que se ofrece para que cada uno haga lo que le plazca.



La historia principal siempre está ahí, pero en Tamriel, la región donde se encuentra la capital del Imperio, hay centenares de misiones secundarias esperando a que algún héroe le preste atención. No sólo es un juego que ofrezca libertad para ir y venir, sino que la entramada telaraña de misiones, la existencia de clanes específicos en los que puedes entrar y subir rangos y la variedad que presentan los diferentes eventos, forman una convincente ilusión de un mundo que vive y respira, mucho más que en otros títulos que han acuñado esa definición como GTA.

Gráficos y Audio

Ha pasado un buen tiempo desde que apareciera la versión de PC y 360, por lo que resultaba especialmente interesante cómo había evolucionado el bello mundo de Elder Scrolls 4 en este periodo. El resultado es muy satisfactorio y se nota que el estudio no ha perdido el tiempo. Lo más notable es una reducción considerable de los tiempos de carga con respecto a 360 -aunque no han desaparecido-, a lo que sigue detalles como un nuevo sistema de iluminación -también disponible mediante parche en la versión 360-, una mayor distancia de visionado y una mejora en los detalles que se pueden ver desde lejos, pero todo en pequeña medida, por lo que las diferencias no resultan demasiado obvias en ningún caso . La comparación con la versión de PC es más complicada, ya que los usuarios de compatible cuentan con decenas de parches que mejoran ampliamente el aspecto visual del título.
Olvidándose de las consideraciones sobre qué plataforma maneja mejor el juego, el único hecho que realmente es importante es que Oblivion es uno de los títulos gráficamente más impresionantes del catálogo de PS3. Una vez que superes la primera mazmorra-tutorial y contemples por primera vez el espacio que te rodea, posiblemente impresione. Pero es al dar los primeros pasos en libertad, ver cómo el cielo empieza a cubrirse poco a poco de nubes y observar como una tormenta azota la vegetación, dejando ráfagas de agua a tu paso... es en ese momento cuando muchos no podrán reprimir cierto sentimiento de emoción genuina, algo que se acerca incluso a las sensaciones que puede dejar el mundo real -obviamente no con la misma intensidad, pero ya se empieza a ver como los videojuegos consiguen calar más y más en nuestros sentidos-.



Técnicamente hay poco que discutir a Oblivion en alguna de sus versiones, incluyendo la de PS3. Con sus 720p como máxima resolución y sus detalles depurados, es una auténtica delicia que merece ser contemplada con admiración y detenimiento. Aquellos jugadores que se sienten cómodamente en su sofá con todo el tiempo del mundo tendrán el privilegio de descubrir el detalle de los pequeños rincones, el excelente acabado de los núcleos urbanos y el placer de ver el atardecer y la noche de Tamriel. Para aquellos que quieran seguir un buen consejo, es mejor olvidarse de la opción de "viaje automático" y moverse por el vasto terreno a pie o a caballo; a algunos les parecerá una pérdida de tiempo, pero seguro que más de un jugador disfrutará el doble.
Y no es que Oblivion esté exento de fallos visuales, que los tiene. En particular destaca la aparente incapacidad de Bethesda para crear personajes con un mínimo sentido de la belleza. La mayoría de los NPCs que encontrarás, especialmente en el caso de las mujeres, tienen unos rasgos tan extraños como repelentes. Tampoco aspectos como la animación están todo lo trabajados que podrían estar y en ocasiones se produce cierta sensación de desconexión entre el suelo y los personajes. Pero más que defectos en sí, el aspecto gráfico de este título es tan espectacular en general que dichos aspectos quedan como detalles a mejorar en un futuro.
En cuanto a la música, se trata de una soberbia composición de Jeremy Soule (otra más) que combina sabiamente los momentos épicos con aquellos más calmados, haciendo gala de una excelente transición entre piezas según diversos momentos del juego. La única pega es que tratándose de un juego tan largo, se echan en falta más piezas que añadan más variedad a la rotación. Pero la calidad de las composiciones y los ricos efectos sonoros consiguen que la experiencia no desluzca.



Jugabilidad

La idea de Elder Scrolls gira entorno a la libertad total del jugador, que empieza desde el mismo comienzo. Con un potente editor, con el que se puede controlar infinidad de aspectos faciales, es posible crear una gran variedad de avatares masculinos y femeninos, lo que unido a las 10 razas disponibles, conforman un gran abanico de posibilidades. También existe esa libertad en la elección de tus habilidades y en cómo desarrollarlas; nada de tópicos tipo “si eres un hechicero no puedes llevar armadura pesada” que parecen que han sido grabadas en piedra desde los tiempos del primer D&D. En Oblivion podrás ser un poderoso hechicero y además llevar armadura pesada y una imponente arma a dos manos, si trabajas en tus habilidades.
En el comienzo es posible especializarte en una serie de campos para empezar a definir a tu protagonista. Pero cualquier campo es proclive de ser desarrollado con práctica, ya que para subir las habilidades no requieres de puntos de apariencia, sino de práctica. Correr y saltar subirán tu atletismo, nadar subirá tu natación, caminar sigilosamente aumenta tu capacidad de sigilo, el uso de hechizos de una escuela de magia mejora el nivel para esa escuela… También hay niveles y puntos de experiencia, pero quedan reservados para los rasgos generales como Fuerza o Inteligencia. El resultado final es un héroe que realmente puedes sentir como tuyo, ya que se desarrolla según la clase de acciones que quieras desarrollar con él.



Y eso lleva a una lógica conclusión: libertad de acción. No hay una forma prefijada, inamovible de manejar a tu personaje en combate -ciertamente, una de las actividades principales- Unos preferirán acercarse sigilosamente y usar un puñal para descargar letales golpes, otros preferirán el arco y la flecha, mientras que no faltarán los que se decidan por el clásico enfoque directo… pero, ¿qué tal un mago que ataque desde el sigilo? ¿o un guerrero que use la magia para potenciar sus habilidades? Gracias a la gran variedad de objetos mágicos, armaduras, armas y hechizos, la evolución del personaje se siente como satisfactoria y será uno de los principales argumentos para mantenerte pegado a la pantalla.
Hay más detalles que hablan del grado de libertad que se respira en el juego. Por ejemplo, uno de los grandes “entretenimientos” que ofrece Tamriel son sus clanes, organizaciones más o menos secretas en las que puedes entrar bajo ciertas condiciones. Algunos clanes son muy accesibles como el de los Guerreros, pero hay otros más elusivos, como el de los Ladrones o Asesinos. Una vez que entres en un clan, te espera una larga aventura si quieres llegar a los niveles más altos de la organización, con decenas de misiones, incluyendo algunas de las mejores planteadas y más originales. Además, hay que pensar en decenas de misiones secundarias repartidas por todo el mundo, las mazmorras, las puertas hacía el plano de Dagon que van apareciendo esporádicamente… horas y horas de contenido.
Hay aspectos discutibles del diseño de Oblivion. Seguramente uno de los más importantes reside en la forma en la que los enemigos y los objetos que puedas encontrar se ajustan a tu propio nivel, por lo que los combates nunca resultan sencillos. Mientras en el nivel uno encontrarás bandidos desarrapados que apenas aguantarán tus embestidas, en el nivel 20 aparecerán auténticos mercenarios equipados con armadura pesada y armas de calidad. El lado bueno es que nunca el personaje estará demasiado evolucionado -un problema en Morrowind, en el que unos pasos concretos conducían a tener en poco tiempo a poco menos que un dios colérico capaz de reducir una ciudad entera a cenizas- En el lado negativo, quita algo de misterio y de sentido de peligro el saber que no importa cuán recóndito sea el lugar en el que te encuentres, que no aparecerá ningún dragón rojo capaz de reducirte a fosfatina con un bufido.
Pero ese, al igual que otros detalles como la inclusión de una “brújula mágica” que indica la localización de los objetivos en las misiones, o la posibilidad de teletransportarte a cualquier punto del mapa que ya se haya visitado, son aspectos ya discutidos hasta la saciedad y sobre los que todavía hay polémica –atenuada en parte gracias al uso de mods por parte de la comunidad alrededor de la versión para compatibles- Son decisiones de diseño que no hacen a Oblivion un peor o mejor juego, sólo diferente, y seguramente más adecuado de cara a personas que consideren títulos similares como demasiado intimidantes por su complejidad y por lo fácil que resulta perderse sin tener experiencia previa en el género o carecer de la meticulosidad con la que los aficionados de toda la vida siempre se han aproximado a cada título.



Oblivion es accesible, pero no por ello tonto o simple. Hace un gran trabajo abriendo algunas de las oscuras mecánicas del género a un público novel e inexperto, pero con ganas de aprender. Sus cualidades como juego, su rica mecánica, variedad y calidad de contenido, lo convierten en uno de los ya grande en esta generación por derecho propio, y eso se mantiene así en esta versión para la consola de Sony.
Ahora bien, hay un aspecto negativo importante. A lo largo de todo el año desde su lanzamiento original, Bethesda ha lanzado nuevos contenidos, desde cosas simples como armaduras para tu caballo, a cosas más complejas como expansiones. En el proceso han aparecido mazmorras, nuevas misiones, estructuras especiales que puedes habitar como una torre de hechicero. Ha sido un contenido de pago, e incluso los usuarios de PC han tenido que pasar por ahí, no con poca polémica por cierto.
Nada de este contenido aparece aquí, a excepción de la primera expansión: Caballeros de los Nueve, que si bien es bienvenida, no es ni comparable con la segunda expansión, el excelente Shivering Isles. No hay ninguna explicación racional que justifique la no presencia de todo ese contenido en la versión de PS3, mucho menos sabiendo de la capacidad de los discos Blu-Ray. Desde el estudio se ha asegurar que se está trabajando en añadir ese nuevo contenido a través del servicio online –y seguramente no de forma gratuita- Es una pena que no se aprovechara el momento para lanzar una versión completa con todo el contenido oficial, estando disponible como está en otras plataformas.



Conclusión

Una excelente conversión de un no menos excelente título. Oblivion representa en muchos aspectos el sueño de que la nueva generación de máquinas vaya más lejos de lo que han ido anteriores generaciones. Es una conversión cuidada, que corrige varios elementos molestos de la versión para 360 y la mejora en ciertos aspectos -aunque el último parche aparecido para ña versión en 360 acerca bastante a las dos versiones- Se trata de un juego brillante, inmenso y en el que es fácil quedarse ligado. La no inclusión de las microtransacciones, y particularmente la no disponibilidad de Shivering Isles, por el momento, son los únicos puntos abiertamente negativos que se pueden sacar a relucir contra este producto. Pero es un aspecto periférico cuando se habla de una obra con tantas posibilidades y tan sobresaliente en numerosos aspectos. Un imprescindible dentro del temparno catálogo de PS3.

Lo mejor
• Magnífico título en general
• Gran conversión
• La gran sensación de libertad
• Notable aspecto técnico
Lo peor
• Con el tiempo transcurrido entre versiones, podrían haber incorporado más contenido
Por: Francisco Alberto Serrano Acosta.

Aquí os dejo un enlace que viene lo mejor de obvilion: http://www.clandlan.org/teswiki/inde...vion:Main_Page

Fuente: http://www.meristation.com/v3/des_an...edd6e2ec8&idp=
Antes de poneros a analizar como poseidos leeros el anuncio de los mismos en este post.
Donde dice:
Siento deciros que el sistema de análisis será para redactores internos de laps4.com, ya que queremos dar un punto de vista propio y vamos a escoger una serie de redactores que marcaran la personalidad de laps4.com a la hora de escribir reportajes y dar su punto de vista a los videojuegos.

Por favor, no copieis los análisis de otras webs ya que la intención es que sean análisis propios y originales de www.laPS3.com


Saludos.

Cierro.
GTA 5 Red Dead Redemption 2 Final Fantasy XV Kingdom Hearts 3 The Last of Us 2 God of War FIFA 17 Final Fantasy VII Remake Horizon: Zero Dawn