Reportaje

La Semana de Metal Gear Solid 4

La saga Solid en Playstation y Playstation 2

Publicado por:   LaPS3
  • 16 11 5 41 17
  • Por Davids.

    Don’t forget Shadow Mosses…

    Tras la fama con la que es recibido el primer Metal Gear de MSX2 y su continuación, Metal Gear 2: Solid Snake, la saga da el salto a las 3D de la mano de la primera Playstation de Sony. Según cuenta Kojima en el primer Metal Gear Saga, fue lo primero que se le vino a la cabeza tras oír que una plataforma de nueva generación iba a salir al mercado.

    Su paso a las 3D cambió en cierto sentido a la saga, ya que las anteriores entregas no tenían la cantidad de secuencias de vídeo realizadas por la misma consola. Esto fue un adelanto para aquella época, marcándola hasta hoy día, que algunos fans de Metal Gear creen fundamental para su desarrollo y que otros odian por las horas de vídeo contenidas en el juego. En el primer Metal Gear Solid no eran tan abundantes como lo fueron en el MGS2, que algunos llegaron a catalogar de abusivas, e incluso se quejaban de las largas conversaciones a traveés del códec.

    Para su época de lanzamiento, allá por 1998, Metal Gear Solid era lo más puntero gráficamente visto hasta la fecha, y gracias al fabuloso trabajo artístico del Kojima Team pudieron hacer llegar muchísimas emociones a los jugadores, de los cuales, muchos piensan que a día de hoy es el mejor de la saga.

    Algo que siempre ha caracterizado a Metal Gear Solid ha sido el carisma de sus personajes, la profundidad que adquieren a lo largo del juego y la huella que dejan en el jugador. Incluso la muerte de algunos jefes finales aún quedan en las retinas de aquellos que han tenido la fortuna de completar la aventura, y personajes secundarios pero muy importantes, que de alguna u otra forma desaparecen de vista y que Kojima ha querido despedir junto a Snake en Metal Gear Solid 4.

    No sólo los personajes han sido un gran pilar en Metal Gear Solid. Los guiños al cine han sido constantes. Guiños a películas en las cuales Kojima se ha inspirado para hacer su propio mundo, su leyenda y odisea de un mundo demasiado tecnológico y que no llega a controlarse, movido por el dinero como en el que vivimos actualmente.

    La primera aventura de Snake dejaba algunos cabos suetos, como el destino de Meryl y Otacon (dependiendo del final que obtuviéramos, sobrevive uno u otro), Ocelot o incluso el de Snake.

    Metal Gear Solid tiene algo que nunca se ha vuelto a repetir: su doblaje íntegro al castellano. Fue un gran acierto, ya que contaba con un gran equipo (aunque tardaron pocos días en hacerlo). Nadie olvidará a Alfonso Vallés y su “¿Pero qué coño?”.

    Desde entonces, esta saga cambió la concepción de los videojuegos, ya que no se centraba solo en matar, sino más bien, en escapar, cuanto menos matas más eres premiado y mejor es tu trabajo. Kojima nunca se pudo imaginar la repercusión que tendría su juego alrededor del mundo.

    Semper Fi

    Cuando comenzaron los rumores de MGS2 los aficionados a la saga se frotaban los dedos pensando en lo que daría de sí la nueva consola de Sony, Playstation 2, y de lo que con ella sería capaz de hacer de nuevo Kojima. En Metal Gear Solid 2 conocemos a un nuevo personaje, Raiden, y a su novia Rosemary, que le acompañará y aconsejará a lo largo de su aventura.

    Antes de conocer a Raiden, visitamos el buque Discovery, en el cual transportan el nuevo Metal Gear, Ray. Algo aclamado por la opinión pública y los aficionados era el efecto de la lluvia sobre el buque, efecto que hoy día difícilmente ha sido superado, e incluso podemos llegar a decir que no se ha conseguido.

    Tras eliminar a Rex en Shadow Mosses, Snake y Otacon crean Philanthropy, una organización anti-Metal Gear. Les llega una información que delata a los marines que transportan a Ray en el buque y ellos acuden para eliminarlo.

    En esta nueva entrega, se supera el número de horas de video y códec con respecto a MGS y en algunos casos llega a ser abusiva, pero la trama bien merece tantas horas viendo y (en este caso) leyendo las conversaciones en los vídeos o vía códec.

    En la segunda parte de la saga Solid, se usan nuevas tecnologías para aumentar el realismo en la saga. No solo en el apartado gráfico, que llegó a ser apabullante, sino en detalles, como la posibilidad de que los guardias nos detectaran por nuestra sombra, la sangre en las paredes, la realista reacción de distintos elementos al recibir un tiro (sandías, sacos de harina, extintores…), las huellas mojadas al entrar desde la cubierta del Discovery o el guiño al primer MGS, cuando Snake cree ver a Raven, aunque solo era un muñeco iluminado por una linterna, o los posters en las taquillas de los soldados. Todo esto hacía a Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty un juego arrollador. Además de todo esto se utilizó una nueva técnica para recoger animaciones para añadir mucho más realismo a los movimientos de los soldados o del mismo Snake, aparte del gran trabajo de Playstation 2 en el apartado de físicas y movimiento de partículas.

    En esta nueva aventura vuelven a surgir nuevos personajes llenos de carisma, como Olga, Vamp, Fortune, Stillman, o el tercer Snake, en este caso Solidus. Por su parte regresan algunos, como Ocelot, aunque bajo la influencia de Liquid. De nuevo, los diálogos entre personajes y la profundidad que adquieren a lo largo de la aventura puede llegar a hacer creer que estamos viendo una película y no un videojuego.

    Con Metal Gear Solid 3 llegó el salto lógico en el apartado gráfico y una novedad, no seríamos Solid Snake, sino su padre, el legendario soldado Big Boss.

    One must die and one must live. No Victory, no defeat.

    Metal Gear Solid 3: Snake Eater supuso un giro radical a la saga. No contábamos con el típico radar que nos permitía ver donde se situaban los soldados enemigos y estábamos a merced de la selva. En esta ocasión estamos en la guerra fría, en los años 60 y no hay tal despunte tecnológico.

    No se añade casi nada nuevo a destacar excepto el concepto de supervivencia y camuflaje, algo nunca visto y que no a todo el mundo le sentó muy bien. Con el camuflaje Naked Snake se podía esconder de los soldados y en caso de heridas podía curarse o incluso cazar algún animal de la selva y comérselo.

    Después de Snake, encontramos a su mentora, The Boss. Deserta de su país y al final conocemos toda la verdad (que no la vamos a decir ya que habrá alguno que aún no se lo ha pasado). También conocemos a Eva, que aparecerá en Metal Gear Ssolid 4 ayudando al hijo de Jack (Snake en Metal Gear Solid 3) con su moto ya presente en Metal Gear Solid 3.

    El apartado gráfico mejoró y el apartado sonoro era capaz de sumergirnos en la selva de la Unión Soviética. Aún y con todos estos hechos, Metal Gear Solid 3 pasó más desapercibido que la segunda entrega debido a que no seguía el guión argumental por donde lo dejó Sons of Liberty. Esto se debe a las críticas recibidas por el final de Metal Gear Solid 2 y que hicieron que Kojima casi abandonara la saga, aunque le dió un respiro este Metal Gear Solid 3 y las ganas necesarias para desarrollar la cuarta entrega en Playstation 3.

    El final de Metal Gear Solid 3 es un exponente de lo que puede llegar a dar Playstation 2, a mí personalmente me marcó mucho y cualquiera que se lo haya pasado coincidirá conmigo.

    En esta entrega, había otros apartados, como era la posibilidad de enfocar algunas secuencias desde la perspectiva de Snake (prismáticos, los reojos a Eva…), en cada nivel había una figurita verde a la que podíamos disparar y con la que conseguíamos algún extra al terminar la aventura, o en el caso del Subsistence, escenas añadidas de humor, como Metal Gear Raiden o escenas del juego modificadas con tono de humor y de autoburla por parte de Kojima. La versión Subsistence incluyó modo online, pionero en la saga, y que vuelve a Metal Gear Solid 4 con Metal Gear Online.

    Para terminar, una breve reflexión. Metal Gear Solid ha sido una saga que ha acompañado a la marca Playstation desde sus inicios (aunque una versión de MGS2 salió en Xbox, pero no vamos a entrar en peleas por este tema) y que ha evolucionado con cada nueva consola hasta Metal Gear Solid 4 que podremos obtener a partir del 12 de junio. Para muchos (incluído un servidor), la saga más grande jamás contada, el mejor guión, los personajes más carismáticos y reales del mundo de los videojuegos y la que más ha marcado en los jugadores.

    Solo quedan unos días, esta aventura llega a su fin…


    Te puede gustar


    Comentarios

    GTA 5 Red Dead Redemption 2 Final Fantasy XV Kingdom Hearts 3 The Last of Us 2 God of War FIFA 17 Final Fantasy VII Remake Horizon: Zero Dawn