En colaboración con

Iniciar Registrarse 

Análisis Luftrausers (PS Vita)

Endemoniada acción con estética retro

Publicado por: Fecha: Hace 8 meses
Vlambeer es un reputado estudio indie fundado en 2010 y más conocido por videojuegos como Super Crate Box o Serious Sam: The Random Encounter. Entrando en terreno de dispositivos móviles, Ridiculous Fishing es quizás su obra más conocida. En esta ocasión se han animado a dejar caer una de sus joyas en PlayStation 3 así como en PlayStation Vita. Su nombre, Luftrausers.

En LaPS3 hemos tenido acceso a ambas versiones y hemos creído conveniente analizar la que mejor se adapta al estilo de juego de Luftrausers. En esta ocasión el veredicto irá enfocado a la versión portátil aunque debemos destacar que el videojuego es exactamente igual tanto en PlayStation 3 como PlayStation Vita.


Arcade intenso

Lo primero que llamará la atención a los lectores es quizás su aspecto retro. Bueno, más que la estética quizás su limitada paleta de colores que no estamos tan acostumbrados a ver. Luftrausers basa su estilo gráfico en ofrecer una experiencia monocromática, rizando el rizo en lo referente a lo añejo y retro. Para rematar, la totalidad del juego está realizado con pixels y mucha simplicidad, aunque no exenta de detalles. Vamos, que dentro de lo visualmente pobre por así decirlo nos encontramos con que tiene cierto encanto que nos ha encantado.

Pero como diría Jack el Destripador, vayamos por partes. Luftrausers es un videojuego claramente enfocado a ofrecer una experiencia arcade, algo que sus cortas partidas y su endiablada jugabilidad refuerzan sobremanera. El videojuego nos introduce a los mandos de un avión al que se le pueden añadir más características que botones tiene El Coche Fantástico. ¿Nuestra misión? Vaciar la pantalla de enemigos voladores y barcos varios a golpe de cruceta y del botón X antes de que nuestra vida llegue al límite. Por desgracia lo segundo será más habitual de lo que muchos pensáis.

Como ya habréis podido comprobar, los controles se limitan nada más que a un simple botón además del joystick analógico. Pero no os llevéis a engaños, su manejo es duro, muy duro. El juego juega (valga la redundancia) con la gravedad del aeroplano así como del impulso que se le haya otorgado y la dirección que hayamos tomado. Si tuviéramos que comparar la jugabilidad con algún juego ese sería sin duda Asteroids con toques de Resident Evil. Básicamente deberemos de impulsar al avión más que dirigirlo directamente.


El problema radica en que Luftrausers está plagado de enemigos con muy mala baba dispuestos a dejar el armazón de nuestro avión como un coladero cualquiera aparecido en algún restaurante de Pesadilla en la Cocina. Es ahí cuando el control nos hará sudar la gota gorda tratando de esquivar las decenas de balas que impedirán que reaccionemos rápidamente ante la búsqueda de una vía de escape. Mientras tanto podremos disparar en dirección a donde tengamos apuntado el morro del aeroplano para conseguir cadenas de combos que influirán en los objetivos de cada pantalla así como en la puntuación.

Cada pantalla cuenta con unos requisitos para completarse como por ejemplo matar 3 tipos de barcos o dar caza a 40 enemigos diversos. Suelen ser similares entre sí aunque barajando diversos números al mismo tiempo. Cada vez que completemos uno, se nos dará acceso a armamento o modificaciones para nuestro avión. Hay tres partes modificables del avión y cada una tiene su propio fin. Por ejemplo el morro acogerá modificaciones relacionadas con las armas, la parte central irá dirigida a la estabilidad y en la cola podremos regular la maniobrabilidad con diversos añadidos que nos darán rapidez y agilidad. En total serán más de 100 combinaciones las que harán estrujarnos los sesos para dar con nuestro avión predilecto.

Aunque gráficamente y dentro de lo que ofrece esté plagado de detalles como los reflejos en el agua, el humo o los surcos que dejamos con nuestro aeroplano si volamos a ras del agua, lo cierto es que la variedad de localizaciones brilla por su ausencia, limitándose única y exclusivamente a “apatrullar” por el mar y en 2D. Musicalmente hablando encontramos temas bastante trabajados, potentes y pegadizos propios de este estilo de juego y en consonancia con la estética retro. No estamos quizás ante los mejores temas que hayamos escuchado nunca pero tampoco desmerecen en absoluto.


Disparos finales

Luftrausers es perfecto para cortas sesiones de juego y por ende, para disfrutarlas mucho más con PlayStation Vita. Su dificultad es elevada y es en parte a su duro control. Está claro que Vlambeer ha querido homenajear a los juegos de la época. la versión para la portátil no tiene características táctiles o que aprovechen las funciones de la pequeña de Sony pero tampoco le hacen falta. Podemos entender que un título como este no necesite de múltiples escenarios pero tampoco comprendemos que todo transcurra en un único emplazamiento. Un par de localizaciones más hubiera sido la guinda que coronara este pastel. El videojuego ha llegado íntegro en inglés aunque sin mayores complicaciones. Dispone de opción cross-buy.

Veredicto

  • Arcade frenético endurecido por un estricto control. Perfecto para partidas rápidas y el complemento ideal para PlayStation Vita.


  •  

    Comentarios:


    72%
    Gráficos
    70%70%70%
    7
    Sonido
    70%70%70%
    7
    Jugabilidad
    80%80%80%
    8
    Satisfacción
    70%70%70%
    7

    -
    Nota media en metacritic.( Basado en 0 medios ).


    -%
    Nota de usuarios que han jugado a este juego.( Basado en - jugadores ).


     

    Amigos: PS3 | Gamewise | PSNow | © LaPS4.com 2006 - 2014 .Bienvenido a la revista lider de videojuegos de PS4