En colaboración con

Iniciar Registrarse 

Análisis Dragon's Dogma: Dark Arisen

El broche de oro a todo el universo de Dragon's Dogma

Publicado por: Fecha: El año pasado
En más de una ocasión hemos hablado largo y tendido de la crisis creativa que sufre la industria japonesa en algunos de sus géneros más característicos. En concreto, el rol en general se ha visto superado en multitud de ocasiones por los estudios homónimos occidentales, estableciéndose éstos como referencia principal en esta serie de juegos. Sin embargo, de vez en cuando se ven retazos de un tiempo pasado que fue mejor, con títulos de la talla de Ni no Kuni: La Ira de la Bruja Blanca que volvían a las raíces del JRPG para tratar de rescatar las virtudes de este género; o los juegos de From Software, tanto Demon’s Souls como Dark Souls, que han marcado un antes y un después en la complejidad de los Action-RPG.

En estas vicisitudes y con problemas a todos los niveles en la mayoría de distribuidoras japonesas, aparecía Dragon’s Dogma de la mano de Capcom a mitad de 2012 para, de nuevo, intentar buscar el éxito en las bases más clásicas que han sustentado siempre a los RPG. De hecho, un poco la prioridad en la forma de jugar se veía representada en lo poco cuidados que aparecían ciertos aspectos, como venía a ser el apartado técnico o una trama argumental que apostaba por la impresionabilidad que podían generar ciertos elementos místicos, en lugar de una profundidad que no existía.



Con esto, y con un éxito relativo y acorde a lo antes comentado, el juego gozó de un reconocimiento notable por parte de la crítica que veía en las intenciones del desarrollo una propuesta sumamente atractiva y bien llevada a cabo. La variedad de armas, el buen funcionamiento de las clases, sus correspondientes habilidades, el uso de los objetos y, sobre todo, la variedad y multitud de misiones secundarias, hacían de Dragon’s Dogma un título bien equilibrado y que garantizaba horas y horas de diversión a raudales.

Sin embargo, los periplos del Arisen no acabarían justo en aquella aventura, pues poco se tardó en anunciar una expansión que saldría a la venta junto al juego inicial en lo que se ha acabado conociendo como Dragon’s Dogma: Dark Arisen. Una edición completa que incluye una nueva aventura en el mismo disco al reducido precio de 29’95€. Un motivo más para seguir disfrutando de estas opciones de juego ampliando adecuadamente ciertas características, pero cambiando el marco escenográfico para transmitir la sensación de una adición que se presenta como total complemento a lo ya visto.

Conservando defectos, potenciando virtudes

Sin más motivo aparente que cierta escena de vídeo que nos induce a acercarnos a investigar al pequeño puerto pesquero de Cassardis donde se daban lugar los primeros acontecimientos de Dragon’s Dogma, dará comienzo una aventura alternativa que no poseerá mayor motivación para adentrarnos en ella que el simple y enigmático diálogo con una mujer que otea el horizonte del mar que se extiende ante ella. Olra nos invitará a aceptar una misión que nos llevará a tierras desconocidas, en la misteriosa isla de Bitterblack donde tendrá lugar toda la historia perteneciente a dicha expansión.


El asunto de la historia, su peso y las herramientas argumentales de las que se hace uso en este juego nunca han representado una vertiente trabajada que insuflara un extra de valor a todo lo que conformaba su conjunto. Casi más que el mediocre acabado gráfico se echó en falta una historia cautivadora, o al menos una marcada personalidad en aquellos seres que nos rodeaban, pero sobre todo en nosotros mismos. El riesgo de difuminar el carácter del protagonista suele estar en que el resto de actores de nuestro alrededor compense de alguna manera esa carencia, viviendo a través de ellos los sucesos que se vayan sucediendo encada ocasión. Esto ni ocurría entonces ni ocurre ahora. Tal vez por asuntos jugables como la existencia de los peones, o tal vez por decisión propia en el desarrollo, pero lo cierto es que sigue siendo un elemento que lastra significativamente la columna del “debe” y que se presta a ser revisado para futuras e hipotéticas entregas futuras.

En cambio, un elemento tan poco cuidado a veces como es la contextualización sí gozará de un nivel bastante alto en todos los aspectos -a excepción del ya antes nombrado pobre acabado gráfico-. El hecho de que las texturas o los modelados de los personajes no tengan la calidad que sí podemos ver en juegos de todo tipo a estas alturas de generación, no significa que no se pueda alabar un apartado artístico y sonoro que revela un concienzudo trabajo a la hora de dar sentido y personalidad al lugar en el que vamos a estar peleando durante muchas horas.

Esto se debe no sólo al carácter de cada uno de los elementos que sirven de atrezzo o a la propia naturaleza de la misteriosa isla, sino también a la cantidad de objetos que pueblan ahora el recorrido. Dragon's Dogma aquejaba de ciertos problemas en la cantidad de objetos que podían ir poblando el avance. Seguramente la importancia del mundo abierto fuera la causante de esta sensación pero, fuese como fuere, esta vez ocurrirá todo lo contrario, encontrando en cada una de las habitaciones, salas y zonas en general una riqueza bastante elevada que otorga fuerza a la fachada general que acaba luciendo esta expansión.


A ello también ayuda la imponente pose de ciertos enemigos que nos dejarán la boca abierta dado su aspecto y comportamiento, un hecho que no supone un cambio drástico con respecto a lo visto anteriormente, pero si afianza una de las virtudes que poseía el juego original. Y en la misma línea además actúan los efectos de sonido, de nuevo importantes en la ambientación de la aventura. Pero si hay algo que destaca sobremanera en esta vertiente es una banda sonora que acompaña de manera ideal toda la aventura. La melodía dinámica que impregna cada lugar se podría decir que marcará mucho la percepción que el jugador puede tener de todo lo que acontece en Dragon’s Dogma: Dark Arisen. Además, como novedad podremos optar por las voces en japonés, una opción interesante y que remarca el estilo oriental del juego.

Comentarios:


80%
Gráficos
77.5%77.5%77.5%
7.75
Sonido
80%80%80%
8.00
Jugabilidad
80%80%80%
8.00
Satisfacción
82.5%82.5%82.5%
8.25

-
Nota media en metacritic.( Basado en 0 medios ).


83%
Nota de usuarios que han jugado a este juego.( Basado en 378 jugadores ).



 
Página 1 de 2 1 2

Amigos: PS3 | Gamewise | PSNow | © LaPS4.com 2006 - 2014 .Bienvenido a la revista lider de videojuegos de PS4