Reportaje

Impresiones Haze

¿Quieres ser el mejor soldado? Entonces, el Néctar de Mantel es tu solución.

Publicado por:   Rafael Jurado Sánchez
  • 16 11 5 45 17
  • Por fín tenemos entre nosotros el último título de los incombustibles Free Radical, padres de la saga Timesplitters que tan buenos ratos hizo pasar a mucha gente en Playstation 2. Ahora vuelven con otro fps, de un corte diferente, pero manteniendo en ciertos aspectos la frescura que les ha hecho ganarse un nombre entre los aficionados. Me refiero, por supuesto, a Haze, juego exclusivo de Playstation 3 y cuya demo ya está disponible en la Store. Veamos que nos muestra.

    Ante todo hay que señalar que esta es una demo que tiene ya muchos meses, por lo que hay que mirar con lupa y cuidarse de hacer extrapolaciones demasiado precipitadas de lo que será el producto final. Este hecho se hace presente en algunos aspectos técnicos y jugables, pero aún así no se puede evitar pensar positivamente de lo que puede deparar este juego que saldrá en apenas unas semanas.

    Esta demo nos sitúa en las escenas que vimos por primera vez de Haze, una selva plagada de tropas rebeldes. Lo primero que sorprende al tomar contacto es la extraordinaria fluidez y constante framerate de que hace gala, pese a ser una demo tan antigua, superando en este aspecto a títulos de la talla de Call of Duty 4, sin exagerar un ápice. En segundo lugar, se advierte la siempre grata presencia de un antialias de enorme calidad, no dejando ni un diente de sierra al acecho, una característica técnica que parece raro ver últimamente en algunos títulos recientes. En su contra, la alta irregularidad de las texturas presentes, algunas de gran calidad mientras que otras duelen a la vista. La selva en general da el pego, pero no soporta una observación mínimamente detallada, con alguna vegetación realmente mediocre, aunque en otros momentos veremos ciertas hierbas que reaccionan a nuestro paso. El aspecto general del entorno es que o bien se ha quedado a medio hacer o, como es el caso, nos encontramos ante una demo de una versión bastante antigua.

    Hay otros detalles que dan lugar a la esperanza en cuanto al resultado final, como es la inclusión del sistema de físicas de Ageia, lo cual nos garantiza al menos que algunas cosas se comportarán como deben. En la demo hay que buscar, pero por suerte los hemos encontrado. Hay unos pocos elementos destruibles, como maderos, que forman parte de una estructura de madera. Al disparar a algunos y quebrarlos, parte de la estructura se ha venido abajo de una manera bastante coherente, dando una pequeña muestra de lo que se está implementando. Otro detalle, aunque este ya no tiene que ver con las físicas, es la técnica empleada en algunos elementos cuando les disparamos. En este caso, en la misma estructura de madera y piedra, si disparamos a estas últimas veremos un sistema de partículas que hace las veces de efecto destructor, lo que unido a cambios en la textura de la propia piedra hacen parecer que la estamos destruyendo. No va más allá, pero al menos no se limita a las típicas y sosas marcas de balas. Sin embargo hay otras partes del escenario donde ni siquiera dejaremos marcas, algo que, junto a la abundancia de apariciones de clipping y el horrendo efecto de fuego, denota el estado a medio hacer de esta demo.

    El modelado de los personajes es muy correcto, sobretodo en la calidad de sus texturas y el traje, aunque las caras son totalmente planas, sin detalles, pese a que lucen un buen aspecto. Lo mismo podemos decir de los enemigos. Las animaciones en general son bastante apropiadas, aunque no dejan de parecer toscas o repetitivas, cosa que notaremos enseguida al ver a los enemigos, que apenas hace otra cosa que correr, lanzarse a un lado o disparar.

    Cabe destacar que este juego nos va a llegar con un estupendo doblaje en castellano, con una amplia variedad de voces bien interpretadas y con ese toque de humor al que tan acostumbrados nos tienen desde Free Radical, sobretodo gracias a la anteriormente citada saga de Timesplitters. Los efectos de armas y explosiones cumplen, sin alardes, pero realizan su función.

    Jugablemente lo que más brilla con luz propia es la inclusión de modo multijugador en la propia demo, algo a lo que no estamos demasiado acostumbrados, pero que es de agradecer. El desarrollo de los acontecimientos tendrá lugar en la ya citada selva, de donde hemos de expulsar a unos rebeldes y recuperar un cargamente de valioso Néctar. Esta sustancia la podremos usar en nuestra calidad de soldados de Mantel y potenciará nuestros sentidos y nuestras aptitudes físicas, dotándonos de de mayor velocidad y mejoras en el apuntado, haciendo incluso que los soldados enemigos resalten con un brillo inconfundible del entorno.

    Este detalle es de los más originales pero no el único relacionado con la misteriosa sustancia. Si nos dan en la parte trasera del traje, este cambiará del color amarillo al rojo, y en pantalla veremos un mensaje que nos informa de una anomalía en la sangre al mismo tiempo que nuestra visión se emborrona y, en ocasiones, perderemos el control de nuestro personaje, que disparará sin previo aviso en cualquier dirección. Por suerte, esto durará poco y la situación se restablecerá a la normalidad en unos momentos. Otro efecto secundario se producirá cuando abusemos del Néctar más de lo necesario, momento en el cual tendremos fogonazos en que se ralentizará un poco la acción, dejaremos de oir y nuestra vista se nublará.

    Nuestros compañeros nos harán ver los estimulantes efectos del Néctar, dado que se comportarán impulsivamente, deseando entrar en combate, jactándose de cuantos rebeldes van a matar o lo bien que se sienten al hacerlo. Este aspecto viene a reflejar que estamos en un batallon de adictos, algo que podemos ver desde el primer momento y en todas las situaciones donde nuestros compañeros intervengan. Su inteligencia no va mucho más allá que la de los enemigos, pero tendrán mayor puntería y usarán el Néctar de vez en cuando, cubriéndose cuando sea necesario, aunque la responsabilidad de avanzar será nuestra y nos esperarán cuando sea necesario. Dispondremos de dos armas y granadas, aunque podremos recoger las que el enemigo deje caer cuando acabemos con ellos.

    Se nota, y bastante, que Haze no está enfocado como el clásico shooter en primera persona, sino con un aire más arcade y diferentes opciones que desequilibran las batallas llegado el caso. En todo caso, el modo online en la demo funciona excelentemente bien y es tan divertido o más que jugarla por uno mismo. Invitar a un amigo es tremendamente sencillo y se ha añadido la funcionalidad de acceder a nuestra lista para poder enviar mensajes desde dentro del juego, en lo que podría llamarse un acceso limitado al XMB desde dentro del juego. La invitación propiamente dicha se realiza ya dentro de la opción de campaña, donde podremos unirnos a una partida cooperativa o iniciarla nosotros mismos.

    Haze promete diversión y, si los aspectos gráficos suben su nivel como es de esperar, podemos estar ante un juego muy importante y, sobretodo, entretenido, con sus opciones online, su jugabilidad original y con la buena referencia que supone tener a Free Radical como sus creadores. La respuesta definitiva a si Haze se convierte en leyenda o un juego del montón, la tendremos a finales de este mes en nuestra tienda más próxima.


    Te puede gustar


    Comentarios

    GTA 5 Red Dead Redemption 2 Final Fantasy XV Kingdom Hearts 3 The Last of Us 2 God of War FIFA 17 Final Fantasy VII Remake Horizon: Zero Dawn