Red Steel

Conversación publicada en el foro Nintendo Wii








El especial mando de Wii, con su función de puntero, promete grandes posiblidades a la hora de hacer puntería. Con su detección de movimientos, muchos soñaron con blandir una espada. Y, finalmente, con el nunchaku, quedaba claro que los juegos de acción en primera persona tendrían un gran potencial en este sistema. Ubisoft decidió combinar todos estos elementos en Red Steel, el que será su primer juego para la consola de Nintendo.

El juego, que se mostró de manera jugable durante el E3 2006 (evento durante el cual os ofrecimos unas primeras impresiones de la demo que estuvo disponible), está siendo desarrollado en la sede parisina de la compañía. Su diseño empezó relativamente pronto, pues tuvieron acceso muy temprano al mando de la consola.

Tras mantener conversaciones con Satoru Iwata (presidente de Nintendo) y Shigeru Miyamoto (creador de Mario, Zelda y otros, y máximo responsable de desarrollo de juegos de la compañía de Kioto), el proyecto recibió luz verde y se inició una estrecha colaboración entre ambas empresas, lo que posibilitó el uso de kits de desarrollo básicos desde muy pronto. Parece que tanto Nintendo como Ubisoft confían mucho en este producto, y lo cierto es que tienen buenas razones para ello.

Red Steel va a estar ambientado, principalmente, en el peligroso mundo de los yakuza, es decir, la mafia japonesa, retratada múltiples veces en el cine, caracterízada comúnmente por su fuerte sentido del honor y medidas violentas. Pero, sin embargo, en este título, un juego de acción en primera persona en toda regla, no se nos invitará a realizar abundantes masacres matando a todo lo que se mueva mientras destrozamos el escenario. Su intención es otra.

Es cierto que en los primeros momentos del juego se optará por un estilo de juego con mucha acción y armas potentes que no van a exigir al jugador precisión, dando lugar a ese tipo de luchas indiscrimanadas características del género. Pero poco a poco, nos veremos obligados a modificar nuestro estilo de lucha y nuestra propia actitud, optando por unos combates mucho más depurados, estratégicos y estéticos. Usaremos armas de fuego rápidas, pero poco potentes, que nos permitirán mayor precisión; y katanas (espadas japonesas) se sumarán a la fiesta. Así es como la lucha intensa y en cierto modo brutal dejará paso a una acción liviana, en el sentido de que se buscará que el jugador realice los movimientos justos y los menos disparos posibles, como en una cuidada coreografía de una soberbia película de acción.

El objetivo será, como han dicho sus propios creadores, pasar de vaciar un cargador para matar a un par de enemigos al principio del juego a usar cinco balas para matar a cinco enemigos. Asimismo, el juego va a premir no matar a los enemigos, incentivando el dejarles heridos sin llegar a ejecutarlos, de manera que resulte coherente con el desarrollo del juego. De este modo, un enemigo derrotado podrá darnos pistas, objetos, etc., algo que, obviamente, no haría muerto. Además, al enfrentarnos a los jefes de nivel, sucederá algo similar: si no los matamos, nos respetarán y nuestro honor no sólo aumentará, sino que podrán sumarse a nuestro bando… algo que será esencial para poder llegar hasta el final de la aventura.

Así, el respeto y el honor serán esenciales en el juego, pues habrá también dos maestros presentes, uno especializado en armas de fuego y el otro en armas blancas, y si no mostramos respeto hacia ellos, no nos enseñarán nada. Además, será importante hacer que al menos unos cuantos de los pesos pesados de la banda enemiga que ha secuestrado a la novia del protagonista se unan a nosotros, pues sin ellos será imposible llegar hasta el mismísimo Tokai, líder de los yakuza.

Gráficamente, el juego se ha mostrado en varios estados. La demo del E3 fue preparada en apenas unas cuatro semanas, y los desarrolladores que su aspecto final será bastante superior, pues no habían usado ni texturas finales ni diseños definitivos. En este sentido, imágenes más recientes muestran que están trabajando en el apartado técnico tanto como en el jugable, así que esperamos que el juego alcance un buen acabado gráfico. En cuanto a la música, sabemos que ésta será dinámica, adaptándose al ritmo de las acciones del jugador, de manera que se buscará potenciar, de este modo, la inmersión en la acción e incentivar más si cabe el jugar de acuerdo a esos valores de estrategia, estética y eficiencia.

El sistema de control promete ser uno de los aspectos más sorprendentes de este juego. Al combinar espadas y pistolas aprovechará el mando de Wii de múltiples maneras, aunque el sistema de control que se mostró en el E3 no estaba todavía acabado. El sensor de movimiento del mando remoto de Wii servirá para detectar los movimientos de las espadas, aprovechando incluso el acelerómetro que hay dentro del nunchaku para realizar ciertas acciones con una espada en cada mano. En la demo, estos movimientos se correspondían con acciones predeterminadas, parece ser que porque Ubisoft consideró que era mucho más fácil y accesible para los jugadores que quisieran probar el título.

En estos momentos están trabajando para que en la versión final los movimientos de nuestra mano se traduzcan con fidelidad y precisión en los movimientos exactos de la espada. Parece ser, eso sí, que en un primer momento este sistema había sido abandonado precisamente por su dificultad y porque no les convencía del todo, pero todo indica que han encontrado el modo de solventar estos problemas o, quizás, opten por la siempre acertada vía de introducir varios esquemas de control para que el jugador pueda escoger por sí mismo.

En cualquier caso, el sistema del uso de la espada será, sin duda, la mejora más destacable de las que se introducirán de cara a la versión final del juego, pero no la única, perfeccionando todo lo que se pudo disfrutar hace unos meses. Y si con el mando el uso de la espada es sorprendente, no menos preciso es el de las pistolas, gracias a la avanzada tecnología de detección de posición y puntero del mando de Wii, que permite una respuesta rápida y precisa. El conjunto del sistema de control se ve cerrado con el uso de la extensión nunchaku, que incluye el stick analógico que nos permitirá movernos, dos botones extra (en forma de gatillos) y un acelerómetro, por lo que, gracias a esto, moviendo el nunchaku podremos realizar acciones como abrir puertas. Sea como fuere, y puesto que sabemos que están trabajando todavía en cómo mejorar el sistema de control, es posible que se introduzcan cambios más o menos notables.

Red Steel será, en definitiva, uno de los primeros juegos de acción en primera persona para la consola, junto con Metroid Prime 3. Se trata de un título muy prometedor que a buen seguro atesorará toda la calidad a la que nos tienen acostumbrados en Ubisoft París, y estará destinado a sentar las bases jugables del género en Wii, todo un honor y una gran responsabilidad que, creemos, colmará nuestras expectativas.

Saludos

<JoseLuis: Cuando la noticia sea copiada y pegada, por favor, usad los quote>
GTA 5 Red Dead Redemption 2 Final Fantasy XV Kingdom Hearts 3 The Last of Us 2 God of War FIFA 17 Final Fantasy VII Remake Horizon: Zero Dawn