Reportaje

El universo de Mass Effect: el inicio de la leyenda

Las claves que convierten a Mass Effect en una saga única

Publicado por:   Redacción LaPS4.com
  • 16 11 5 0 17
  • Mass Effect Andromeda para PS4, Xbox One y PC llegará el próximo 23 de marzo, pero es necesario conocer los orígenes de esta epopeya espacial que se ha ganado, por méritos propios, colocarse entre las grandes sagas de la historia de los videojuegos. A lo largo de una serie de textos, repasaremos las claves de Mass Effect Andromeda y cómo las anteriores entregas juegan un papel vital de cara al nuevo juego de la saga.

    Mass Effect Andromeda está al caer, lo que supondrá que, por fin, podremos disfrutar en PS4, Xbox One y PC del juego que BioWare y Electronic Arts presentaron en el E3 del 2015 con un tráiler que nos dejó a todos sin sentido, gracias a una música que escondía más de un guiño y a la confirmación de que volveríamos a encarnar a un humano de la Alianza. O casi. ¿Por qué esto era tan especial para tantos jugadores? Poneos cómodos, porque arranca nuestra nave con las claves que convierten la saga Mass Effect en una leyenda.

    En noviembre de 2007 aterrizó en Xbox 360 y PC la primera entrega de Mass Effect, un videojuego que levantó gran expectación, ya que estaba firmado por los responsables de auténticas maravillas como Baldur's Gate o Star Wars: Caballeros de la Antigua República. De hecho, tras desarrollar el videojuego de Star Wars, el estudio canadiense aplicó muchos conceptos y, también, una mayor libertad creativa, a un nuevo proyecto.

    Así surgió Mass Effect, un videojuego de rol occidental que nos narraba las aventuras del comandante Shepard (se podía elegir género y aspecto, pero el apellido no cambiaba), un soldado humano convertido en Espectro que debía salvar a toda la Vía Láctea. ¿Vamos muy rápido? Empecemos por el principio, ya que el camino hasta Mass Effect Andromeda es bastante complejo.

    Efecto de masa


    La historia de Mass Effect es bastante rica, pero se podría decir que comenzó en el año 2147, cuando un grupo de exploradores humanos encontraron en Marte una tecnología que les permitía viajar a la velocidad de la luz. A partir de ahí, comenzaron a colonizar planetas hasta que dieron con el primer relé de masa, una enorme construcción con tecnología proteana (una especie que dominó la galaxia, pero se extinguió de manera misteriosa). Este relé permitía ''saltar'' a otro situado en otro punto de la galaxia de forma casi instantánea.

    Muy pronto, los humanos comenzaron a colonizar todo lo que veían hasta que, 9 años después, se toparon con los turianos, una especie extraterreste muy bien dotada para el combate. Tras un arduo enfrentamiento, la humanidad se dio cuenta de que no estaba sola en el universo y, previa tregua con los turianos, se unieron a la Ciudadela, una gigantesca nave-ciudad que representaba la cumbre de la convivencia entre diferentes especies.

    Todo iba bien en la galaxia, pese a algún rifirrafe entre especies, hasta que se descubrió una baliza en uno de los planetas controlados por la humanidad. Resulta que dicha baliza, al igual que gran parte de la tecnología que todas las especies utilizan, era proteana y ''auguraba'' el fin de todo lo conocido, algo parecido a lo que ocurrió con los proteanos hace 50.000 años.

    Shepard fue enviado a Eden Prime (el planeta donde se encontró la baliza) y, tras entrar en contacto con el dispositivo y ''conocer'' el destino del universo, se le encomendó la misión de evitar la catástrofe que provocara la desaparición de todas las especies. Para ello, el Consejo de la Ciudadela le otorgó el máximo rango al que un soldado puede aspirar, un rango que permite actuar sin límites: Shepard se convirtió en un Espectro.

    Proteanos y segadores


    Parece que vamos rápido, pero todo esto ocurre realmente en los primeros minutos de juego. Y es que la saga Mass Effect se caracteriza por tener un montón de historia que se cuenta tanto en la misión principal de cada uno de los tres juegos como en el trasfondo de las conversaciones, misiones secundarias y los documentos que vamos encontrando a lo largo de la historia.

    Aunque el planteamiento jugable cambió bastante de una entrega a otra, algo que trataremos más adelante, los tres juegos de la trilogía principal componían un arco argumental con principio (hechos de Mass Effect 1) y final (la controvertida conclusión de Mass Effect 3). En Mass Effect Andromeda iniciaremos un nuevo arco relacionado estrechamente con la trilogía Mass Effect, pero aparte en cuanto a desarrollo, al estar en otra galaxia a 600 años luz de la Vía Láctea.

    Y aunque no vamos a incurrir en spoilers, por si alguno no jugasteis a la saga Mass Effect en su día y lo estáis haciendo ahora (por ejemplo con la retrocompatibilidad de Xbox One con Xbox 360), sí es necesario contaros que en Mass Effect Andromeda diremos adiós a prácticamente todo lo que conocimos en la Vía Láctea. El cambio de localización no es tan nimio como un cambio de planeta o un saldo de 1 año a la velocidad de la luz. No, son 600, y por tanto nos encontraremos en una galaxia inhóspita que tendremos que colonizar.

    Aunque no será necesario jugar a los tres primeros Mass Effect para disfrutar de Andromeda, sí es algo que vale muchísimo la pena, ya que es vital para todo jugador que se precie conocer qué son los proteanos y segadores, así como disfrutar de la historia de Shepard y sus compañeros.

    Rol occidental en estado puro y su evolución en cada entrega


    La historia y la narrativa es algo fundamental en la saga Mass Effect (y parece que también lo será en Mass Effect Andromeda), pero también lo son el sistema de combate y el acercamiento de BioWare al rol occidental. Este campo no es algo nuevo para la compañía canadiense ya que, como os contamos antes, prácticamente inventaron el género (y lo perfeccionaron con juegos como Dragon Age: Inquisition), pero la evolución del estudio es muy clara si nos fijamos en la serie Mass Effect.

    En el primer juego nos encontramos con un título de rol puro y duro, que nos permitía controlar cada parámetro del combate (hasta decidir qué tipo de munición cargar en función de si el enemigo era orgánico o no). En el primer Mass Effect la colocación del personaje y los compañeros, así como el equipo, era más importante que la habilidad del jugador. El combate era... bastante tosco, por decirlo de alguna manera.

    Sin embargo, y aunque este apartado fue mejorando con cada entrega (acomodándose al estándar de los juegos de acción en tercera persona) y el apartado rolero más purista fue desapareciendo poco a poco, siempre se ha considerado Mass Effect como un ejemplo de equilibrio entre los mundos de la acción, la exploración y el RPG.

    Con Mass Effect Andromeda, se pretende mejorar estos tres apartados y llevarlos un paso más allá, algo en lo que incidiremos en próximos textos. El combate ahora no nos obliga a parapetarnos tras coberturas del escenario, sino que nos anima a combatir de una forma muy dinámica y ágil gracias al simple hecho de tener un impulsor que nos permitirá hacer un ''dash''.

    La exploración también se profundizará, al ofrecernos planetas repletos de elementos que nos animen a descubrir cada uno de sus rincones, y el apartado más rolero volverá a estar muy presente y será vital para conocer no solo a nuestros protagonistas, sino a los miembros de la tripulación (con quienes tendremos que interactuar para ganarnos su confianza) y al resto de personajes. ¡Ah! En términos jugables, parece que las pantallas con un montón de parámetros de ''evolución'' también estarán presentes.

    Adiós a la vía láctea


    Tras despedirnos de la Vía Láctea en Mass Effect 3, toca colonizar Andromeda. En Mass Effect Andromeda controlaremos a un equipo totalmente nuevo, pese a que tendremos compañeros de especies ya conocidas, y aunque antes hemos comentado que es un juego aparte de la trilogía original (lo cual es cierto), no deja de estar relacionado con ella.

    Y es que la Iniciativa Andromeda, el movimiento que impulsó a diferentes razas a explorar de forma conjunta una nueva galaxia, comenzó en algún punto entre los hechos de Mass Effect 2 y Mass Effect 3. Esto no se explicó en dichos juegos, pero seguro que ese dato compartido por BioWare tendrá su importancia en el juego final. ¿Qué conexión habrá entre Mass Effect Andromeda y los acontecimientos de la trilogía?

    Para conocer ese dato habrá que esperar a jugar al nuevo título de BioWare, pero el resto de datos esenciales para que conozcáis la motivación de nuestros personajes, las características del equipo y todo lo referente a la Iniciativa Andromeda los podréis descubrir a lo largo de los próximos días en una serie de reportajes que iniciamos hoy con este texto sobre ''el inicio de la leyenda''. Es hora de decirle ''adiós'' a Shepard y saludar a la familia Ryder, los nuevos protagonistas.


    Antonio Lopez
    Redacción LaPS4.com
    Central

    Noticias generales de la redacción


    Comentarios

    GTA 5 Red Dead Redemption 2 Final Fantasy XV Kingdom Hearts 3 The Last of Us 2 God of War FIFA 17 Final Fantasy VII Remake Horizon: Zero Dawn