En colaboración con

Iniciar Registrarse 

Análisis Cloudberry Kingdom

Una aventura trepidante y variada en medio de un juego de plataformas clásico

Publicado por: Jordi Tudela Alcacer Fecha: El año pasado
Hoy en día los estudios pequeños son la salsa de la industria. Es innegable que lejos de los codiciados triple-A existe un mundo de juegos de pequeño formato que tratan de arriesgar en sus propuestas, recuperan géneros que no gozan del beneplácito del gran público y buscan ofrecer auténticos retos al usuario. Lejos de focos y escenarios, esta gente son los responsables de que podamos disfrutar de nuevos juegos de plataformas en 2D o aventuras gráficas de forma más o menos regular.

Muy probablemente, cuando hablamos de este tipo de estudios todos pensamos en clave PC pero, desde hace unos pocos años, el mundo de las consolas empieza a buscar nutrirse de las ideas que surgen de esta comunidad. No en vano vimos a Johnathan Blow, creador de Braid, en la primera presentación de Playatation 4.


En este caso, tenemos entre manos Cloudberry Kingdom, un título que surge de las mentes Jordan Fisher y TJ Lutz, dos amigos que tuvieron la idea de crear un juego de plataformas capaz de plantear niveles generados de forma dinámica. Es decir, el motor tras este proyecto es capaz de generar pantallas de forma aleatoria que el usuario sea capaz de completar. Con este objetivo en mente, fundaron Pwnee Studios y lograron captar la atención de Ubisoft.

Plataformas de corte clásico que hace de la velocidad su bandera

En esencia, Cloudberry Kingdom es un juego de plataformas en 2D de corte clásico. Controlamos a un personaje cuya misión es cruzar niveles de punta a punta recogiendo cristales, sorteando obstáculos y evitando morir. Para ello podremos movernos a izquierda o derecha y saltar.

Pese a lo simple que pueda parecer esto, los chicos de Pwnee se han ocupado de aderezar el juego con algunas características interesantes. La primera que cabe destacar es el nivel de personalización. No solo podremos cambiar ligeramente el aspecto de nuestro personaje ya sea poniéndole un sombrero de copa o un bigote de vaquero (cosa que no afecta en nada a la jugabilidad), sino que también se han añadido una serie de artilugios que permitirán a nuestro héroe propulsarse con el JetPack, saltar más alto cuando es diminuto, manipular la gravedad o girar atado a una rueda.



Cada uno de estos artilugios lleva a encarar los retos de formas totalmente distintas y es sorprendente como el sistema que genera los niveles, logra presentarlos de forma que, a medida que aumentamos el nivel de dificultad, resultan cada vez más rápidos y trepidantes. El lema aquí es “ves rápido y con decisión” y es que en ocasiones nos encontraremos con pantallas plagadas de obstáculos y, con los mandos en la mano, un poco de coraje y unos buenos reflejos, lograremos llegar a nuestro destino de forma casi instintiva. Si en algún punto nos ha llegado a sorprender Cloudberry Kingdom es que es un juego verdaderamente trepidante, de estos que te provocan una buena subida de adrenalina y te mantienen enganchado a la pantalla.

Además, el juego goza de varios modos de juego para retar al usuario. En primer lugar, tenemos un modo historia que empieza con nuestro héroe fracasando al intentar rescatar a la princesa, así que el malo se la lleva a otra parte. En realidad, este planteamiento tan manido sólo sirve de excusa para ofrecernos un estilo de juego que nos va presentando los distintos accesorios poco a poco y nos muestra retos crecientes en dificultad para ir tomando contacto con lo que este título puede ofrecer.

Luego, para usuarios más atrevidos existe el modo arcade con cuatro sub-modos de juego: Escalación, en el que deberemos superar el máximo número de pantallas posible con un accesorio determinado; Tiempo en Crisis, es decir, el típico modo contrarreloj en el que deberemos superar el máximo número de pantallas posible antes de que se agote el tiempo y teniendo en cuenta que recoger cristales nos aporta segundos extra; Héroe Rush, que es parecido a Tiempo en Crisis pero, en este caso, el accesorio que llevamos en cada pantalla es aleatorio y, finalmente, Hibrido Rush, el caos personificado donde no sólo tienes el poder de un accesorio sino que se combinan varios, el modo contrarreloj definitivo.


Para terminar los modos de juego, tenemos el modo libre en el que mediante unos simples controles podremos configurar cómo deseamos que sea el nivel. Podremos elegir la dificultad, el accesorio, la largada del nivel, el lugar que ambiente la pantalla y la cantidad de puntos de guardado. El sitio ideal para trastear un poco y probar el nivel “grosero”.

Para cerrar el apartado de la jugabilidad, destacar brevemente el modo multijugador y es que si este juego ya es absorbente cuando se juega en solitario, se transforma en la plataforma ideal para picarte con hasta tres amigos. Con cuatro personajes en pantalla, la esencia ya caótica de Cloudberry Kingdom se ve elevada a la enésima potencia.

Comentarios:


72%
Gráficos
65%65%65%
6.50
Sonido
60%60%60%
6.00
Jugabilidad
82.5%82.5%82.5%
8.25
Satisfacción
82.5%82.5%82.5%
8.25

-
Nota media en metacritic.( Basado en 0 medios ).


-%
Nota de usuarios que han jugado a este juego.( Basado en - jugadores ).


Índice del Artículo


Desarrolador:Por determinar
Distribuidor:Ubisoft
Género:Plataformas
Temática:Animacion

72/100

--%

--%
 

Amigos: PS3 | Gamewise | PSNow | © LaPS4.com 2006 - 2014 .Bienvenido a la revista lider de videojuegos de PS4