Análisis

Análisis Digimon World: Next Order

El Mundo Digital hace aguas

Publicado por:   César Rebolledo Fecha: no
  • 24 61 14 1 67
  • Digimon World: Next Order
    JUEGO RELACIONADO

    Digimon World: Next Order

    Con la lógica exclusividad de la saga Pokémon para las consolas de la casa Nintendo, la compañía japonesa se marcó sin ningún tipo de duda un tanto impresionante. Pero su espejo y rival directo, pese a que no haya sido capaz de conseguir la gran relevancia del primero, es lógicamente Digimon. Se trata de dos productos muy similares, pero que al final no podrían ser más diferentes y la llegada de uno de estos juegos siempre es una buena noticia para aquellos que disfrutan en el mundo digital. Tal ha sido el caso de nosotros, los jugadores occidentales, que este pasado viernes podíamos por fin hacernos con la versión para tierras más allá de Japón de Digimon World Next Order. Después de pasar un par de días con estas criaturas, podemos por fin comentaros qué impresiones nos ha dejado el título.

    Vuelve al mundo digital

    La historia de Next Order, como os podéis imaginar, no es su punto más fuerte, ya que no es precisamente un título centrado en ofrecer una gran narrativa o tenernos pendientes de grandes traiciones y villanos carismáticos. Simplemente, nuestro protagonista (se nos da a escoger entre uno masculino y uno femenino) se ve arrastrado nada más empezar la aventura a un combate con nada menos que un Machinedramon. Aunque nuestro personaje tiene dos compañeros del mismo nivel, la cosa no termina especialmente bien. Así que acabamos en la habitual aldea con Jijimon, que nos explica que por algún motivo, los Machinedramon están apareciendo por diversos lugares del Mundo Digital. Nuestra misión es obvia: averiguar por qué estos poderosos monstruos están sembrando el caos y detenerlo.

    Por el camino, tenemos que ir recuperando, como siempre, a tantas criaturas como podamos para ir ampliando las instalaciones de la aldea, que también irá cambiando de aspecto a medida que vayan apareciendo nuevos habitantes. Pasamos de tener una choza y una pequeña cabaña de entrenamiento a un gimnasio de verdad, un hospital, un servicio de búsqueda de tesoros, campos de labranza (de carne)... No esperéis guiones de Óscar ni nada por el estilo, los que conozcáis estos juegos ya sabéis que se centran en darnos diversión por otro camino, no con una gran narrativa.

    La teoría de la evolución

    Ya desde el principio del juego, tenemos acceso a zonas como el típico bosque, cuevas, volcanes, montañas, tundras e incluso el "Cabo MOD". Este último lugar tiene barcos. Barcos piratas. Cabo MOD. Barcos piratas. Chiste malo. En cualquier caso, al poco de empezar a avanzar veremos que los enemigos suben de nivel, calidad y cantidad bastante rápido, así que toca hacer lo obvio: digievolucionar.

    Contaremos siempre con dos Digimon a nuestro lado y cuando cambien de forma, esta será permanente hasta que fallezcan o vuelvan a evolucionar. Como es lógico, no es posible introducir la mecánica de la serie de evolucionar sólo de forma temporal. Aquí muchos, sin duda, tendrán los odiosos recuerdos del Digimon World original, que te obligaba a dedicar horas de preciso entrenamiento si no querías que siempre acabaran convertidos en Numemon. Por suerte, en este caso la situación es infinitamente mejor. Cada Digimon, dependiendo de su nivel, tiene varios caminos posibles, cerrados, que seguir a la hora de digievolucionar y lógicamente alcanzar una u otra dependerá de nuestros stats al llegar el momento.

    La nueva aventura de Digimon también está disponible para PS Vita.
    La parte positiva es que a medida que felicitemos o regañemos a nuestros compañeros, estos nos "revelarán" los stats necesarios para cada una de las formas, lo que facilita las cosas a largo plazo. Pasar de la forma básica hasta la forma mega (lo que aquí se conocía como Cuerpo Perfecto) nos llevará cerca de una hora y media de entrenamiento aproximadamente. Es necesario gestionar todos los stats (desde los clásicos PS o FUE hasta dejar que nuestro Digimon se haga sus necesidades encima o no alcance un peso determinado) si queremos buscar la forma ideal.

    Una vez pasa un determinado tiempo, nuestra criatura fallecerá, dejando un digihuevo detrás de sí. Cada vez que esto suceda podremos escoger el digihuevo, lo que nos permite intentar mejorar las cosas con respecto a cómo las hemos hecho la vez anterior, o bien probar suerte con otro tipo de Digimon. Por la experiencia que hemos tenido, cuanto mejor tratas a tu Digimon más tiempo dura y una vez llega a la categoría definitiva (Cuerpo Supremo por estos lares), durarán bastante tiempo y nos pondrán las cosas fáciles en combate. Aunque estos no sean especialmente interesantes.

    La auténtica teoría del caos

    El combate podría haberse enfocado de otra manera o haberse pulido mejor.
    El gran problema de Digimon World Next Order es, para nosotros, el sistema de combate (aparte de su presentación visual). Para empezar, es muy caótico y complejo de dominar. Todo funciona de forma semiautomática, en unos escenarios de combate muy pequeños y que no permiten disfrutar mucho de los mismos, la verdad. Nuestros dos digimon se mueven por su cuenta y para darles órdenes, tenemos que pulsar el botón L1 o R1 (uno para cada Digimon). Se abrirá una rueda durante 5 segundos y tendremos que escoger la acción, que una vez elegida o cerrada la rueda, no podrá ser abierta otra vez hasta pasados unos segundos más. Nuestras opciones se irán ampliando a medida que avancemos, pero en general resulta confuso, incómodo y poco interesante.

    A la postre, para cuando tienes dos Digimon de nivel Mega o Definitivo, te limitas a dejar que las cosas simplemente avancen por su cuenta en los combates. Si acaso, de vez en cuando y cuando alcanzas los Puntos de Órden necesarios, usas la habilidad especial de la criatura, cosa que no pasa con frecuencia porque en términos generales, los combates suelen terminar antes de llegar a ese punto.

    No tiene el mejor apartado gráfico, pero gustará a los fans de Digimon.
    Si los Digimon son compatibles, podemos usar la Digievolución ADN para tener ventaja temporal e incluso en ocasiones, si somos derrotados, se puede producir algo que se llama Digievolución EXE. En nuestro caso sólo la hemos visto una vez, pero dos Miragegaogamon dieron lugar a un Imperialdramon FM que nos salvó el pellejo.

    Pero al final, lo único que te encuentres es que la dificultad de los jefes es un escalón simple y llanamente brutal con respecto a cualquier otro enemigo que te vayas cruzando hasta llegar a él, lo que resulta enormemente frustrante desde el punto de vista del jugador. No hay una progresión, sólo un muro con el que te darás una y otra vez hasta que tengas suerte.

    Prácticamente un paso atrás

    La gran ventaja de Next Order para muchos será, sin ninguna duda, la traducción al castellano. En algunos casos casi esperas que digan "Ahora déjame enseñarte cómo cambiar tu fiesta de compañeros", porque algunas de las localizaciones chirrían, pero es decente en términos generales. El sistema de digievolución, cuando llevas tan sólo unas cuatro o cinco horas de partida, empieza a resultar bastante cómodo al ir desbloqueando condiciones de cada posible camino a seguir por tus compañeros.

    No obstante, el para nosotros horrible sistema de combate es un error que puede hacer que más de uno lo abandone. Para empezar, le resta muchísima espectacularidad. Después de haber visto otros títulos de la marca Digimon en consolas y que apostaban por los turnos, ver estos combates semiautomáticos es un poco decepcionante.

    Esta nueva aventura cuenta con subtítulos en español, aunque no los veáis en la imagen.
    El apartado visual tampoco acompaña especialmente, sin duda afectado por la intención de querer hacer una especie de mundo abierto que realmente no lo es. Tras el magnífico Cyber Sleuth quizás el listón estaba un poco alto, pero es que el sistema no podría ser más incómodo, la verdad. En conclusión, es un juego para fans de la saga Digimon pero, en comparación, seguiríamos recomendando el del año pasado.

     

     

    75

    Veredicto

    Digimon World: Next Order es una forma diferente de enfocar la marca a la de Cyber Sleuth. Aunque podríamos pasar por alto el mejorable apartado visual, el sistema de combate es simplemente un error. Lo único que se salva es el sistema de digievolución, bastante cómodo, pero no se puede pretender estar únicamente buscando nuevas formas. Si queréis una buena e interesante aventura, seguimos recomendando el del año pasado.

    Comentarios

    GTA 5 Red Dead Redemption 2 Final Fantasy XV Kingdom Hearts 3 The Last of Us 2 God of War FIFA 17 Final Fantasy VII Remake Horizon: Zero Dawn